8 de octubre de 2013

Rusia suministrará armas al actual gobierno libio

Poco le ha durado el enfado a Rusia, que se oponía hace poco más de un año a la brutal agresión contra Libia por parte de una coalición internacional apoyando a los mercenarios libios que hoy están en el gobierno contra Gadaffi. Sin embargo, como recordamos, tanto Rusia como China se abstuvieron en la votación del Consejo de Seguridad de la ONU que dio origen a la matanza. 

Los nuevas caras del capitalismo, jugando a ser alternativa
al imperialismo norteamericano
Está claro que si Rusia y China hubieran querido realmente evitar el ataque contra Libia lo habrían hecho, pero parece ser que, aunque muchos blogueros y militantes o simpatizantes de izquierda siguen extasiados con el supuesto papel humanitario y de defensa de los pueblos da Rusia, el negocio es el negocio también para ellos.

En el editorial del blog Pravda Internacional del día 10 de septiembre de este año se recogen las declaraciones efectuadas por el ministro ruso de exteriores, Serguéi Lavrov y su homólogo libio (es decir, uno de los miembros del gobierno de mercenarios y asesinos impuesto por Estados Unidos y sus vasallos tras la brutal destrucción de Libia) en las que se anunciaba el compromiso del gobierno ruso de suministrar armamento y tecnología a Libia y de "proporcionar formación militar a su ejército.

Los especialistas rusos se encargarán de entrenar tanto a policías como a militares, aunque los primeros serán los efectivos de servicios fronterizos. Los cancilleres no han dado muchos detalles, pero comentaron que Moscú y Trípoli van a tener numerosos proyectos conjuntos destinados a garantizar la seguridad regional en África del Norte y frenar el contrabando de armas."

La fuerzas mercenarias que derribaron a Gadafi con la ayuda criminal del imperialismo, será la receptora de tan "humanitaria" labor del gobierno ruso.

Para desengaño de los que ven a Rusia como la esperanza antimperialista del futuro,  el nuevo gobierno ruso basa su política exterior en idénticas premisas que las de cualquier otra potencia imperialista: abrirse camino en la fabricación de armas para quien pueda pagarlas. Es evidente, pues, que el apoyo a países que acuden a su mercado para defenderse del imperialismo norteamericano es tímido y relativo, y basado exclusivamente en el negocio de sus corporaciones y en razones estratégicas para fomentarlo.

Igual que ha sucedido en el caso de Libia, a la que Rusia dejó abandonada a su suerte bajo las bombas del capitalismo occidental y en las garras de los terroristas que hoy gobiernan el país,  el gobierno ruso está tratando a Damasco más como un buen cliente que como una víctima de las ambiciones de las corporaciones que controlan a la OTAN o a Israel que merece ayuda. Al contrario, para Rusia solo cuenta que esas corporaciones sean las suyas. 

De hecho, el acuerdo alcanzado por Rusia y Estados Unidos para aplazar el ataque contra Siria es pan para hoy y hambre para mañana, pues no hace mas que hacer reconocer a Damasco que, al contrario que sucedió con Sadam Hussein, tiene realmente, como acusaban los capitalistas, un peligroso arsenal de armas químicas que se compromete a destruir, asegurándose de que Siria siga comprando armas a Moscú y que los negocios de los empresarios rusos sigan aumentando en aquel país.


Es cierto que todos nos alegramos de que Rusia salga en defensa de un pueblo al que las hordas imperialistas se disponen a destrozar para repartirse sus recursos y utilizarlo como base de sus nuevas agresiones. Pero no hay que olvidar quienes son los que gobiernan Rusia y sus verdaderos intereses (muy alejados del pasado soviético que sin embargo reinvidica el gobierno ruso meramente por intereses nacionalistas): aquellos mafiosos que tras la reinstauración de la barbarie capitalista en la antigua Unión Soviética utilizaron todos los métodos a su alcance para  repartirse la riqueza de los trabajadores soviéticos y enriquecerse ilimitadamente a costa de la pobreza y la miseria de estos. 

Así que cuidado con la euforia o los espejismos. Siria, como cualquier pueblo, solo puede ser libre y soberana si sus trabajadores toman el poder y limpian el país de delincuentes y alimañas capitalistas. Solo el Socialismo puede emancipar a los pueblos y los trabajadores, algo que nunca se podrá conseguir de la mano de un estado capitalista-mafioso, como son tanto Estados Unidos como Rusia.

10 comentarios:

sdas dijo...

Aunque no viene a cuento con el POST quisiera compartir este enlace :
¿Por qué España es un Estado fascista?
http://www.lospuebloshablan.org/?p=12309

SADE dijo...

Estupendo artículo, camarada.

A ver si lo leen los "infras"... Sí, hombre, esos que nos llaman los "súper".

Piedra dijo...

Se que te puede molestar mi pregunta y no es esa la intención, ¿pero antes, cuando existía la URSS no era lo mismo?
En la práctica me refiero, no los ideales que se nombrasen para hacer esto mismo. Cuando se ataca un país da igual que se diga que se hace en nombre del bien común que en nombre de la "democracia", la gente muere y los recursos se roban, que más da entonces.
Vamos que China, cuando invadió el Tibet fue para "liberar" a sus habitantes.
O la invasión de Afganistán por la URSS o de los demás.

El intersocial dijo...

Hola hermano. Me enteré de esta noticia hace al menos un mes, no la publique por hacerme el pragmatico, por lo que era la coyuntura con el supuesto ataque quimico sirio etc.
Hno, en el 2011 y el 2012 lo hemos discutido aquí y vos sabes bien que yo no confio ni en Moscú ni en Pekin. Hermano Jose querido, el tratado humanitario que "salvó" a Siria de la guerra es oscurisimo, deja a Siria en pelotas. Tratare de hacer una nota corta sobre ello.

Te mando un abrazo grande y espero que sigan bien hermano.
Te aprecio.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola compañero,
Si, siempre lo hemos hablado. Una cosa es alegrarse por una intervencion concreta de Rusia que evita una matanza, y otra creer que lo hace por motivos altruistas. En todo caso, los intereses que mueven a Rusia no son, ni mucho menos, los de sus trabajadores.
En cuanto al acuerdo, pienso como tu. Me parece que es perjudicial para Siria, porque hace que reconozca su culpabilidad y justifica a los terroristas de la OTAN, ademas de provocar que Siria pierda soberania, por lo que, al final, da igual que el presidente se llame Al Assad o cualquier otro nombre, porque los que controlan la situación, lamentablemente, no son los sirios.
Saludos!

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Piedra,
En parte tienes razon. Cuando se agrede a un pais, al final lo haces casi siempre en contra de su voluntad. Sin emabargo, en los dos casos que citas no fue tan clara la cosa (salvo en el Tibet). En este caso, China recupero lo que siempre era parte de China, y que los ingleses querian convertir en un pais independiente por obra y gracia de sus intereses economicos y sin contar con el pueblo tibetano, sino solamente con los crueles y fanaticos mojecitos tibetanos, una de las dictaduras más injustas y despoticas del mundo. En el caso de Afganistan, fueron los afganos los que llamaron a la URSS, porque no se si sabres que el gobierno de Afganistan era comunista hasta que el imperialismo dio un golpe de estado para imponer a sus títeres. Quizás la URSS se equivoco en Afganistan, pero lo cierto es que jamas hubo una ocupación, sino una alianza con el ejercito afgano. En aquella epoca, eso es cierto, la URSS ya no era realmente un pais estrictamente socialista, sino que estaba minado por el precapitalismo que, al final, emergio como una peste con Gorbachov, Yeltsin y el resto de mafiosos que hoy gobiernan Rusia.
Saludos

El intersocial dijo...

Hola Piedra, primero que nada saludos. Y si, es verdad lo que decís, los ataques armados, bloqueos, guerras e invasiones no tienen colores y todos merecen ser condenados. Aún a los "ideologistas" nos falta hacer ese ensayo, de hecho lo deberíamos hacer para conservar al menos en lo posible un mínimo de dignidad humana.
Perdón por lo siguiente: Del Tibet, no conozco para nada la situación de como se dio. Pero lo de Afganistan por la URSS es como dijo jose. Afganistan no fue invadido para implantar el comunismo, pues el comunismo ya existía allí y de forma autónoma digamos,no por imposición. Ante la lucha contra terroristas que después dieron en llamarce Al Qaeda, Afganistan llamó a Moscú en ayuda.
De hecho fijate esto que loco: mientras la URSS termina cayendo en el 91, Afganistan comunista caería en el 92.
Abrazo grande.

Anónimo dijo...

El final lo dice todo "solo el Socialismo puede emancipar los pueblos y los trabajadores". Cuando no existan clases ni estados ningún interés nacional se interpondrá en la solidaridad internacionalista del proletariado mundial. Uno recuerda la URSS y China después del conflicto fronterizo que casí los llevó a una guerra, apoyando y armando cualquier régimen por el simple hacho de ser enemigo de un aliado del oponente. Considero un poco infantiloide los rifirrafes entre "infras" y "super" remarcando lo lleno de razón que estamos y la poca autocrítica, muchos de los que ahora critican la postura de rusos y chinos en Libia (que solo permitia un paraguas humanitario y no implicación en el conflicto) o bien se tragaron lo de Gadaffí bombardeando a su pueblo, o no alzaron la voz para desmentirlo. Por el momento y lejos de consideraciones de lo disuasorias que puedan ser unas armas químicas contra el armamento nuclear y porque no se usaron cuando fueron invadidos, celebro que miles de seres humanos en Siria celebren con su vida el no ser bombardeados. También celebro la multipolaridad pese a su común naturaleza, porque la veo un freno contra la prepotencia, matonismo y aventurismo tan frecuentes en la época del unipolar.

Piedra dijo...

Quizás no puse los mejores ejemplos, pero igualmente me sirven las respuestas, gracias.

Saludos.

thescarletrevolutionary dijo...

Al Anónimo del 9 de octubre a las 12:16:

Que sepas, muchacho/a, que algunos comunistas creemos en la destrucción total del capitalismo, pero no necesariamente de toda forma de Estado.

Saludos a ti, y, de paso, a quienes habéis recordado, con razón, que la URSS nunca entró en Afganistán para quedarse en este país, el cual, nunca fue realmente socialista pero sí muy progresista, lo que dio pie a la creación imperial de "La Base". Por cierto, supongo que todos sabréis que el primer país del mundo en reconocer a la Unión Soviética, en 1922, fue precisamente Afganistán.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...