31 de diciembre de 2018

2019: Por el Socialismo y la autodeterminación de los pueblos




!Cuánto te echamos de menos, Unión Soviética!

Imagini pentru union sovieticaHace 96 años, un 30 de diciembre de 1922, se fundó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.La URSS llevo a la clase trajadora, no solo soviética, sino mundial, a su más alto nivel de derechos laborales y sociales.

En solo 30 años, ya era una potencia mundial militar, económica, social y cultural, siendo la potencia que derrotó al fascismo en la Segunda Guerra Mundial gracias al apoyo y dirección de su clase trabajadora y de millones de partisanos comunistas en todo el mundo.

 A continuación, el himno de la Unión Soviética, sin la censura de los nombres de Stalin (que impusieron los revisionistas tras su muerte), ni de Lenin (realizada tras la reinstauración de la barbarie capitalista en 1991 y que se sigue imponeniendo todavía a a sus trabajadores en la Federación Rusa).

!Viva la patria de la clase obrera! !Abajo los explotadores!

 !Unión Soviética, cuánto te echamos de menos!
 

28 de diciembre de 2018

El incendio, Miguel Hernández

Imagine similară
Miguel Hernández en Rusia, 1937
Miguel Hernández es un poeta que jode mucho a la burguesía, obligada a leerle porque ha sido y es el gran poeta del pueblo, de los trabajadores del estado español, forzada por ello a hacer esfuerzos indecibles para neutralizar su esencia de militante comunista, de fiero guerrillero antifascista, enemigo de los parásitos que viven del trabajo de la clase obrera y campesina.

Compartimos a continuación, en unos momentos en los que vivimos la euforia fascista en el país donde Miguel Hernández combatió para acabar con toda huella fascista y construir el Socialismo, uno de sus poemas más incendiarios (y tiene muchos).

En El incendio, Miguel Hernández utiliza sus versos-ráfagas de ametralladora para homenajear a Lenin y a la Unión Soviética, anhelo de liberación de la clase trabajadora y campesina mundial (en realidad, de todos los oprimidos del mundo entonces y siempre). Recuerda con sus palabras, dando la buena nueva, que, ante la ofensiva fascista, "se propaga la sombra de Lenin, se propaga", aplastando "las miserias", "como un sol que eclipsa las tinieblas".

La esperanza del poeta del pueblo fue ahogada en sangre por los mismos que nos siguen pisoteando hoy, mientras el estado nacido de los acuerdos entre franquistas y oportunistas en el 78, tras la muerte del sanguinario General Franco, se sostiene y hunde sus cimientos en una tierra plagada de fosas comunes en las que aquellos que, como Miguel Hernández, dieron un día su vida por un mundo sin explotación del hombre por el hombre.

Los que allí yacen, siguen esperando que sus nietos vuelvan a levantar la antorcha de Lenin y a llenar de hogueras todos los pueblos de España, para acabar con la plaga de chupasangres de la burguesía y el capital (es decir, con los fascistas, pues bien sabía nuestro poeta que un burgués lleva dentro siempre dispuesto a morder el veneno del fascismo). Esperan la respuesta a la pregunta que Miguel Hernández lanzaba a sus contemporáneos y que señalaba hacia Rusia (que había visitado en 1937) como el camino a seguir para conquistar la emancipación, pregunta que es tan válida hoy como entonces, en el Centenario del triunfo de la clase trabajadora en Rusia y la Revolución Soviética:"¿Por qué no lleváis dispuesta, contra cada villanía, una hoz de rebeldía, y un martillo de protesta?"

El incendio

Europa se ha prendido, se ha incendiado:
de Rusia a España va, de extremo a extremo,
el incendio que lleva enarbolado,
con un furor, un ímpetu supremo.
Imagini pentru cartel revolucion rusa

Cabalgan sus hogueras, 
trota su lumbre arrolladoramente,
arroja sus flotantes y cálidas banderas,
sus victoriosas llamas sobre el triste occidente.

Purifica, penetra en las ciudades,
alumbra, sopla, da en los rascacielos,
empuja las estatuas, muerde, aventa:
arden inmensidades
de edificios podridos como leves pañuelos,
cesa la noche, el día se acrecienta.

Cruza un gran tormenta
de aeroplanos y anhelos.
Se propaga la sombra de Lenin, se propaga,
avanza enrojecida por los hielos,
inunda estepas, salta serranías,
recoge, cierra, besa toda llaga,
aplasta las miserias y las melancolías.

Es como un sol que eclipsa las tinieblas lunares,
es como un corazón que se extiende y absorbe,
que se despliega igual que el coral de los mares
en bandadas de sangre a todo el orbe.

Es un olor que alegra los olfatos
y una canción que halla sus ecos en las minas.

España sueña llena de retratos
de Lenin entre hogueras matutinas.

Bajo un diluvio de hombres extinguidos,
España se defiende
con un soldado ardiendo de toda podredumbre.

Y por los Pirineos ofendidos
alza sus llamas, sus hogueras tiende
para estrechar con Rusia los cercos de la lumbre.

24 de diciembre de 2018

Deberes y derechos del miliciano de la República



Durante la Guerra Civil Española, el Departamento Provincial de Guerra de la República elaboró un decálogo de Derechos y Deberes del Miliciano, que todo soldado antifascista al servicio de la República debía conocer y acatar de buen grado, incluso las sanciones que derivasen por el incumplimiento del mismo. 

Las premisas expuestas en el decálogo eran las siguientes: 

PRIMERA. - Libre y voluntariamente acepto el ingreso en las Milicias, reconociendo una disciplina que me obliga a no abandonar por ninguna causa, el servicio y la formación militar.

Imagini pentru milicianos republicanos dibujos
SEGUNDA. - Reconozco el mando del camarada que libremente ha sido elegido por nosotros para Jefe de Grupo y acataré en todo momento sus órdenes, contribuyendo a que los demás también las cumplan.

TERCERA. - Me obligo a permanecer en filas mientras dure la campaña, aceptando que los relevos se hagan cuando lo ordene la Comandancia.

CUARTA. - Reconozco como necesario que el miliciano que abandone los puestos a que ha sido destinado o que hiciese con su comportamiento una labor desmoralizadora en las Milicias sea expulsado de ellas y, en los casos graves, sufra la sanción más extrema, siendo el Tribunal creado por la Comandancia el encargado de apreciar los motivos y ordenar sobre la suerte del acusado, sin perjuicio de que en los trances de urgencia el Jefe de la columna y hasta los de Grupo tienen potestad para resolver el acto.

QUINTA. - Acepto que el miliciano que se volviese en actitud agresiva a los Jefes de columna o grupo al intentar aquellos imponer sanciones, sea juzgado inmediatamente como comprendido en gravísimo delito.

SEXTA. - Con conocimiento de que soy defensor de la causa del pueblo, acepto que al miliciano que cometa actos de pillaje, que desprestigien a nuestra clase, según los casos, debe ser sancionado, llegando al máximo rigor.

Lo mismo en cuanto se refiere a actos de venganza personal, violaciones, malos tratos a las gentes de los pueblos ocupados, de embriaguez en actos de servicio, y de aquellos otros que atenten contra la moral y los principios de la muy noble y honrada causa que defendemos.

SEPTIMA. - Reconozco que por muchas que sean las privaciones no se debe abandonar jamás el puesto asignado, pues en caso de aislamiento, de falta de alimento u otros se procurará, por todos los medios, enviar enlace a las fuerzas más próximas, permaneciendo en su puesto los demás.

OCTAVA. - Prometo ser en toda ocasión un activo miliciano, severo intérprete de las normas militares, voluntariamente admitidas, y ser ejemplo de combatividad y sacrificio.

NOVENA. - Doy mi asentimiento al decreto del Gobierno en que se fija la asignación diaria de 10 pesetas para los milicianos, y me acojo asimismo a los beneficios que me confiere el decreto del 27 de agosto último.

DÉCIMA. - En estos momentos para mí no existe más que una sola consigna: VENCER UNIDOS AL FASCISMO. Esta aspiración franca y decidida determina el que yo luche con fervoroso entusiasmo, prestigiando los ideales de liberación.

Fuente: Espina Roja

!Feliz mundo nuevo por conquistar!


6 de diciembre de 2018

RBC: Mitin internacionalista sobre la India





El talón de hierro, de Jack London

"Acordaos- gritó con voz que dominó el tumulto-, ya que no mostráis ninguna piedad para el proletariado, de que éste, un día, no la tendrá con vosotros".

El talón de hierro es una magnífica obra de Jack London, que debería ser lectura obligada en todos los colegios del mundo (lo que pasa es que enseñar desde la infancia qué es realmente el capitalismo no conviene a la oligarquía económica). La obra no es solamente una joya literaria, sino que se trata de una de las mejores distopías o novelas de anticipación social, en la que se describe (la novela fue publicada en 1908) como el capitalismo se va transformando en una gran red de control social que acaba poniendo en manos de unos pocos toda la economia, la política, los medios de información, la justicia y, en general, todo el poder.

La descripción de lo que London llama El Talón de hierro, es decir, el régimen creado por la
plutocracia que somete a la clase trabajadora a su total dominio, se parece increiblemente a lo que sufrimos hoy en dia; la novela podría, no obstante, haber sido publicada ayer mismo pues es de total actualidad.

Se trata de una novela de ficción, y fue siempre considerada como una premonición de los fascismos de la Europa de entreguerras. En realidad, y con nuestra perspectiva histórica, podemos afirmar que llega mucho más lejos, pues no es muy distinto lo que en ella se esboza a lo que estamos viviendo en la actualidad. El ritmo de degradación que están sufriendo los derechos humanos, económicos y sociales en las así llamadas, no se sabe muy bien por qué, democracias occidentales, nos muestra que el despotismo y la violencia social que dibuja London en su obra no está tan lejos.

La novela se presenta como un texto semiautobiográfico escrito por un protagonista de la misma. Se trata de las memorias de Avis Everhard, esposa del líder revolucionario Ernest Everhard, refiriendo en primera persona los iniciales intentos abortados por destruir al Talón de Hierro. Está dividido en capítulos, y se encuentra inconcluso, presumiblemente porque fue interrumpida por una incursión de las tropas del Talón de Hierro. Adicionalmente, contiene notas a pie de página redactadas por un tal Anthony Meredith, estudioso de la historia del siglo XX, contemporaneo del tiempo en el que el Talón de Hierro ya había sido derrotado, que hace la edición del manuscrito recuperado.

Las profecias de London son increiblemente realistas, no solo en lo evidente, como la acumulación de la riqueza en pocas manos o el control de los medios de información, la cultura o la justicia por los grandes capitalistas, algo propio e inevitable en el desarrollo del sistema, como ya analizara metódicamente, Marx y Engels, a los que London, militante socialista, había leído con seguridad. También acierta en detalles sorprendentes, como el gran desarrollo del arte individualista en el periodo de entreguerras, como consecuencia del exceso de beneficio que los grandes capitalistas tenían que gastar, o el estallido del consumismo para los oligarcas y sus lacayos, muchos de ellos miembros de la clase trabajadora, y el enorme desarrollo de las obras públicas, del turismo o del ocio, como forma de dar salida a los enormes excedentes producto del robo de la plusvalia aprovechándose de la debilidad del trabajador desorganizado.

El título original de la obra es The iron heel, y es, como hemos dicho, una interesante anticipación de la  opresión, masacres y sometimientos que ejerce la plutocracia sobre los ciudadanos de esa mundo dominado por el capitalismo que no es más, como comprobamos hoy día, una pesadilla hecha realidad y vislumbrada por Jack London a principios del siglo pasado. Es decir, London prevee y describe algo que se ha hecho realidad: que el desarrollo del capitalismo no lleva más que al fascismo, y que el enfrentamiento final de la lucha de clases va a ser, está siendo, entre clase trabajadora y oligarquía fascista.

Como hemos dicho al principio, debería ser de lectura obligada en las escuelas... Sin embargo, como anticipaba también Jack London, el sistema educativo está en manos de la misma plutocracia que domina la justicia, la economia, la cultura y la información, y para nada le conviene a esta que los que han nacido para ser sus esclavos conozcan, desde su más tierna infancia, el futuro que les espera, no vaya a ser que, como tarde o temprano sucederá (ahí London tambien muestra su lectura del marxismo), en la obra se dice que en cuatro siglos, pero puede ser en cualquier momento, los trabajadores se organicen y decidan tomar el poder por cualquier medio (inevitablemente, la oligarquía va a intentar evitarlo como sea con todas sus fuerzas, violentamente) y ejecutarlo para el beneficio colectivo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...