12 de octubre de 2013

12 de octubre: este blog no celebra genocidios

Hoy 12 de octubre los españoles celebran lo que ellos ahora llaman "El día de la hispanidad", una especie de día de la nostalgia de aquel Imperio que los conquistadores extendieron por toda America a golpe de espada y Biblia. El eufemismo "Hispanidad" sirve como intento de expresión de la esencia hispana, es decir como una forma de racismo mas o menos encubierto tal que si se celebrara la "arianidad", el día de la raza aria. El ejercito sale a las calles aplaudido por los políticos, en un intento de vincular la España esclava del mercado y de las potencias occidentales del ahora con aquel tiempo en que los genocidas a gran escala eran los españoles.

Cuando Colón llegó a América aquel 12 de octubre de 1492 los indígenas americanos, los habitantes que allí construyeron sus culturas y civilizadores propias, sufrieron el saqueo maquillado con la ideología de la modernidad eurocentrica que avanzaba exterminando pueblos, religiones, culturas, alfabetos, lenguas, ideologías, éticas, economías, matemáticas, y sembrando la sumisión a la nueva cultura uniformizadora del cristianismo y el capitalismo naciente.

517 años después, en una España en ruinas por la misma avaricia que entonces dirigió el genocidio de millones y millones de habitantes de America, se sigue celebrando la idea del Imperio de antaño, de la cultura hispana extendida con la conquista, con el genocidio, con la imposición de lenguas y pensamientos. Una actitud que, si miramos a nuestro alrededor, no ha cambiado demasiado en los nuevos imperialismos, que construyen verdades blindadas ante las que cualquier cuestionamiento es terrorista.

La "Hispanidad" como eufemismo del racismo, de superioridad, de victoria sobre la diversidad, es la idea que se elige para encarnar lo que es España, otra vez expresando, como si de un tip inconsciente se tratara, el pensamiento cetrino que ha gobernado nuestro país desde 1939 hasta hoy, en el que la España una, grande y libre se proyecta hacia su pasado incapaz de limpiar sus restos podridos y mirar hacia un mundo mejor.

Hoy vivimos, sin embargo, en un momento en que cada vez mas pueblos latinoamericanos han dejado de someterse a la historia escrita desde Europa,  y ya no se consideran solamente construcciones civilizadas a partir de la barbarie europea (aunque los criminales europeos, también los de Estados Unidos o Israel, producto de la misma ideología criminal, sigan considerando barbarie a todo lo demás menos a lo suyo), sino naciones de historia milenaria que fueron sometidas por los sanguinarios conquistadores de occidente contra los que, cada día, se libra la batalla de la liberación.

Aunque en España hoy se celebre la "Hispanidad", el día de la Raza, el día de la patria, desarrapada heredera de aquel imperio genocida del que indignamente aun muchos se sienten orgullosos, en America millones de herederos de aquellos millones de exterminados, esclavizados, descuartizados y aculturizados celebran cada uno de sus días el día de la lucha por la liberación, por la recuperación de lo robado, por la venganza ante tantos siglos de sometimiento, ante tantas riquezas culturales y materiales expoliadas, invisibilizadas o destruidas.

Mientras las tropas, los tanques y los aviones desfilan intentando impresionar a los ciudadanos ilusos, con ese mismo ejercito que hoy es servil al imperio yankee, por ejemplo en "misiones humanitarias" y también sangrientas como la de Afganistán, Libia o tantos otros países victimas del imperialismo, el pasado criminal de la antigua España Imperial sigue apestando, y los esfuerzos por convertir el genocidio en excelsa labor civilizadora son cada vez menos capaces de ocultar el racismo y la codicia del que son realmente expresión.

La Biblia y la espada, la cruz y ametralladora, el mercado y la bomba atómica. Es la misma historia dirigida por los privilegiados desde siempre, tan vigente hoy como entonces, aunque cambien los métodos y se hagan cada vez mas sofisticadamente criminales e indiscutiblemente poseedores de la verdad. Antes los matones del mundo eran los españoles, aunque hoy sean simplemente otro de los países sometidos a otro imperio.

Así que mas que "Hispanidad" el día de hoy debería celebrar, en todo caso, la "americaneidad", la lucha del continente americano por recuperar su historia, sus culturas, sus soberanías, por escapar de las garras necrófilas de Europa y Estados Unidos, alfa y omega de los más grandes genocidios de la historia.

En España Franco decretó en 1958 que debida "la enorme transcendencia" del día 12 de octubre para España y todos los pueblos de America, sería el Día Nacional. La "democracia" actual, heredera directa del régimen franquista, hizo lo propio aprobando la ley 18/ 1987. Una decisión que provoca sensaciones entre la risa y el llanto, pues mientras glorifica el pasado criminal de España los que lo hacen han convertido este pais en una colonia de otro imperio, lo han arruinado, y han condenado a sus subditos al sometimiento a los intereses de los grandes capitalistas  y de las corporaciones extranjeras, todo ello mientras la parasitaria clase politica, presidida por la familia real designada por el mismo general Franco, preside un fastuoso desfile como si todavia España contará para algo en el escenario internacional, salvo para obedecer al amo.

3 comentarios:

Cordura dijo...

En ocasión de esta “fiesta” viene bien recordar aquello de Brassens: “... y yo me quedo en la cama igual”.

Saludos cordiales.

Piedra dijo...

Que cortarollos con lo bonitos que están los soldaditos desfilando y para un día que les dejan sacar los juguetitos por las calles...

Sobre lo de América, al margen del genocidio que se llevó a cabo, habría que revisar la historia oficial y desmentirla, ni Colón descubrió el continente, ni la conquista fue obra de los españoles, España y Portugal (entre otros) conocían y comerciaban desde hacía mucho con América, hay pruebas de asentamientos Griegos, vikingos, Chinos... Y la conquista no podría haberse llevado a cabo sin la complicidad de determinados reyes que utilizaron a los españoles para terminar con sus enemigos, pero españoles llegaron cuatro gatos, desabastecidos e incomunicados, jamás podrían haber conquistado nada, se intenta criminalizar a los españoles, pero mi abuelo no tuvo la culpa de nada, fue el estado castellano, en complicidad con algunos estados indígenas.

Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Hombre, Piedra, claro que no tenemos la culpa todos los españoles, como no todos los norteamericanos bombardearon Irak. Se trata, como siempre, de la clase dirigente, que instrumentaliza a los pobres muertos de hambre (que asi eran la mayoria de los "conquistadores") para llenar sus alforjas y sus cuentas. En cuanto al descubrimiento, por supuesto que no hubo tal cosa. America ya existia mucho antes de la llegada de Colon, y por eso mismo lo que paso el 12-0, en todo caso, fue el inicio de una conquista, genocidio y robo.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...