21 de mayo de 2015

Comunicado del Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India ante la nueva ola de represión del régimen de Modi contra el pueblo

El Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India ha hecho público el siguiente comunicado que los camaradas de Gran Marcha Hacia el Comunismo han traducido al español para su difusión:

El régimen fascista hinduista de Modi desata otra ola de represión de Estado y guerra contra el pueblo. Respondamos intensificando la contrainformación, la denuncia y la solidaridad internacional e internacionalista

El Estado indio, gobernado por el régimen de Modi que sirve a los amos indios y al imperialismo, está desarrollando una nueva etapa de feroz represión en todos los campos con el objetivo de aplastar al pueblo, detener la guerra popular y atacar a los maoístas que la dirigen.

Con el fin de acelerar los planes de vender los recursos naturales a las compañías multinacionales locales y extranjeras, el régimen indio está reestructurando todo su aparato represivo: ejército, fuera aérea, policía y bandas paramilitares.

Atacan no sólo la “amenaza naxalita”, sino a todos los movimientos que se oponen a su política y resisten la “Operación Cacería Verde”.

Atacan también a los intelectuales demócratas, a los activistas de derechos humanos y a cualquier voz disidente que se escuche, para eliminar a quien se encuentre en torno a los movimientos populares y la guerra popular dirigida por los maoístas.

Atacan a las poblaciones adivasis que viven en las tierras ricas en recursos naturales, donde la guerra popular es más fuerte, para eliminar el nuevo poder popular que allí está floreciendo.

En las últimas semanas, el régimen indio ha pregonado extensamente las detenciones ilegales de estimados intelectuales revolucionarios y activistas sociales, ya criminalizados y forzados a pasar a la clandestinidad y luego calificados de terroristas, cuyo único crimen es el de pertenecer al Partido Comunista de la India (Maoísta).

Los camaradas Murali Kannampally e Ismail Hamza fueron detenidos en el hospital deTalegaon Dabhade mientras el primero se encontraba bajo tratamiento médico, mientras que los camaradas Roopesh, su esposa Shyna y otros fueron capturados en Coimbatore.

Se sabe que al menos a dos de ellos se les ha denegado la asistencia legal y el cuidado médico que necesitan, mientras que otros presos revelaron que, mientras eran interrogados, la policía les amenazó con llevarles a un bosque y ejecutarles en el transcurso de falsos enfrentamientos o que su familia sería detenida.

Bajo cualquier tipo de pretexto, su detención ilegal es prolongada y se teme que se emplee con ellos la tortura, como ya ha ocurrido en muchos casos. Contra estas detenciones, en los últimos días, ha habido una amplia movilización en la India por la libertad de los presos y para defender sus condiciones de vida y detención.

La persecución de intelectuales y demócratas en la Universidad nunca ha cesado. GN Saibaba, profesor de la Universidad de Delhi, con una discapacidad del 90 por ciento, se encuentra en prisión desde hace un año mientras que el juicio no se ha iniciado tan siquiera y los tribunales repetidamente han rechazado su solicitud de fianza, pese a la evidencia de que él no representa peligro alguno ni tiene posibilidad de escapar.

Mientras tanto, continúa la caza de brujas contra estudiantes e intelectuales tachados de tener “vínculos maoístas”, amenazados, acosados, arrestados, detenidos durante años esperando un juicio que, cuando se celebre, finalmente les absolverá.

En la India y en el mundo se suceden las iniciativas de solidaridad exigiendo su inmediata libertad y la derogación de las leyes draconianas, una herencia colonial, aplicadas para cazarles. Las mismas leyes utilizadas para sentenciar a cadena perpetua por “sedición” a Raja Sarkhel y Prasun Chatterjee, miembros del Frente Democrático Revolucionario, una organización oficialmente no prohibida, junto con Chatradhar Mahato y otros tres conocidos activistas del pueblo.

El régimen de Modi aumenta la represión a gran escala y los desplazamientos, frecuentemente con masacres, de los adivasis y el pueblo que resisten a la deportación de sus tierras para dejar espacio a los grandes proyectos que devastarán sus tierras para siempre.

El PCI (Maoísta) ha denunciado cómo el Estado indio está preparando una “Salwa Judum 2”, réplica de la primera Salwa Judum desatada en los últimos años. Salwa Judum es el infame nombre dado a las bandas paramilitares de fundamentalistas hindúes a los que se les dio mano libre y completa  impunidad para las atrocidades, incendios, destrucción, masacres, violaciones, cometidas en nombre del “desarrollo” en muchas aldeas.

Esta es una nueva escalada de la guerra contra el pueblo que dura desde el 2009 –la Operación Cacería Verde- a la que las combativas masas populares y todos los sectores de la oposición democrática de la sociedad india están enfrentándose en todos los terrenos, tal y como ocurrió durante la primera Salwa Judum, cuyas bandas fueron golpeadas y derrotadas por las masas y la guerra popular, dirigida por el PCI (Maoísta).

Las iniciativas de resistencia para detener la guerra contra el pueblo, se multiplican por toda la India, al tiempo que crece el movimiento popular con el objetivo de derrocar a las clases gobernantes.

La represión no detendrá la rebelión sino que la alimenta
Los camaradas detenidos son bien conocidos y amados por el pueblo, que expresa su solidaridad e intensifica la lucha.
Pero necesitamos también urgentemente intensificar la solidaridad internacional e internacionalista que en los últimos años se ha desarrollado de muchas formas, para detener la mano genocida de Modi y el apoyo a la lucha de las masas indias.

El Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India llama al conjunto del movimiento a movilizarse en una campaña prolongada de contrainformación y denuncia del régimen indio y el imperialismo que le sostiene.

¡Alto a la Operación Cacería Verde!

¡Defender a los camaradas detenidos y a los presos políticos!
¡Apoyar a las masas que luchan!


Un mes de actividades e iniciativas ante las embajadas, consulados, centros de los intereses económicos de las multinacionales indias; actos públicos para informar y desarrollar la solidaridad internacional, para honrar a los mártires de la revolución, presentando libros y publicaciones del PCI (Maoísta) e intelectuales indios, para conocer la situación en la India y los avances de la lucha  popular revolucionaria.

Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India
20 de Mayo de 2015
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...