28 de septiembre de 2013

El gobierno echa a los observadores internacionales ante la manifestación de hoy contra la monarquía

Este sábado 28 de septiembre Madrid será el escenario de una manifestación que partirá a las 6 de la tarde del intercambiador de Moncloa para llegar a la Plaza de Oriente, frente al Palacio Real, donde los convocantes pretenden concentrarse de manera indefinida para protestar contra una institución, citando la convocatoria con el título "Jaque al Rey",  "arcaica, clasista y antidemocrática impuesta por deseo expreso del dictador Francisco Franco".

La monarquía como institución registró el pasado mes de abril su peor valoración desde su reinstauración en España por decisión unilateral del criminal dictador Francisco Franco, según la encuesta del CIS, que le otorgó una nota de 3,68 y certificó que los españoles situaban por primera vez a la monarquía entre los principales problemas de los españoles. La cacería de elefantes en Botswana, el escándalo del caso Nóos que apunta directamente a su yerno, Iñaqui Urdangarín, o las "confusiones" de Hacienda a la hora de atribuir propiedades a la poseedora del DNI 14-Z. la infanta Cristina, entre otros escándalos cuya cita se haría interminable, han debilitado notablemente a la institución monárquica contra la que miles de ciudadanos clamarán este sábado.

Las habituales salvajes actuaciones de la policia española habían motivado que seis miembros de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) vengan a España para comprobar cuanto de democráticas son realmente las fuerzas de seguridad de nuestro pais, con motivo de la manifestación "Jaque al Rey" contra la monarquía franquista, pero el gobierno, anticipándose a la constatación, los ha invitado a salir del pais para, probablemente, que no se esfuercen en comprobar lo que todo el mundo sabe. La OSCE ha emitido una dura nota de queja en la que ve con preocupación "las intenciones que puedan tener mañana las autoridades".

No se entiende qué esperarían los observadores de la OSCE. El rey, como todo el sistema político-económico español, es pura continuidad del franquismo, y en la actualidad se respetan los derechos de los trabajadores españoles y de cualquiera que ose protestar contra el entramado mafioso-político de la misma manera que entonces: con desprecio y violencia. De hecho, el rey y su familia son el mayor representante y ejemplo de un sistema donde el dispendio del erario publico, la corrupcción y la desverguenza son la caracteristica principal de sus altos cargos y gobernantes.

Se trata, no obstante, de algo que no es nuevo, pues el propio Juan Carlos de Borbón dejaba claro cuando era un príncipe fascista, mano derecha del asesino sanguinario que masacró a los españoles durante cuatro décadas, su admiración y su respeto por el genocida, al que siempre (incluso está claro que también ahora) tuvo de modelo.

Lo peor es que seguramente, tal y como sucedió con Francisco Franco, su heredero terminará muriendo en su cama  sin que se haya hecho justicia por todos sus crímenes:

3 comentarios:

Piedra dijo...

Lo malo de esas encuestas de popularidad es que en ellas el ejercito o la policía han subido de forma espectacular, por eso si se analizan fríamente quizás lo que indiquen es que nos están conduciendo de forma deliberada hacia una nueva república para callar bocas, pero evidentemente esto no cambiaría en nada la situación real del pueblo, como sucede en el resto de repúblicas europeas.
(Solo)Eliminar al rey (y toda su descendencia a poder ser), no sería la solución por más que sea justo y necesario.

Espero que la manifestación sea masiva y lo más violenta posible, a ver si empezamos la "primavera española" aunque sea en otoño.

Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Cierto. Eliminando al rey no se acabará con el franquismo ni, por supuesto, con la mafia capitalista. Para ello hay que cortar muchas cabezas.
Saludos

Anónimo dijo...

http://imgur.com/qIIm3Em

Cesar Madarro Art

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...