24 de diciembre de 2014

Continua la sangria en EE.UU.: la policia asesina a otro joven negro desarmado

Otro joven negro ha sido asesinado por un agente de la policía de San Luis, ciudad cercana a Ferguson (Missouri). Una víctima más de la larga lista de crímenes raciales aplicados metódicamente, como política de estado, en EE.UU.  El nuevo asesinato parece ser un desafio de las autoridades norteamericanas y de sus matones policiales a las manifestaciones masivas que han tenido lugar en las grandes ciudades del país tras la serie de ejecuciones por motivos raciales llevadas a cabmetódicamente, como política de estado, en EE.UU.

El nuevo asesinato parece ser un desafio de las autoridades norteamericanas y de sus matones policiales a las manifestaciones masivas que han tenido lugar en las grandes ciudades del país tras la serie de ejecuciones por motivos raciales llevadas a cabo por la policia del sur de EE.UU., que se iniciaron en Ferguson.

El cuerpo de Antonio Martin, de 18 años, fue fotografiado cubierto con una sábana amarilla en la ciudad de San Luis, donde estudiaba en la escuela secundaria Jennings Senior, según informa 'STLtoday'.

El adolescente fue fue asesinado en una gasolinera en el barrio de Berkeley. Los usuarios de los medios sociales han fotos y videos hechos por la madre de Martin, que ha afirmado que la la Policía empezó a disparar aunque su hijo estaba desarmado, en un modus operandi habitual cuando se trata de un joven negro, como ha demostrado la serie de crímenes de los últimos meses.

Los testigos dicen que Antonio Martin no murió hasta aproximadamente media hora después de haber sido baleado por la Policía. Una multitud se ha reunido en el lugar. Algunos protestantes han logrado romper la cinta policial y ahora están en el lugar de los hechos. Se informa de choques entre la multitud y la Policía en el escenario, acompañados por el sonido de fuertes explosiones.

La madre de la nueva víctima del racismo de estado nortearmericano dijo que su hijo estaba con su novia en el momento de los disparos. La chica permaneció en el lugar de los hechos, pero se negó a hablar con los periodistas.

Es obvio que se trata de un desafio de las autoridades a la ciudadanía norteamericana, cada vez más harta de que bajo la máscara democrática de los gobiernos e instituciones norteamericanas se haye una ideología fascista y, como tal, sanguinaria.. Algo que no es precisamente nuevo, pues es evidente que el fascismo y el capitalismo son dos rostros de la misma bestia criminal, que seguirá siendo el enemigo público número uno de la humanidad mientras no le cortemos de una vez por todas sus dos cabezas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...