20 de febrero de 2016

La lucha continúa fluyendo (Samadrudu)

El poema que protagoniza esta entrada fue escrito por el camarada Samudrudu, seudónimo de Kanakaraju, un activista del PC de la India (M-L) (Guerra Popular) –el partido antecesor del PC de la India (Maoísta). Fue detenido el 1 de septiembre  de 1991 y conducido a una remota aldea de Andhra Pradesh donde fue fusilado.

Este poema se incluyó en el libro de N. Venugopal Rao “Entendiendo a los maoístas” y reproducido en el Suplemento de “People´s March” (La Marcha del Pueblo – Voz de la Revolución India) titulado “Una década de lucha y sacrificio – Conmemoración del 10º Aniversario del PCI (Maoísta)”, en Septiembre de 2014 – pág. 17, que hemos extraído del blog Gran Marcha Hacia el Comunismo, que la tradujo al español.

Originalmente, el poema no tenía título, pero su último verso nos ha parecido muy significativo, en ese acertado símil, tan propio de la cultura de los pueblos de la India,  del río que no para de fluir:

La lucha continúa fluyendo:

Cuando la luna fue herida por
los disparos del rifle en la noche
y apareció roja
yo comprendí que el enemigo
estaba cavando otra tumba
para la verdad.
Con un hedor ardiente, el viento
secó tristemente las lágrimas de
mi mejilla…
La hierba aplastada en la noche
llora por la mañana…
Hijos míos, ¡abrid vuestros ojos
al menos una vez…!
Justamente ahora
Un asiento quedó vacante
Mi herida floreció como una flor
Un camarada cayó
Otro se eleva sobre sus heridas
Soy invencible
Me desintegro y exploto
Es mi corazón el que se rompe
pero no mis armas ni mis deseos
Mi muerte se convierte en canción y
descansa
Pero la lucha continua fluyendo

Camarada Samudrudu

2 comentarios:

anacanta dijo...

La vida no construye pedestales
triunfa sin importar
que la muerte gane siempre.

Juan Eduardo Bendeck Cordero dijo...

Me da mucho gusto saber que Usted continúa publicando a favor de un cambio verdadero y una revolución real, que es la del pensamiento y la conciencia. Tenga Usted por seguro a un seguidor y un amigo, y sobre todo un ciudadano del mundo, interesado y ocupado en el cambio. No vamos a desfallecer, no vamos a claudicar, aunque desanimados, tenemos siempre, en la Internet, un combustible de almas y conciencias.
Su amigo, Juan.
Lo invito a leer mi blog, de la persona más humilde, pero como lo expuso J. J. Tolkien, hasta la persona más pequeña puede cambiar el mundo. Como lo dijo la Señora de Guadalupe, seamos o no creyentes, me dirijo al más pequeño de mis hijos, y será, por cierto, por algo.

Reciba, Don José Luis, un abrazo muy fuerte.
www.estaelarquitecto.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...