EL FIN DEL ODIO QUE PLANTASTE
¡Fuiste tú!
¡Yo sé que fuiste tú!
Me impediste
De nacer en la casa
Imagini pentru Yasser Jamil Fayad
Yasser Jamil Fayad 
De mis antepasados
De robustas piedras
Con viñedo al fondo.
En vez de eso,
Una tienda de la Cruz Roja.
Me robaste la infancia
Yo sé...
Juegos inocentes
En los jardines de la casa de mis
Abuelos paternos en Haifa.
Me usurpaste los desayunos
La mesa abundante de cariño
En la casa de mis abuelos maternos
En Hebrón.
En vez de eso, el hambre
Que nos hacía ver el sol y la luna
Como platos de comida.
¡Fuiste tú!
¡Yo sé que fuiste tú!
Mataste mi adolescencia
Por las calles de Tulkarm.

me arrancaste
El derecho de vivir
Libre en mi país.
¡De ir a la escuela como todos
Los niños,
de caminar por los mercados,
de conversar con mis amigos!
¡Y a cuántos de ellos
me impediste conocer!
¡Fuiste tú!
Destruiste mi amor
Por la mujer que debería haber conocido...
Aquélla con quien me casaría...
Me robaste la alegría
De tener en Palestina
A mis hijos.
En vez de eso,
¡Tú... Sí, tú!
En los incontables
lugares del exilio a que me lanzaste
de país en país,
de casa en casa,
me negaste el hogar.
¡Fuiste tú!
¡Yo sé que fuiste tú!
Confinaste a mis padres
A vivir en el eterno
Deseo de retornar al pasado
- dulces memorias –
Tiempo libre de su existencia en nuestras tierras.
Asesinaste
A mis hermanos que no nacieron
Por la miseria de los campos de refugiados.
Mataste a los que nacieron y lucharon contra ti.
Tantas veces tú
Quisiste destruirnos
Deseaste nuestro fin,
Nuestro debilitamiento.
A pesar de todo,
Quiero que sepas...
Nuestros corazones van a vencer
el odio que plantaste...
Así,
Al día siguiente
¡Que la Palestina esté libre de ti!

***
MUJER PALESTINA
Imagini pentru palestina en lucha mujeres
No hubo un sólo día
En que tú
No estuvieses presente.
Un sólo día
En que no levantases
En tus hombros
Montañas, piedras y fusiles.
No hubo un sólo día
En que la causa
En ti se debilitase
No hubo...
Miedo de armas
De tanques,
De los perros uniformados,
Ni de toda la oscuridad,
Que ellos causaron.
Compartiste
Cada momento
De nuestra historia...
En el Nakba,
como todos nosotros,
Lloraste la inmensa tristeza
De los desterrados de la Tierra.
Cargaste,
Por los caminos,
Con tus pies descalzos,
Nuestras memorias,
Y maletas.
Te alimentaste
Del gusto áspero
De la derrota
Para gestar en tu vientre
Una generación que
No bajaría
La cabeza.
Fuiste tú
Quien la educó así.
Un hijo en los brazos,
Otro en tu vientre,
Aun así, tomaste un arma para la guerrilla.
Hiciste marchas,
Manifestaciones,
Escribiste poemas,
Tesis y panfletos para las batallas,
Incendiaste centena de veces los corazones.
Alertaste
Los peligros de negociar
Con tan vil y bellaco
Enemigo.
Cuando la muerte hizo fiesta
Pensando que era nuestro fin,
Tú también saliste
A las calles con piedras en las manos.
Otra vez,
Te reinventaste.
No hubo un sólo día
En que
No alimentaras nuestras almas
Con sueños generosos de libertad
Y nos enseñaras
Que sólo la lucha los hará realidad.
Tu lindo cuerpo
Carga
Arrugas – es verdad -,
Profundas cicatrices,
Úteros en gestación,
Heridas abiertas,
Juventud,
Rebeldía,
Infancia,
Resistencia.
Cada pedazo de él
Es nuestra historia.
No hubo un sólo día
En que
No sintiésemos tu firme presencia.
Un sólo día
En que
No necesitásemos intensamente
De ti – mujer palestina.

***
RAZONES

Por el olor de la tierra desnuda
Mojada por las lágrimas
Imagini pentru palestina luchaDe los inocentes.
Por la sangre de mi pueblo
Que por esos valles
Como río sinuoso
Escurrió.
Por los cadáveres de los combatientes
Cargados hombro a hombro
Por esas calles
Hasta nuestros cementerios.
Por los pájaros que vuelan
Por toda Palestina
Enseñándonos
Lecciones de libertad.
Por los sueños de verano
Y de invierno también,
Que habitan en las noches
De los niños de mi país.
Por los millones de obligados a partir
Que aún cultivan
El deseo sincero
De retornar a casa.
Por los profetas del pasado
Presentes también.
Que se rebelan.
Por las piernas, manos, brazos,
Amputados por las bombas
Que no nos dejan
Olvidar.
Por aquella pequeña estrella
Que en el cielo
En noches oscuras
De miedo y tristeza
no se apaga
Insiste en brillar en toda Palestina
Millones de razones
Para continuar
La lucha.

***
PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Quién eres?
Ésta es su primera pregunta.
Respondo:
Soy el noveno hijo –
El que llegó después del verano –
De aquellos padres
De cabellos negros,
Ojos castaños,
Con el kūfiyyah en la cabeza
De que Darwish
Imagini pentru comunistas palestinosEscribió.
¿Dónde naciste?
Ésta es su segunda pregunta.
Respondo:
Nací en el exilio
En algún campo de refugiados
En algún lugar del Líbano, Siria, Egipto,
O en otro país árabe...
Mis raíces ancestrales son de aquí
Soy palestino
Mi tierra fue usurpada.
¿Viniste solo?
Ésta es su tercera pregunta.
Respondo:
No...
Además de mis ocho hermanos
Somos más seis millones
Quién sabe si más...
Todos luego llegarán.
¿Por qué viniste hasta aquí?
Ésa es su cuarta pregunta.
Respondo:
Vine a reivindicar los sueños –
Aquéllos que no son
Sólo míos –
De retornar a nuestras casas.
¿Retornar adónde?
Ésta es su quinta pregunta.
Respondo:
A la tierra a la que pertenezco
Aquélla entre Ramallah
Y Jerusalén
Al pie de la colina
En la margen izquierda del antiguo camino.
Con huerto de naranjos
Plantados por mi tatarabuelo
De muros de piedra
Hechos por mi bisabuelo.
¡Palestina no existe más!
Ésta es su afirmación.
Respondo:
Mientras haya palestinos
En cualquier lugar del mundo,
Nuestro pueblo permanecerá.

Poemas tomados de Palestina Libre