28 de junio de 2015

Cuba, ¿revolución o reforma?

Recientemente he leido con preocupación las soprendentes declaraciones de Eugenio Martínez Enríquez, embajador de Cuba en España, realizadas durante un desayuno informativo celebrado junto a empresarios en Madrid que estaba dedicado a la "actualización del modelo económico de la isla", en el marco de las "reformas" del sistema que está llevando a cabo el gobierno cubano. O quizás, en realidad, la sorpresa no sea tan grande teniendo en cuenta la creciente influencia del reformista socialismo del siglo XXI en la política de la isla.

El embajador cubano no dejó ninguna duda sobre las intenciones de las reformas que se están perpetrando en Cuba, remarcando la necesidad de que el modelo socialista "se actualice", no para profundizar el socialismo o acrecentar la necesaria lucha de clases contra los vestigios de la burguesía, sino que, muy al contrario, lo que parece sugerir es que el objetivo es hacer frente al futuro de la isla y lograr un mayor bienestar para los ciudadanos (¿no es Cuba, entonces,  el país con la mejor sanidad y educación del mundo, entre otros avances revolucionarios?).

Según Martínez, "lo único que se debe cambiar" (como si ese "lo único" no fuera en realidad "lo más importante") "es la diversidad en la propiedad empresarial"; "el modelo necesita actualizarse para que el bienestar se prolongue en el futuro (...) sólo en educación gastamos un 32% de nuestro presupuesto y lideramos en algunos índices los datos del resto de Latinoamérica. Para que esto se mantenga, la propiedad empresarial debe cambiar".

Es decir, el embajador cubano les dice a los empresarios españoles que hay que compartir el pastel de la economía cubana con más empresas privadas; en otras palabras, acelerar (en realidad hace ya unos años que empezó esté giro de timón) el regreso al capitalismo (por mucho que nos lo intenten pintar, como hacen en los paises del llamado socialismo del siglo XXI, como "socialismo de mercado" o "capitalismo democrático" u otras memeces intragables, contradictorias e insostenibles).

Para que la "economía" cubana mejore, (ahora los cubanos parecen empezar a aceptar las cartas marcadas del capitalismo y analizar los resultados de la economiá de acuerdo a las leyes del mercado), el tal Martínez propone equilibrar la balanza de pagos (registro que tiene en cuenta las exportaciones e importaciones de un país), mejorar la motivación y la productividad en el empleo (¿no suena esto a discurso de Rajoy o cualquier miembro de la patronal?),  y promover el trabajo por cuenta propia (es decir, fomentar  la privatización; de hecho, por ejemplo, Cuba ha convertido recientemente en privados casi todos los restaurantes del país).

Para más inri, el embajador opina que los problemas estructurales del país "deben ser atenuados con inversión extranjera", la cual debe ser del 30% del PIB cubano por lo menos.

En el evento, el representante de Cuba en España defendió, como excusándose, que todos los niños vayan a la escuela, no sufran malnutrición y tengan acceso a la sanidad universal, pero admitió que el modelo cubano "necesita ser más eficiente" en ese sentido. Es decir, ¿empieza a plantearse el propio gobierno "revolucionario" que el hecho de que no exista el hambre en Cuba, que la escuela sea de calidad y universal y que la sanidad sea para todos, además de posiblemente la mejor del mundo, tienen que ser conquistas que se supediten a la economía capitalista y a su forma de hacer las cuentas?

Como explicó el economista Guillermo Perry, en el diario El Tiempo, tras participar en una comisión de trabajo organizada por el gobierno cubano  y Brookings Institution, el proceso de apertura y reforma económica que comenzó hace varios años en Cuba pretende ampliar progresivamente el campo de acción de las llamadas actividades no estatales (el sector privado), someter las empresas estatales a la disciplina del mercado, fortalecer el papel regulador del Estado y separarlo de su rol de propietario de empresas, e insertar a Cuba agresivamente en la economía global. En otras palabras, hacer lo que hicieron China y Vietnam hace ya años, con mucho éxito, cierto, pero no precisamente para los trabajadores, y que llevó a ambos paises a un regreso acelerado, aunque con características peculiares, al capitalismo y a la barbarie con, eso si, bandera roja.

Según los partidarios de la reforma, el proceso "va despacio" porque debe superar restricciones ideológicas y la oposición silenciosa de la burocracia cubana.

Sin embargo, afortunadamente, también hay opositores a los cambios de la "perestroika cubana". Estos afirman que durante los primeros siete años de “actualización del modelo” en Cuba el foco de la atención sobre los cambios ha girado en torno a la economía y la política, sus aperturas y cierres, mientras se mira mucho menos a las consecuencias sociales de la transformación.

Los efectos del ajuste sobre un sector neurálgico para el país como es la educación pública y gratuita, deben ser, para los fieles a las conquistas revolucionarias de Cuba, descritos con mayor profundidad, tal y como alerta el economista cubanoamericano Carmelo Mesa Lago, recién galardonado con el Premio LASA por la obra de toda la vida, en unas declaraciones al proyecto Cuba Posible.

El académico aprecia resultados macroeconómicos en la política de disminuir gastos sociales, aunque recuerda que existe otra cara de la luna: “También en salud ha habido un recorte fuerte: se han cerrado hospitales rurales, los médicos de familia han disminuido a la mitad porque se han enviado muchos a Venezuela, Brasil y otros países. Pero los recortes en servicios como educación y salud no se hacen sin resultados sociales adversos”.

No se entiende muy bien como el modelo revolucionario de gran parte de la izquierda mundial de repente,  tras la llegada al poder de Raul Castro, necesite "abrirse al mercado" (aunque sea bajo la justificación de que el proceso estará controlado por el  partido) ¿Eso quiere decir que el modelo era equivocado o que han cambiado los tiempos y el capitalismo ya no es tan malo?

Quizás el problema es que Cuba ha dejado de mirar hacia el socialismo  para poner el foco de su destino en el modelo de paises que ahora venden la "revolución" o el "comunismo" envueltos en los ropajes de sus éxitos multinacionales, como China, o en democracias burguesas que encubren su reformismo con eufemismos revolucionarios pero que, a pesar de que ciertamente consiguen aumentar el bienestar material de los trabajadores (en comparación con los años de dictadura abiertametne capitalista), siguen sin acabar con la propiedad privada de los medios de producción y, por lo tanto, con la división en clases y la pervivencia de la explotación (tal que los llamados Socialismos del siglo XXI)

Son palabras muy preocupantes las del embajador cubano, tanto como el mismo hecho del proceso de reformas iniciado en Cuba desde hace unos años, reformas que coquetean demasiado con las leyes del mercado (es decir, del capital) y que nos traen ingratos recuerdos de otros tiempos cuando los líderes del partido comunista, en este caso el soviético, también hablaban de necesidad de reformas del socialismo y aperturas hacia el mercado, escondiendo, como se demostró después, que habían renunciado hace tiempo a la revolución y al avance a través del socialismo hacia el comunismo.

Y es que el socialismo no tiene necesidad de reformas, sino de avances revolucionarios, y cualquier paso atrás suele significar, por mucho que se venda como ajustes necesarios o circunstancias de la economía mundial, el regreso, más o menos lento, más o menos rápido, hacia la barbarie, la desigualdad y la explotación capitalistas. Y esto duele especialmente cuando se trata de un país que, con todos sus aciertos y errores, fue modelo de resistencia tras la desintegración de la Unión Soviética, mientras el resto de paises "socialistas" caían como piezas de dominó siguiendo la estela de Moscú.

El propio Fidel Castro pronunciaba en diciembre de 1989, antes de que las lógicas consecuencias de las reformas y la apertura dieran la puntilla final a la URSS, unas palabras perfectamente aplicables a las reformas actuales que se están llevando a cabo en Cuba y que pueden servir, sin duda, de aviso para navegantes:

"se ha proclamado que el socialismo debía perfeccionarse, ¿pero es acaso abandonando los principios elementales del marxismo-leninismo como puede perfeccionarse el socialismo? ¿por qué las llamadas reformas tienen que marchar en un sentido capitalista? Si tales ideas tuviesen un carácter revolucionario como algunos pretenden, ¿por qué reciben el apoyo unánime y exaltado de los dirigentes del imperialismo?"

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que se trata de una situacion de paralisis: Cuba exige que se retire el embargo, pero los EUA exigen ''democracia'' y ''pluralidad politica'', olvidando que son cuates y socios comerciales de Japon ,donde solo hay 2 partidos politicos (el PCJ es semiclandestino), y de las monarquias teocraticas medievales del Golfo, donde no existen partidos, por lo tanto se trata del tipico caso de ''tu voluntad contra la mia''. Simplemente hay que observar como se desarrollan los eventos conforme pasa el tiempo y no apresurarse a sacar conclusiones, aunque es verdad que desde la segunda mitad de los 90 ha dado un viraje a la derecha al hacer negocios con las oligarquias rusa y española y con el socialismo neoliberal chino (tambien hay que tener en cuenta que el capital extranjero representa solo una pequeña parte de su financiamiento, que si se liberalizo la economia no fue por mera ocurrencia sino por que habia una crisis tal que estuvo a punto de sumir al pais en el caos y la hambruna, y finalmente que las empresas extranjeras que operan en Cuba no se encuentran en una situacion precisamente privilegiada -aunque existan ciertos estimulos fiscales-, ya que deben pagar una cuota nada economica y dejar la mayor parte de sus ganancias en la isla), aparte de haber adoptado una politica de ''conciliacion'', y que en parte se ha dejado influenciar por el mal llamado socialismo de siglo 21 (que no es mas que una mezcla de tesis revisionistas recicladas, nacionalismo indigenista, posmodernidad y anticomunismo). Aparte hay que considerar 3 aspectos: que el fascio cubano se encuentra dividido, enfrentado y sin lideres (Sanchez, Soler, Rubio y demas escoria son simples titeres mediaticos vacios de contenido y hambrientos de protagonismo); que el propio Obama anuncio que se limitaria a reestablecer relaciones diplomaticas, pero que no abandonaria su estrategia guerrista contra Cuba; y que la persistencia de Washington no es eterna -aunque diga lo contrario-, por lo que en un momento dado se cansara de darle dinero a la contra (como tambien se cansara y dejara de financiar a la junta de Kiev, y a Al Qaeda y sus franquicias) y cuando llegue ese momento dejara de haber ''valientes luchadores por la libertad que son reprimidos por la cruel dictadura castrista''.

Fernando Casas dijo...

He leido el articulo donde Raul dice que Obama es un hombre honesto, declaracion que tambien a mi me sorprendio y saco de onda (y dicho sea de paso, tambien se me hizo mas creible que eso lo dijera Gorbachov sobre Reagan), pero hay que tener en cuenta que el tipo tiene casi la misma edad de su hermano -aunque es un poco mas joven-, por lo que es normal que sufra de desvarios y hable por hablar. Respecto a esta publicacion, creo que simplemente se trata de una paralisis burocratica, pues Cuba exige el fin del bloqueo pero los EUA exigen ''democracia'' y ''pluralidad politica'', olvidando que en Cuba SI HAY ELECCIONES y para presentarte puedes ser cualquier hijo de vecina y no necesitas tener pedigri que te acredite como militante del PCC -no como en ''el pais de la libertad'', donde para ser senador o diputado (no digamos ya para ser presidente)no solo necesitas tener el carne del partido ''democrata'' o republicano, sino que tambien tienes que tener un cuate o pariente adinerado que te pague los gastos de campaña-(y obviando tambien que con Batista habia quien sabe cuantos partidos politicos,y que eso no era ni de lejos una democracia), por lo que nos encontramos ante el tipico caso de ''tu voluntad contra la mia''. Aunque es verdad que desde la segunda mitad de los 90 la revolucion ha ido dando un viraje derechista, producto en parte de sus negocios con la oligarquia española y con el socialismo neoliberal de China (tambien hay que tener en cuenta que si se liberalizo la economia no fue por mera ocurrencia de Fidel, sino porque el pais estaba sumido en el caos y a punto de caer en la hambruna, aparte de que la inversion extranjera representa una parte muy pequeña de su financiamiento y que las empresas extranjeras deben pagar una cuota nada economica y dejar parte de sus ganancias en la isla) y por que se ha dejado influenciar por el mal llamado socialismo del siglo 21 (que no es mas que una combinacion de tesis revisionistas recicladas, nacionalismo indigenista, posmodernidad y anticomunismo). Simplemente hay que observar como se desarrollan los acontecimientos con el paso del tiempo y no sacar conclusiones apresuradas.

Por ultimo, decir que hay que tomar en cuenta 3 puntos:

* Que yo sepa, Obama nunca dijo nada del bloqueo (la iniciativa de reanudar relaciones fue suya, no de Castro). Anuncio que reestableceria relaciones con Cuba, pero que no abandonaria su politica guerrista
* El fascio cubano se encuentra dividido, enfrentado entre si y sin lideres (Sanches, Soler, Rubio y demas escoria son simples titeres mediaticos hambrientos de protagonismo), por lo que tiene pocas posibilidades
* La persistencia de Washington no es eterna (por mucho que sus dirigentes digan lo contrario), por lo que un dia se aburrira y se cansara, y dejara de darle dinero a la gusanera (como tambien dejara de financiar a la junta de Kiev,y a Al Qaeda y sus franquicias -llamense ELS, ISIS, Hermandad Musulmana, Al Nusra, etc.-), y cuando llegue ese dia dejara de haber ''valientes luchadores por la libertad que son reprimidos por la cruel dictadura castrista''

Lorenzo Peña dijo...

Todo el proceso de reformas pro-mercado, ya iniciado, a regañadientes, por el propio Fidel y acentuado por Raúl, tiende a restaurar el capitalismo lo menos rápidamente que se pueda, lo menos traumáticamente, con el máximo posible de conservación de elementos de socialismo o comunismo. ¿contradicción? Como lo dijo Stalin, sí, la contradicción de la vida. El socialismo en un solo país era posible, aclaró Stalin, porque no era un país cualquiera, sino el más extenso del mundo, uno de los más poblados, con polos de crecimiento industrial heredados del zarismo (aunque transitoriamente maltrechos por las 2 guerras consecutivas), enormes y variadísimos recursos naturales y una posición geográfica que entonces lo hacía invulnerable por más de los 2/3 de sus fronteras. Aun así tuvieron que pasar por 7 u 8 años de NEP.
Cuba no reúne ni uno solo de esos requisitos. Su NEP será sin retorno.
Pero un capitalismo con algunos contenidos socialistas es posible y real. Eso estableció en Francia la participación comunista en el gobierno, 1944-47. Contradictorio, pero real.
Incluso Fidel Castro les dijo a los yanquis hace muchos años: "También Uds tienen su poquito de comunismo".
Lamento profundamente ese rmbo, pero lo juzgo absolutamente inevitable. No es lo del traidor Gorbachof, pues la URSS seguía siendo viable; tenía incluso, con "estancamiento" y todo, un crecimiento anual del 3 ó 4 %, que sería hoy el sueño de cualquier potencia imperialista.

Anónimo dijo...

Un poco alarmista es el artículo, y en mi opinión, de exagera comparación, de distintas circunstancias, lo que lo hace de poca dialéctica marxista-leninista en el análisis, más parecido a la derrotista critica trotskista.
La Revolución Cubana arrastra desde siempre los efectos del revisionismo de Kruschev y sucesores. Contravenir la máxima del marxismo-leninismo, de apoyarse en un proletariado y campesinado cooperativista, surgido de una industria y tecnología pesada y liviana propias. Y no terminar siendo una economía subsidiaria de la soviética. La URSS del camarada Stalin apremiada por el tiempo y la amenaza nazi, innovò construyendo primero la industria pesada y grandes proyectos de ingeniería, de la que luego surgieron la industria intermedia y liviana. No había casi propiedad privada, más que las cooperativas agrarias, pero su maquinaria eran de propiedad estatal. Era una dictadura del proletariado, con a veces se excedió en las necesarias depuraciones políticas, y que construyó los cimientos de una economía, que venció al nazismo e imperialismo, que pese a las posteriores desestalizaciones, su inercia seguía asombrando al mundo hasta los 70 con el crecimiento de su PIB anual. Que competía y a veces superaba, el liderazgo mundial con USA.
Lo de la URSS fue una traición en toda regla, al contrario que Cuba tiene unas riquezas naturales y energéticas impresionantes.
Lo de China también es diferente, hace tiempo abandonaron el capitalismo, para convertirse en la primera potencia económica mundial. La economía china es explotadora y crea desigualdades. Pero China siempre se vio aquejada del escaso consumo interior, teniendo que ser orientada al exterior.
Yo lo de Cuba lo veo diferente, poco me importan las reglas de cortesía que rigen las declaraciones diplomáticas, me importan más las declaraciones que dicen que la economía cubana, no emprenderá la vía china, ni sus desigualdades. Que irán introduciendo los cambios lentamente, para corregir errores. Pero la sociedad cubana tiene que cambiar. No puede ser que cuando pongan material de construcción a disposición de la población, el primer camión arrample con todo.
No puede ser que el cubano cuentapropista sea mucho más diligente y productivo, que el que trabaja para el estado. Las conquistas de la Revolución, son eso, conquistas que hay que defender y valorar, dado que no están sujetas a ninguna eternidad.
Cuba es el país de América, más respetuoso con el medio ambiente, una riqueza natural que no ha dejado de crecer, sin parangón en el mundo, fruto de la no existencia de la huella de depredación del capitalismo. Eso es una ventaja, que la economía no les venga dada, y exista un debate verdadero, sobre su rumbo, otra.

Jose Luis Forneo dijo...

La historia ha demostrado que el Socialismo solo se construye mediante el mantenimiento firme de la lucha de clases, la pervivencia de la dictadura del proletariado y el fomento del espiritu revolucionario... No ha habido un caso en el mundo en el que las reformas, la apertura hacia el mercado o el darle hueco a la burguesia no haya sido el inicio de la reinstauración capitalista.

El caso de la NEP fue un parentesis temporal hasta que las circunstancias permitieran seguir erradicando la propiedad privada y construyendo el comunismo, no una reforma para convivir con el mercado porque eso es inevitable o porque es mejor para los cubanos (en aquel caso, los sovieticos).

Las reformas de Cuba solo suponen, sin duda alguna, el abandono total del socialismo como camino hacia el comunismo. Si, puede que se trata de la aceptacion de que el unico camino es el socialismo de estado, donde este mediante su autoridad garantice ciertos derechos pero que asuma una economia libre, capitalista, donde inevitablemente la explotacion se acrecentara y los trabajadores volveran a depender de una clase explotadora, que puede ser el propio estado o el partido (como en China).

La unica forma de que el Socialismo siga avanzando hacia el final de la explotacion es que se profundicen sus principios, la eliminacion total de la propiedad privada de los medios de produccion, la erradicacion de la burguesia (al menos economicamente, pues la mentalidad lleva mucho mas tiempo de ser transformada) y el mantenimiento del espiritu de la lucha de clases hasta la victoria final. Como sucederia en la URSS, China o Albania, y en casi todos los paises socialistas, cualquier relajacion de ese espiritu revolucionario, aperturismo a las leyes del mercado y, sin ir mas lejos, como ya aviso el Ché hace muchos años, cualquier tipo de buenrrollismo con el imperialismo, solo significan el principio del final.

No obstante, espero que me equivoque y que los trabajadores cubanos puedan dar mas pronto que tarde un giro a la situacion.

Saludos

Jose Luis Forneo dijo...

"Lo de la URSS fue una traición en toda regla, al contrario que Cuba tiene unas riquezas naturales y energéticas impresionantes". Esto si que es un razonamiento ilustrativamente burgues. O sea, ¿la restauracion del capitalismo en la URSS fue cuestion de unas personas traidoras y no del abandono progresivo de los principios socialistas y la separacion del partido de las masas, ademas de otras consecuencias sociales y economicas producto de ello?

No se trata de alarmismo, sino de analisis de la realidad. Cuba no esta haciendo una NEP despues de salir de una guerra civil contra 14 potencias imperialistas. Cuba esta cambiando influida por la socialdemocracia reformista del socialismo del siglo XXI y ha aceptado que el socialismo no es el camino, y por eso se mueve hacia esos modelos, el chino, el venezolano, o incluso el ruso (que algunos siguen diciendo que es algun extraño tipo de socialismo, a pesar de que la explotacion salvaje contra la clase trabajadora sea alli evidente y abierta, sin necesidad de bandera roja que la oculte).

Los troskistas estaran encantados, pues eso es lo que propugnaron siempre: el socialismo solo es posible cuando se de en todo el mundo a la vez, o lo que es lo mismo, es imposible de que se lleve a cabo.

Saludos

Fernando Casas dijo...

Los troskos estaban encantados desde el momento en que Obama dio el anuncio. Empezaron con su tipico sermon: ''Cuba nunca fue socialista, fue capitalismo de Estado'', ''se restauro el capitalismo'', ''revisionistas'', bla bla bla

Anónimo dijo...

Los "troskos",realmente, no son nadie.Pero no olviden que tienen la culpa de todo.Un argumento usado para desestimar la opinión del pensamiento critico.En definitiva, un TOSTÓN de sermón de aprendices de Torquemada ¿Dónde están los Consejos de Obreros,con Poder? Ausencia.La culpa la tiene la CIA y los "troskos",que no nos dejan.Fidel sobre Chávez dijo.."el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia" y Chávez expresó amor sobre el marxismo-leninismo ,como sigue: "El marxismo,leninismo es un dogma, que ya pasó"...Pues que viva Cristo redentor y Jruschov.

Jose Luis Forneo dijo...

Pues si, al final se han convertido en una etiqueta hueca porque los troskistas de verdad no existen, pues hace tiempo que quedaron desautorizados por la historia. Ahora el llamar trosko a alguien es como una piedra facil de coger y tirar, aunque muchos de los que la lanzan podrian ser encuadrados en esa corriente (que no conocen en general porque leer esta pasado de moda, incluso entre gran parte de los que se llaman comunistas).

No obstante, el pensamiento basico del troskismo, que el socialismo en un solo pais es imposible, hace que se pongan inmediatamente en contra de cualquier comunismo, usando para ello las herramientas propagandisticas que les brinda el capitalismo, sin poco espiritu constructivo y, mucho menos, critico. Cierto que ese espiritu critico abunda poco entre los movimientos comunistas actuales, que tantas veces se centran en santificar al que consideran el origen de su teoria, pero el marxismo y, por lo tanto, el marxismo leninismo, tiene que ser una constante critica de la realidad, con las herramientas del analisis cientifico y de la dialectica, el todo cambia, la historia siempre se mueve, pero con el principal objetivo de acabar con toda explotacion del hombre por el hombre y, por lo tanto, con las clases sociales. La culpa, por otro lado, nunca la tiene la CIA, sino en general los errores de los propios dirigentes comunistas, como sucedio en la URSS, en China o en Albania. Sin embargo, el hecho de que se hayan sufrido fracasos no significa que no tengamos que segur criticando, analizando e intentando seguir llevando a cabo, al menos teóricamente, nuevos intentos superiores y más eficaces con las enseñanzas de los clásicos y de las pasadas victorias.

Por todo ello, los que aplauden con las orejas las reformas cubanas, como hicieron seguramente con las sovieticas o haran con los triunfos "revolucionarios" de esa burguesia de "izqueirdas" del Socialismo del siglo XXI, asumen desde el principio el fracaso pues, como dices, en Cuba hace tiempo que los soviets o consejos perdieron el poder y que el modelo es Chavez y su "el marxismo leninismo ha muerto".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...