16 de octubre de 2012

Por fin un discurso digno y sincero en el Congreso

El Congreso español, en el que es tan poco habitual encontrar políticos con principios y comprometidos con sus votantes, pues en realidad se trata de una institución copada por oportunistas corruptos, mercenarios y delincuentes de toda ralea y color politico, cada vez mas desvaido, nos ofrece pocos discursos contundentes y sinceros, que digan demasiadas verdades por minuto (por si se enfada el patrón que financia al partido y que ofrecerá un trabajito de lujo tras dejar el cargo).

En esta ocasión, Sabino Cuadra, diputado de Amaiur, nos ha dejado uno, en el que se desmonta el cuento que nos repite una y otra vez el gobierno español según el cual no hay riqueza en España. Por supuesto que la hay, pero en poquísimas manos. 

Por ejemplo, solamente el dueño de Inditez, Amancio Ortega, atesora más dinero que el incluido en el presupuesto público de todos los ministerios juntos. Claro que hay riqueza, demuestra Cuadra, pero hay que democratizarla y repartirla entre todos los que la crean, los trabajadores, en vez de dejarla en manos de lo que define como los "capi di capi" de la sociedad, las pocas familias que acumulan en sus cuentas oficiales (sin contar el capital evadido, ocultado y defraudado) casi toda la riqueza nacional.

Unas familias que, protegidas por la clase politica (por supuesto, el que paga manda, deben pensar) oculta gran parte de su riqueza al fisco, no solo en tiempos de bonanza, sino también en los tiempos de crisis en los que, según los mismos politicos que perdonan por otro lado a los grandes delincuentes fiscales, "todo el mundo" tiene que arrimar el hombro y contribuir a la austeridad oficial. 

Asi que quizás haya que reconsiderar la estrategia de los últimos movimientos de protesta (15M, 22S, etc..) que han tenido como objetivo en nuestro pais a la clase politica (Congreso, Instituciones, Partidos Politicos), cuando estos no son realmente mas que funcionarios al servicio de los grandes capitalistas, sicarios, mercenarios y títeres en manos de los que realmente controlan la riqueza de los españoles.

Lo que deberiamos hacer es, en primer lugar, asumir de una vez por todas que el sistema que permite que unos se enriquezcan a costa de los demas es incompatible con la justicia, y reconocer que la soberania nacional no está depositada, encerrada, en los Parlamentos (es decir, a capricho de las grandes fortunas) sino que tiene que ser ejercida y participada por los que contribuyen a que la riqueza crezca y se reparta justamente, los trabajadores. 

Y para eso, hay que decidirse a exigir su devolución directamente a los ladrones que se apropiaron de ella a base de la explotación del trabajo de la mayoria, y no solamente a sus servidores arropados por la parafernalia constitucional y por las supuestas instituciones democraticas, escondidos tras la policia, convertida ya, sin tapujo alguno, en guardia personal al servicio de las mafias que controlan la riqueza que el Partido Popular afirma que no existe. 

Porque, aunque la mayoria de los politicos, medios de comunicacion o incluso el poder judicial (es decir, los peones en manos de la oligarquia economica que se apropia de lo que es de todos) se empeñen en hacernos creer y obligarnos a respetar la falsa idea de que sin igualdad economica puede existir algo parecido a una democracia, la verdad es que, como afirmo Sabino Cuadras en el pleno del Congreso del pasado 10 de octubre: 

“Mientras exista una pequeña minoría que nade en la opulencia más insultante y siga teniendo puertas abiertas a la especulación, el fraude y la evasión fiscal, no podrá haber solución posible para esos cinco millones de personas desempleadas y para esos otros diez millones que viven en la pobreza” .



2 comentarios:

Piedra dijo...

Toda la razón en casi todo lo que dice, pero... ¿de que sirve?
Estos discursos nunca llegan al gran público, muy pocos nos preocupamos de oírlos y menos aun de escucharlos, y el congreso que es a quien debería importar estas cosas, nadie hace ni puñetero caso, no puede además, ellos votan lo que dice su partido aunque sea basura y no pueden apoyar a ningún otro, por más razón que lleve. Por tanto, no deja de ser absurdo que se celebren estos discursos e incluso estas reuniones de diputados, pocos, que al fin y al cabo, votarán lo que les digan, no lo que ellos crean justo.

Jose Luis Forneo dijo...

Cierto es que poco sobre este discurso habras oido por los medios de comunicación (que representan todo lo contrario a lo que significa el discurso).

Cierto es que no es ahí, en el Congreso, donde hay que dar los discursos, sino en la calle, donde esta realmente la soberania del pueblo.

El Parlamento hace tiempo que solamente es un nido de mafiosos y otros estafadores.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...