18 de junio de 2016

La espiral: documental sobre la continua violencia de clase contra el gobierno chileno de Unidad Popular

De vuelta a Francia, en 1973, tras su expulsión de Chile, Mattelart se propuso realizar un documental sobre la experiencia del gobierno de la Unidad Popular. Con Jacqueline Meppiel y Valérie Mayoux, seleccionaron documentos de unas 20 fuentes: cinematecas; filmes del chileno Patricio Guzmán, del norteamericano Saul Landau, del sueco Jan Linqvist, y del cubano Santiago Álvarez; noticiarios de Chile Film y reportajes televisivos chilenos, incluyendo los opuestos a Allende. Consultaron también los archivos de televisiones estadounidenses, europeas y latinoamericanas, particularmente los de la cubana. Finalmente, François Périer aportó su voz, Jean-Claude Eloy su música, y el célebre diseñador belga Jean-Michel Folon se ofreció para crear figurines originales.

El resultado es La Spirale (que hemos publicado ahora a MOSCOFILMS, página en la que este blog colabora), un riguroso y apasionante documental político de 140 minutos que expone los mecanismos del plan destinado a destruir, por todos los medios, el proyecto de socialismo democrático. Sus siete capítulos desarrollan el crescendo dramático: el Plan, el Juego, el Frente, el Acercamiento, el Arma, el Ataque y el Golpe. “No contamos aquí la historia de la UP –explica el relator–. Otras películas lo hacen y se necesitarán muchas para expresar la riqueza de esos tres años. Queremos explicar cómo la derecha chilena hizo de esos tres años una máquina infernal que comienza antes de la elección de Allende; una espiral hacia la explosión…”.

El documental fue realizado por el sociólogo belga Armand Mattelart, quien, en 1962, fue contratado por el departamento de sociología de la Universidad de Chile de Valparaíso. En esos años los estrategas del Pentágono constataron que las expediciones punitivas que Théodore Roosevelt llamaba el “gran garrote”, no eran suficientes; el estancamiento militar en Vietnam les indicó que en los conflictos hay otros factores, más complejos que el poder de fuego. Descubrieron entonces que las sociedades se dividen en clases y que puede intervenir sobre sus contradicciones. En otras palabras, en Estados Unidos se reflexionó sobre cómo los intereses de las clases poseedoras chilenas podían ser defendidos por otras clases. La Spirale describe estos estudios, especialmente los modelos de simulación, muy en boga por esos años. Es, sin duda el más acabado documental sobre las técnicas de desestabilización que se utilizaron contra el gobierno de Salvador Allende.

Por último, también estudia los errores del propio gobierno de la Unidad Popular que, en ocasiones, eran reconocidos superficialmente por alguno de sus miembros (ver a partir del minuto 1:52-1:58): al contrario de lo que hacían Estados Unidos y la derecha chilena, que no dudaron en ir endureciendo su uso de la violencia clasista, olvidaron centrarse y ponterciar la lucha de clases y, por lo tanto, la movilización de las masas y la profundización de la revolución popular  .Una enseñanza que vendría bien que analizaran los actuales gobiernos “socialistas” latinoamericanos, obcecados, quizás por su propia composición de clase, en la democracia burguesa como límite de su "revolución"

5 comentarios:

SC dijo...

Es interesante lo que mencionas en la parte del final, y eso que los llamados gobiernos ''progresistas'' de AL dicen que admiran a Allende. Como bien mencionas, el parlamentarismo es el principio y fin de su concepcion de la revolucion (lo cual, es probable como dices, que se deba su composicion de clase, aunque no estoy de acuerdo con esa afirmacion). Pero no te preocupes, van a terminar claudicando por las buenas, y mas teniendo en cuenta que estan caminando sobre la cuerda floja (sobre todo en Venezuela), tu nomas dale tiempo al tiempo. Y, como dice James Petras, una vez llegado ese momento los cabezas de dichos gobiernos ''progresistas'' simplemente haran las maletas, se marcharan, y volveran a sus antiguos empleos o a sus despachos de abogados (a lo que yo añado, o conseguiran chamba como consejeros de una multinacional, o simplemente se iran a disfrutar de su retiro llevandose consigo una pension muy bien pagada por el gobierno). Eso si, despues de haberse retirado, ni Maduro, ni CFK, ni Morales, ni Correa, etc., se veran afectados por el desempleo (porque no podran considerarse precisamente como desempleados), la inflacion, o el recorte al gasto publico, ni sufriran la represion de la policia, al contrario, en sus ratos libres se dedicaran a publicar articulos, dar conferencias o escribir libros (o las 3 juntas) e incluso es probable que vivan de ello (lo cual complementarian con su nada despreciable pension).

Por otra parte, la verdad es que no entiendo a aquellos que se empeñan en establecer paralelismos entre el Chile de Allende y la Venezuela chavista, muchos incluso dicen que el programa del chavismo es el mismo de la UP, lo cual no es cierto (o a lo mejor si lo es, pero por su ineptitud no pueden aplicarlo, vaya uste a saber), entre otras cosas, porque independientemente de los berrinches que haga la derecha venezolana, Maduro -ni Chavez en su momento- no representa ninguna amenaza para las elites venezolanas ni para la Casa Blanca, pese a su retorica anti yanki(y tal vez por eso no han planeado hacerle a Maduro, ni antes a Chavez, lo que le hicieron a Allende, personalmente siempre he creido que los sucesos de 2002 y el posterior paro petrolero del año siguiente no fueron sino un ''estate quieto'' de los empresarios venezolanos al chavismo para ponerlo en su lugar).

Respecto a Allende, existe un documental muy bueno y similar, con la diferencia de que este se centra en explicar la forma en que se desarrollo el golpe del 73 (y cuyas circunstancias distan mucho de lo que esta ocurriendo en Venezuela, por lo que ya golean por default a quienes alegan que ''Venezuela + Maduro/Chavez = UP):

https://www.youtube.com/watch?v=Cs7J8jxJkJU

Saludos

JL F dijo...

Gracias por el link del documental sobre Allende. Es cierto lo que dices: a pesar de sus errores y su, podríamos llamarlo, "inocencia", los gobiernos del socialismo del siglo XXI no se parecen en casi nada a los de la Unidad Popular que, en comparación, eran bastante más revolucionarios (dentro de lo poco que fomentaron al final la revolución en Chile, a pesar de las peticiones de las masas y de partidos como el MIR).

En todo caso, en Ecuador, Bolivia o Venezuela, y mucho menos en Brasil o Argentina, no existe ni existía jamás intención revolucionaria, sino reformista, y lo poco que se ha avanzado desde el triunfo electoral mediante las normas de la burguesía (democracia burguesa) hasta ahora lo demuestran, a pesar de los evidentes beneficios populares que el viento en popa de la economía permitió (aunque el bienestar no significa siempres socialismo; de hecho, ahora en Europa se llama "Europa del Bienestar" a los últimos decenios del siglo XX, donde se aplicaba un capitalismo bastante de libro, aunque fuera keynessiano. Y yo creo que es por la composición general de clase de los gobernantes, independientemente de su origen (muchos gobernantes de la burguesía salieron de la clase trabajadora, pero no hay que confundir posición de clase con conciencia de clase (Engels mismo era comunista, defensor de la clase trabajadora, y gran empresario). En todo caso, tu mismo dices que si se acaba el jueguecito de contemporeizar con la clase obrera y la clase capitalista, los perjudicados serán los primeros, pero Morales, Correa y Maduro probablemente se dedicaran a ganar dinero como conferenciantes o asesores, y ni mucho enos volveran a conducir autobuses o a cultivar coca (al menos con sus manos).
En cualquier caso, a los socialismos del siglo XXI les falta mucho que aprender de Allende, tanto de sus aciertos como de sus errores. En particular, como señala el documental compartido, porque ellos mismos se dieron cuenta, demasiado tarde, eso si, de que habian jugado demasiado a las sonrisitas con la burguesia, y que esta no se anda con chiquitas cuando se trata de garantizar sus privilegios y conservar y aumentar su botín. El socialismo del siglo XXI lleva desde su misma esencia la semilla de su fracaso, porque solo la revolución, no con las normas de la burguesía, sino, como ya anunció Engels en el "borrador" del Manifiesto Comunista, Principios del Comunismo, ya en 1847, mediante "la doctrina de las condiciones de la liberación del proletariado", el marxismo, que afirma que "la lucha de clases es el motor de la historia" y que, como Engels expresaba magníficamente en la carta escrita a Bebel, que "mientras el proletariado necesite todavía del Estado, no lo necesitará en interés de la libertad, sino para someter a sus adversarios, y tan pronto como pueda hablarse de libertad, el Estado como tal dejará de existir.".

Continua....

JL F dijo...

2
Para ello, como Lenin dejara claro, en la fase imperialista del capitalismo, solo la ferrea dictadura del proletariado puede llevar a las masas hacia su emancipación, y como Stalin aclarara, anunciando ya a Mao, "Bajo la dictadura del proletariado, habrá que reeducar a millones de campesinos y de pequeños propietarios, a centenares de miles de empleados, de funcionarios, de intelectuales burgueses, subordinándolos a todos al Estado proletario y a la dirección proletaria; habrá que vencer en ellos los hábitos burgueses y las tradiciones burguesas. Pero habrá también que reeducar, en lucha prolongada, sobre la base de la dictadura del proletariado, a los proletarios mismos, que no se desembarazan de sus prejuicios pequeñoburgueses de golpe, por un milagro, por obra y gracia del espíritu santo o por el efecto mágico de una consigna, de una resolución o un decreto, sino únicamente en una lucha de masas prolongada y difícil contra la influencia de las ideas pequeñoburguesas entre las masas (Lenin itado en: Josef Stalin, "La dictadura del proletariado", Cuestiones del leninismo").
Todo ello, no existe en Venezuela, Bolivia o Ecuador, donde los medios de producción siguen en manos de la burguesía, como tambien los medios de información, y donde en ningún momento se ha avanzado hacia la eliminación de la propiedad privada y la erradicación de la burguesía, es decir, no se ha instaurado una dictadura del proletariado, sino solamente una socialdemocracia un poco salida de tono.

Para terminar con Lenin, "El Estado proletario es una organización de la clase dominante (la clase dominante aquí es la clase proletaria) y una organización de la violencia política hacia la burguesía, como medio de liberarse de la burguesía y de ponerle fin. Quien tema esta clase de violencia no es un revolucionario".

Saludos Rojos

SC dijo...

Cuando digo lo de su extraccion de clase me refiero principalmente a Maduro (y antes Chavez) y Morales, pues, como bien mencionas, actuaron de forma ingenua y, por que no decirlo, bienpensante (muy bienpensante). No dudo que sus intenciones fueran honestas (Chavez en su momento) o incluso tuvieran una leve conciencia de clase, pero su actuar fue, como mencionas, claramente reformista: es que en Maduro, Chavez y Morales encontramos a unos indecisos, que, a diferencia de Allende (pese a sus evidentes defectos) nunca se decidieron a ir mas adelante y se limitaron a una gestion keynesiana y asistencialista. Y menciono a estos 3 por considerarlos "rescatables", el resto simplemente (como dices debido a su caracter de clase) claramente tomaron partido por un bando especifico e hicieron lo que hicieron solo para mantener tranquila a la gente. Una de las cosas por las que estaba destinado al fracaso fue su empeño en defender y mantener a capa y espada la paz social (lo que sea que eso signifique), y ahora que les estallo en la cara pues les ha caido como un balde de agua fria, y no saben que hacer ahora que se ha roto la "coexistencia pacifica". Y si, es muy poco probable (por no decir completamente imposible) que Morales vuelva a plantar coca y Maduro a conducir autobuses, y muy posiblemente los veamos en los consejos administrativos de Gazprom (que debieron haber calentado los asientos de sus oficinas durante todo este tiempo para cuando se jubilaran, digo, por algo le dieron un trato preferencial a Rusia en materia energetica todos estos años, quien sabe...) o de cualquier otra multinacional, o simplemente escribiendo libros o como conferencistas, a parte de que, como ya mencione, se iran con una jugosa pension (que no sufrira los recortes de las pensiones de la gente de a pie) a sus espaldas "por los servicios prestados a la nacion". Y lo mas preocupante de todo es que jugaron con los sentimientos, esperanzas e ilusiones de toda una generacion, pues no pocos fueron quienes les apoyaron y siguieron motivados por deseos sinceros, entre estos muchos jovenes. En fin.

Saludos

JL F dijo...

Si, asi es. Pero yo tambien creo que la indefinicion es producto de su alejamiento de la realidad de las masas. Si no se deja la iniciativa a estas, al final acabas perdiendo la perspectiva y acabas confiando, como los "ingenuos" que citas, en el diálogo y la "democracia", mientras la burguesía solo confia en lo de siempre, la violencia y la represion.

Por eso decia lo de su "extracción de clase". No porque su origen sea burgués, sino porque han asumido finalmente, por las buenas o por las malas, por ingenuidad o conveniencia, las normas de juego de la burguesía y, para mas escarnio, lo peor es que no tienen intención de cambiarlas.

Saludos

JL

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...