3 de febrero de 2016

Guía ilustrada de prisioneros políticos y prisioneros de guerra en Estados Unidos

El número de prisioneros políticos encerrados en las cárceles de Estados Unidos es enorme. Los adalidades de la "democracia occidental" tenían en 2013, al menos 157 presos políticos encarcelados en sus mazmorras (según recopilacione de la National Jericho Movement y la Social Movement Prisoners,  eso sin contar los 166 de Guantánamo (en este caso secuestrados sin ni siquiera orden judicial y sin derecho alguno a intentar defenderse).

A finales del año pasado se publicó otra lista con los más conocidos presos políticos en Estados Unidos, esta vez recopilada por NYC Anarchist Black Cross, que compartimos a continuación.

Uno de ellos es Leonard Peltier, prisionero político indígena, miembro del American Indian Movement (AIM). Es el preso político que más años lleva encerrado en prisión, desde 1977, cuando fue declarado culpable y condenado sin pruebas a dos cadenas perpetuas consecutivas por el supuesto asesinato de dos agentes del FBI que murieron durante un tiroteo en 1975 en la reserva india de Pine Ridge, en los territorios sagrados Sioux de Dakota del Sur donde se había encontrado meses antes uranio y carbón. En ese acoso al pueblo Lakota murieron asesinadas más de 250 personas de esta nación indígena, pero a día de hoy aún no se ha investigado ningún crimen cometido por los "ayudantes" de los agentes federales que realizaron el «trabajo sucio».

Peltier escribe también poemas, como el que publicamos a continuación, en el que denuncia que el silencio ante la injusticia es imposible y que no hacer nada no es un acto neutral, sino que en ambos casos se trata de complicidad. Por ello, es tan importante denunciar la existencia de presos políticos en Estados Unidos, España o en cualquier lugar del mundo, como hacer lo propio con toda injusticia, pues "no puedes esquivar tu propio ser o tu propia responsabilidad" y, ante todo, tú mismo "eres tu juez y tu libertad".

El mensaje

El silencio, dicen, es la voz de la complicidad.
Pero el silencio es imposible.
El silencio grita.
El silencio es un mensaje,
igual que no hacer nada es un acto.
Deja que quien eres suene y resuene
en cada palabra y en cada hecho.
Sí, conviértete en quien eres.
No puedes esquivar tu propio ser
o tu propia responsabilidad.
Lo que haces es quien eres.
Eres tu juez y tu libertad.
Te conviertes en tu propio mensaje.
Tú eres el mensaje.
En el espíritu de Caballo Loco

Leonard Peltier
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...