13 de junio de 2015

Carta de Álvarez del Vayo a Mao Tse Tung (abril de 1975)

El 3 de mayo de 1975, moría en Ginebra el gran luchador antifascista y republicano, Julio Álvarez del Vayo. Fue una de las personas más denostadas y calumniadas por la dictadura.

Álvarez del Vayo en una de sus últimas imágenes
Tras el proceso de Burgos, en 1971, junto con otras fuerzas, participó activamente en creación del Comité Coordinador pro-FRAP.  El 6 de enero de 1971, presidió la Conferencia de proclamación del FRAP, del que fué elegido Presidente, cargo que ocupó hasta su muerte. Participaron en ella el propio Álvarez del Vayo, por el FELN, Alberto Fernández , por Vanguardia Socialista , Raúl Marco (Julio Fernández), Elena Odena (Benita Ganuza) y E. Zujar (Lorenzo Peña) por el PCE(m-l), reunidos en el piso que Arthur Miller tenía en París.

Álvarez del Vayo fue siempre un combatiente de la izquierda socialista revolucionaria y republicana consecuente, jamás se rindió, jamás se prestó a las maniobras y trapicheos de algunos de sus “compañeros”, que en vez de impulsar la lucha en España, pactaban con los monárquicos o con los franquistas. Revelador es el título de su libro de memorias “¡Dadme combate¡”. Y él combatió hasta el último día. Enfermo, ingresado en el hospital donde moriría horas después, dictó un telegrama de felicitación al pueblo camboyano por su victoria. Fué su último acto revolucionario.

Del Vayo mantuvo a lo largo de toda su trayectoria militante una oposición frontal a la estafa de la "reconciliación nacional" y, por lo tanto, al continuismo monárquico, y fue firmemente partidario del empleo de la lucha armada contra la dictadura franquista y sus excreciones democráticas. En el pleno del Comité Permanente del FRAP de marzo de 1975, se posicionó, ya desde su inicio, por la creación de una rama militar en el seno del FRAP. No obstante, sería expulsado del PSOE durante la dictadura franquista precisamente por su fidelidad a la república y su convicción de mantener la lucha sin bajar la guardia.

Álvarez del Vayo, junto con Negrín, fueron los artífices de la línea de resistencia a ultranza en 1939, durante la Guerra Civil, porque era evidente la proximidad de la Segunda Guerra Mundial; cuando cayó Madrid no aceptó la derrota y defendió la idea de que, aún perdiendo Madrid, se podía hacer una guerra de guerrillas en el resto del territorio.

Honrando su compromiso revolucionario, escribiría una carta a Mao Tse Tung, al que consideraba "consecuente defensor del internacionalismo revolucionario", y al que conocería personalmente en sus diferentes visitas a la China Popular. En ella, le anunciaba la formación del FRAP y sus objetivos,  en el marco de un llamamiento internacional "a todas las fuerzas revolucionarias y antimperialistas del mundo" para enfrentarse al imperialismo norteamericano y al hegemonismo soviético en la lucha combinada de las dos superpotencias "para frenar el empuje revolucionario del pueblo español".

La carta sería firmada por él un mes antes de su muerte, y demuestra la admiración que sentía Álvarez del Vayo por el comunismo chino y su lucha antirevisionista, convicción que casaba con la aspiración que mantuvo durante toda su vida de mantener viva la mentalidad revolucionaria sin cejar jamás, ni en su lecho de muerte, en la lucha.

Frap.es

4 comentarios:

Lorenzo Peña dijo...

La reunión aludida que fundó, no el FRAP, sino meramente un comité coordinador para la futura constitución de un FRAP, en la cual efectivamente participé, tuvo lugar en enero de 1971, no en 1974. Yo jamás fui miembro del FRAP. Abandoné el PCEm-l en mayo de 1972, huyendo a América Latina y cesando toda actividad política.

Jose Luis Forneo dijo...

Estimado Lorenzo, gracias por las aclaraciones. Por lo que veo, no abandonaste totalmente la actividad politica, como se ve entrando en tu perfil, aunque sea virtual. En todo caso, he cambiado la fecha.

Saludos Rojos

Lorenzo Peña dijo...

querido camarada José Luis: muy a mi pesar en mayo de 1972 sí abandoné totalmente mi actividad política y huí al hemisferio sur del Planeta. No podía seguir en el PCEml ni quería hacer política contra él, ni siquiera al margen de él. Retomé la actividad política al regresar a España en 1983, participando en la campaña anti-NATO y luego reingresando en el Partido Comunista, del cual no me he ido, aunque desde 1999 mi militancia quedó en hibernación. Sigo siendo comunista.

Lorenzo Peña dijo...

querido camarada José Luis: muy a mi pesar en mayo de 1972 sí abandoné totalmente mi actividad política y huí al hemisferio sur del Planeta. No podía seguir en el PCEml ni quería hacer política contra él, ni siquiera al margen de él. Retomé la actividad política al regresar a España en 1983, participando en la campaña anti-NATO y luego reingresando en el Partido Comunista, del cual no me he ido, aunque desde 1999 mi militancia quedó en hibernación. Sigo siendo comunista.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...