1 de diciembre de 2014

Capitalistas: ladrones del trabajo ajeno

"(...)el obrero al servicio del capitalista no se limita a reponer el valor de su fuerza de trabajo, que se le paga, sino que, además crea una plusvalía que, por el momento, se apropia el capitalista y que luego se reparte con arreglo a determinadas leyes económicas entre toda la clase capitalista. Esta plusvalía forma el fondo básico del que emanan la renta del suelo, la ganancia, la acumulación de capital; en una palabra, todas las riquezas consumidas o acumuladas por las clases que no trabajan. De este modo, se comprobó que el enriquecimiento de los actuales capitalistas consiste en la apropiación del trabajo ajeno no retribuido, ni más ni menos que el de los esclavistas o el de los señores feudales, que explotaban el trabajo de los siervos, y que todas las formas de explotación sólo se diferencian por el distinto modo de apropiarse del trabajo no pagado. Y con esto, caían también por su base todas esas retóricas hipócritas de las clases poseedoras de que bajo el orden social vigente reinan el derecho y la justicia, la igualdad de derechos y deberes y la armonía general de intereses. Y la sociedad burguesa actual se desenmascaraba, no menos que las que la antecedieron, como un establecimiento grandioso montado para la explotación de la inmensa mayoría del pueblo por una minoría insignificante y cada vez más reducida." Friedrich Engels (Sobre Carlos Marx, 1877)


3 comentarios:

Piedra dijo...

Totalmente de acuerdo con el párrafo y con el comic, pero hay que tener claro que lo que dice se puede y se debe aplicar a TODOS los estados, independientemente del apellido que usen, tal como dice el texto, no solo a los que llamamos capitalistas, al fin y al cabo todos durante toda la historia han explotado al pueblo; El estado no es pueblo, a pesar de que unos traten mejor que otros a sus ciudadanos-esclavos.

Salud!

Anónimo dijo...

Para mi, como marxista, y para otros, como Franklin D. Roosevelt, hacer apología anti estado o abogar por la desaparición del estado, mientras existan clases sociales y los medios de producción no estén en poder del proletariado, es fascismo. Roosevelt, afirmaba que cuando el poder en manos privadas, superaba al del propio estado, era fascista, dado que si se diera el caso de que ese poder en manos privadas, se utilizara para agredir al pueblo o esclavizarlo, nada tendría el poder suficiente, para hacerle frente. Algo hacia lo que nos encaminamos, ese neo feudalismo orwelliano, de gobierno mundial en la sombra de unas élites económicas, mafiosas y psicópatas que deciden quienes deben morir o vivir.
Fascismo es la dictadura terrorista abierta, que desatan los grandes monopolistas y financieros, cuando asumen definitivamente las riendas del estado, al llegar el capitalismo a su ultima fase. Afirma el diccionario filosófico soviético.

Jose Luis Forneo dijo...

Anonimo, totalmente de acuerdo. El estado no puede desaparecer, aunque lo deseemos, Es necesario un proceso dificil, pero hay que llevarlo a cabo. En cuanto a que cuando el estado desaparece y todo pasa a manos privadas se trata de fascismo, asi es. Sin el estado, en un mundo con clases, al final, como se esta viendo, la clase dominante acabara pisoteando con cada vez mas fuerza a la clase dominada. Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...