6 de noviembre de 2016

En la víspera de la Revolución (palabras de Lenin del 24 de octubre / 6 de noviembre )

«¡Camaradas!:

Escribo estas lineas el 24 por la tarde. La situación es crítica en extremo. Es claro como la luz del día que hoy, en verdad aplazar la insurrección es la muerte. Quiero, con todas mis fuerzas, convencer a los camaradas de que hoy todo pende de un hilo, de que al orden del día hay cuestiones que no pueden resolverse por medio de conferencias ni de congresos (aunque fueran, incluso,congresos de los soviets), sino únicamente por los pueblos, por las masas, por medio de la lucha de las masas armadas. La korniloviada, inspirada por la burguesía, y la destitución de Verjovki demuestran que no se puede esperar. 

Imagini pentru lenin octubre
Es necesario, a cualquier precio, arrestar al gobierno esta tarde, esta, después de haber desarmado a los junkers (después de vencerlos, si oponen resistencia), etc...¡No se puede esperar! ¡Nos expondremos a perderlo todo! ¿Qué se conseguirá con la toma inmediata del poder? Proteger al pueblo (no al Congreso, sino al pueblo al ejército, y a los campesinos en primer término) contra el gobierno kornilovista, que ha arrojado de su puesto Verjovski y ha urdido en segunda conspiración kornilovista. 

¿Quién ha de hacerse carga del Poder? Esto, ahora no tiene importancia: que se haga cargo el Comité Militar Revolucionario u otra institución que sólo entregará el poder a los auténticos representantes de los intereses del pueblo, de los intereses del ejército (inmediata oferta de paz), de los intereses de los campesinos (inmediata toma de posesión de la tierra, abolición de la propiedad privada); de los intereses de los hambrientos. 

Es necesario que todos los distritos, todos los regimientos, todas las fuerzas, sean inmediatamente movilizas, y que envíen sin demora delegaciones al Comité Militar Revolucionario, al Comité Central Partido Bolchevique, exigiendo imperiosamente que de ninguna manera se de deje el poder en manos de Kerensky y compañía hasta el 25; bajo ningún pretexto. Es menester que la cosa se decida a cualquier precio esta tarde o esta noche. La historia no perdonará ninguna dilación a los revolucionarios que hoy pueden triunfar (y que triunfarán hoy con toda seguridad) y que mañana correrán el riesgo de perder mucho, tal vez de perderlo todo. 

Si hoy nos adueñamos del poder, no nos adueñamos de él contra los soviets, sino para ellos. La toma del poder debe ser obra de la insurrección; su meta política se verá clara después de que hayamos tomado el poder. Aguardar la votación incierta del 25 de octubre sería echarlo todo a perder, sería un puro formulismo; el pueblo tiene el derecho y el deber de enseñar el camino a sus representantes, sin detenerse a esperar lo que piensen ellos. 

Así lo ha demostrado la historia de todas las revoluciones, y los revolucionarios cometerían el mayor de los crímenes si dejasen pasar el momento, sabiendo que de ellos depende la salvación de la revolución, la oferta de paz, la salvación de Petrogrado, el librarse del hambre, la entrega de la tierra a los campesinos. El gobierno vacila. ¡Hay que acabar con él, cueste lo que cueste! Demorar  la acción equivale a la muerte».

Lenin, 6 de noviembre (24 de octubre) de 1917.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...