31 de julio de 2012

Internacionalismo proletario y juegos olímpicos

Los juegos olímpicos se han ido comvirtiendo poco a poco en un negocio, y no se parecen para nada a aquella competición para la integración entre las diferentes poderes que fueron en su inicio. En un mundo dominado por el capitalismo, es decir cuyo motor es el beneficio económico en todas las esferas de la vida, desde las mas personales a las colectivas ( desde la pareja, la familia, el trabajo, los derechos, y por supuesto el deporte), es dificil que los juegos sean una oportunidad para fomentar la amistad y la paz entre los pueblos en vez de una forma de llenar algunos bolsillos y hacer que los espectadores de paso no piensen demasiado.

An Kum-Ae y Yanet Bermoy, !Viva el internacionalismo proletario!
Sin embargo, hay paises que siempre fueron y seguirán siendo internacionalistas, es decir, que ademas de defender su soberania nacional y el bienestar de su trabajadores (es decir, de la mayoria de sus ciudadanos), buscan y respetan la solidaridad con el resto de los estados y apoyan su lucha por la independencia de las injerencias imperialistas y la dominación de las mafias internacionales.

En la competición de judo de los juegos olimpicos de Londres hemos asistido a una bonita imagen símbolo de esa amistad entre los pueblos que algunos intentan hacer depender de su sometimiento a las multinacionales económicas en vez de su soberania. La judoca norcoreana An Kum-Ae, que consiguió el oro, y la cubana Yanet Bermoy disputaron la final de judo en la categoria de menos de 52kgs y, al final, recibieron su premio abrazadas como símbolo de la lucha de sus pueblos por su libertad y su soberania. 

An Kum-Ae, dedicó su victoria a su pais, a su pueblo, ademas dea Kim Jong-Un:

"Como atleta yo creo que ganando esta medalla puedo glorificar a mi nación y apoyar a mi pueblo, así que estoy realmente feliz. Y creo que di algo de felicidad y alegría a nuestro líder, Kim Jong-Un", afirmó a la prensa la veterana juduca norcoreana.

Una bonita fotografia que nos recuerda la fuerza del internacionalismo socialista que tanto echamos de menos en un mundo dominado por un sistema que convierte a todo, incluso al propio deporte, en una mercancia de compraventa, y para el que la paz es bastante menos importante que los beneficios economicos de la elite que domina, bajo la falsa fachada democratica, la criminal (no solo contra los paises invadidos para saquear sus recursos, sino contra los propios pueblos sometidos a su dominación) tirania capitalista.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...