28 de mayo de 2016

Manuales procedentes de las masas (La Gran Revolución Cultural y la Educación)

Manuales procedentes de las masas” es un artículo del periódico Guanguing del 18 de Diciembre de 1973 y reproducido en el libro Mao Tse-tung y otros autores. Enseñanza y revolución en China, Edición a cargo de Joan Senent-Josa, Editorial Anagrama, Barcelona 1977, pp. 288-291.

En el articulo, se repasa la apertura de la educación a la clase obrera durante la Gran Revolución Cultural Proletaria China, centrándose en la elaboración de manuales por profesores pero con la colaboración de trabajadores y campesinos, en el marco de la imprescindible eliminación progresiva de la división del trabajo para construir una sociedad realmente socialista en el camino hacia el comunismo.

Ya Engels en sus Principios del Comunismo, escribía sobre la necesidad de la abolición de la división del trabajo para el desarrollo de la sociedad socialista: 

"Por consiguiente, desaparecerá del todo la división del trabajo, minada ya en la actualidad por la máquina, la división que hace que uno sea campesino, otro, zapatero, un tercero, obrero fabril, y un cuarto, especulador de la bolsa. La educación dará a los jóvenes la posibilidad de asimilar rápidamente en la práctica todo el sistema de producción y les permitirá pasar sucesivamente de una rama de la producción a otra, según sean las necesidades de la sociedad o sus propias inclinaciones. Por consiguiente, la educación los liberará de ese carácter unilateral que la división actual del trabajo impone a cada individuo. Así, la sociedad organizada sobre bases comunistas dará a sus miembros la posibilidad de emplear en todos los aspectos sus facultades desarrolladas universalmente".

La Gran Revolución Cultural quiso avanzar hacia el Comunismo enfrentandose a la resistencia creciente de las pervivencias burguesas e intentando seguir los consejos de Engels, Marx o Lenin, bajo la batuta de Mao Tse Tung, reforzando la lucha de clases,  también en el ámbito clave de la educación de los obreros y campesinos chinos, con la finalidad de acabar con la división del trabajo y, en paralelo, seguir avanzando en la construcción del Socialismo.

MANUALES PROCEDENTES DE LAS MASAS


"También en este terreno ha sido necesario un importante movimiento de masas para criticar el sistema antiguo. Si anteriormente unos pocos especialistas redactaban a puerta cerrada el material de enseñanza, actualmente los profesores colaboran con los obreros, campesinos y soldados y especialistas, en la redacción de los manuales.

Por eso, los profesores se han dedicado a realizar estudios políticos profundos y han participado en el trabajo práctico en la base. Casi la mitad de los profesores de enseñanza superior colaboran en esta tarea. En la Universidad politécnica de Tsiunghua (Pekín) el 54% del total de los profesores se ha dedicado a ella

Se han publicado de este modo 12.000 manuales. Muchos ejemplos ilustran la magnitud del esfuerzo:

-El manual sobre la fundición del acero empleado en el Instituto industrial del Nordeste ha asido concebido por 8 profesores con la ayuda de obreros que trabajan en diversas fábricas. Sólo después de numerosas encuestas, confrontación de experiencias, análisis y balances han redactado su manual. Han participado en este trabajo un 75% de profesores jóvenes, junto a otros viejos y de mediana edad.

-El campesino Li Fu-j, profesor de agronomía en Anhui, ha actualizado recientemente sus notas relativas a una experiencia de varios años; una vez redactadas, constituyen un buen manual sobre los métodos tradicionales de medicina veterinaria. Esta valiosa contribución ha sido ya difundida por toda China.

Los manuales copiaban antes las experiencias del extranjero aunque estuvieran alejadas de la realidad china; además daban paso a una ideología llena de metafísica (separaban el mundo de las ideas del mundo de la realidad). Por el contrario, el contenido de los nuevos manuales, tiene en cuenta las experiencias nacionales, los descubrimientos e innovaciones realizadas durante la lucha de clases y la lucha por la experimentación científica. Estos libros satisfacen así las necesidades del proceso revolucionario y de la edificación socialista.

Dos rofesores de la Universidad de Zhongshan han visitado una docena de distritos de la provincia para recopilar la experiencia adquirida por los campesinos en la táctica de “combatir los insectos con los insectos o con las bacterias” y otros hallazgos de las masas. Estos manuales sirven para los estudiantes y para obreros y campesinos.

Desde 1969 un grupo de profesores del Instituto agronómico de Zhejiang ha recorrido 26 distritos de esta provincia productora de seda para tomar nota de las técnicas de la cría de gusanos de seda.

Posteriormente ha efectuado el balance de esta amplia encuesta y después de trabajos y estudios numerosos ha redactado junto con los campesinos un nuevo manual: así se ha podido romper con la eterna rutina.

Que lo antiguo sirva a lo nuevo, que lo extranjero sirva a lo nacional. Este principio permite combinar la experiencia empírica de los antiguos con las nuevas técnicas, las aportaciones del extranjero con los descubrimientos de las masas. Y los nuevos manuales lo demuestran, ya que se encuentran también en ellos las antiguas técnicas recuperadas en los viejos libros, junto a experiencias extranjeras que han demostrado ser eficaces.

Otra particularidad de los nuevos manuales es que quieren romper las cadenas de las teorías idealistas, utilizar el materialismo histórico y el materialismo dialectico para revelar las leyes que rigen las ciencias sociales y las ciencias naturales.

Los profesores de la facultad de Historia de la Universidad de Pekín acaban de escribir una Breve historia mundial basada en el materialismo histórico. Partieron, para ello de una dura crítica de los viejos manuales, sobre todo de la idea de “conciliación de clases”. La historia debe estar apoyada por el concepto de clase; no la escriben los emperadores ni los reyes sino que la crea el pueblo trabajador.

Otro vicio de los libros anteriores a la revolución cultural era “el euro-centrismo”. Si Europa es concebida como ombligo del universo, no se puede explicar la verdadera historia de los pueblos

Los profesores del Instituto médico de Jihin, antes de aceptar el nuevo manual de patología han criticado el materialismo mecanicista en este terreno. Y mediante el materialismo dialéctico han explicado las causas de las enfermedades, su evolución y sus consecuencias, y establecen las relaciones dialécticas entre las causas externas e internas, los aspectos particulares y el conjunto

Cualquiera que sea su tema, estos manuales respetan el principio “poco pero bien”, ya que deben facilitar el estudio. A este respecto, la universidad obrera “21 de Julio” de la fábrica de máquinas-herramientas de Shanghai, ha criticado además los viejos manuales porque contenían demasiadas cosas, haciéndolos complicados sin motivo. En efecto, un conjunto coherente había sido subdividido en unas treinta normas diferentes. Tras realizar un análisis, en función de sus propios objetivos de formación, se ha reducido a 7 ramas los gruesos volúmenes. Para lograrlo, se han fusionado varias materias en una sola, aunque sin dejar por ello de añadir nuevos datos.

Estos manuales contribuyen a elevar en una importante proporción la calidad de la profesores, pues, aun respetando el principio “poco pero bien”, sus autores se preocupan por formar a los alumnos para que adquieran la capacidad de analizar y resolver los problemas.

La tarea de revisión de los manuales apenas si acaba de empezar. Los profesores de las escuelas superiores, junto a los obreros, campesinos y soldados, no cesan de acumular una práctica, de mejorar los manuales recientemente publicados y seguir redactando otros".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...