4 de junio de 2016

Los naxalitas y la Gran Revolución Cultural Proletaria

El siguiente texto está extraído del documento del Comité Central del Partido Comunista de la India (M) de septiembre de 2004, titulado ¡Enarbolar bien alto la bandera roja del Marxismo-Leninismo-Maoismo", dentro de la serie de comunicados del PCI(M) que fueron traducidos al español por el camarada Sade y Gran Marcha hacia el Comunismo y recopilados por la Red de blogs Comunistas (RBC).


En este fragmento se describe  la Gran Revolución Cultural Proletaria china, de la que ahora se cumple su LX Aniversario, como " una teoría de importancia histórica para impedir la restauración del capitalismo y hacer avanzar la sociedad socialista hacia el comunismo a escala mundial", y se recuerda como marcó un punto culminante en la participación  y movilización de las masas en la lucha por el Socialismo. En fin, que representó "un salto cualitativo en la defensa y fortalecimiento de la dictadura del proletariado. También representó el ejercicio más amplio y profundo de democracia proletaria en la historia del mundo, y ello bajo la dictadura del proletariado".

Unas palabras, por cierto, de gran actualidad, en estos momentos de debilidad del Movimiento Comunista Internacional, cuando la naxalita es la punta de lanzada más avanzada en la lucha por "un mundo sin explotación del hombre por el hombre". El PCI (M), vanguardia de la Revolución Naxalita, nos recuerda que

"La restauración capitalista después del golpe de estado contrarrevolucionario de 1976 dirigido por los revisionistas Deng Xiao-Ping y Hua Kuo-Feng no niega en modo alguno las lecciones históricas de la GRCP: por el contrario, confirma las enseñanzas de Mao de que las clases y las contradicciones de clase siguen operando en toda la sociedad socialista y la necesidad de continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado".

Esa necesidad de lucha y la alerta constante contra revisionistas, y oportunistas, en resumen, frente a anticomunistas de toda ralea, en muchos casos parapetados  tras una aparente bandera roja, especímenes que son tan tristemente pujantes hoy día en el mundo real y virtual,  el aviso de que el único camino es el de la  lucha de clases, es, quizás, la gran aportación de la GRCP.  Precisamente para aprender de la derrota de las grandes experiencias socialistas, como la soviética y la china, y, a la vez, como alarma ante el despiste de muchos pseudoideólogos, muchos de ellos con la caradura de hacerlo en nombre de Marx, Lenin, Stalin o Mao,  que se pierden en la defensa de unos imperialismos frente a otros o  justifican a los que ponen la economía por delante de la ideología.

En definitiva, la GRCP nos señala que es imprescindible  tener principios firmes, así como mantenerlos a lo largo de todo el camino hacia el Comunismo, inevitablemente lleno de combates, obstáculos e intentos de contrarrevolución, y que para ello hay que levantar los cimientos bien asentados, siendo esencial para ello la formación de las masas y la participación de estas para alcanzar el principal objetivo de los comunsitas desde su mismo nacimiento, com podemos encontrar en los Principios de Comunismo, de Engels, o El Manifiesto Comunista, de Engels y Marx: la erradicación de la explotación del hombre por el hombre: "Resumiendo: los comunistas apoyan en todas partes, como se ve, cuantos movimientos revolucionarios se planteen contra el régimen social y político imperante. En todos estos movimientos se pone de relieve el régimen de la propiedad, cualquiera que sea la forma más o menos progresiva que revista, como la cuestión fundamental que se ventila." (El Manifiesto Comunista).

Así que, como pilar de todo análisis posterior, la pregunta esencial que todo marxista tiene que tener siempre presente es la de ¿Cúal es el régimen de propiedad?. Es decir, ¿hay o no hay explotación de la clase trabajadora? Respuestas esenciales para que siempre sepamos quién es nuestro enemigo y no olvidemos jamás del objetivo por el que luchamos.

El texto sobre la Gran Revolución Cultural Proletaria del C.C. del partido de vanguardia de la Revolución Naxalita es el que sigue:


"Mao Tse-Tung inició y dirigió la histórica GRCP, gigantesca convulsión en la historia del movimiento comunista internacional. Representó un nuevo salto adelante cualitativo en la defensa y ejercicio de la dictadura del proletariado. Fue dirigida principalmente contra los seguidores del camino capitalista que habían surgido dentro de la propia sociedad socialista. Sus cabecillas se habían concentrado sobre todo  en la dirección del partido. Durante la GRCP, las nuevas y poderosas consignas de Mao Tse-Tung “Rebelarse se justifica” y “Bombardear el cuartel general” resonaron por toda China y fueron un grito de guerra contra los seguidores del camino capitalista. La GRCP contribuyó a despertar a millones de personas desde abajo. De hecho, esta gigantesca movilización de las masas proletarias marcó un punto culminante.

En su lucha contra el cuartel general de los seguidores del camino capitalista, encabezados por Liu Shao-Chi, el camarada Mao Tse-Tung ya había afirmado reiteradamente que la contradicción principal en la China socialista seguía siendo entre el proletariado y la burguesía. Por ello, estableció cuáles debían ser las tareas para llevar la lucha de clases contra la clase burguesa hasta su último extremo. El punto más alto de esta lucha de clases se alcanzó durante la GRCP. En esta gran lucha, millones y millones de hombres y mujeres dirigidos por el propio Mao extirparon de las entrañas del suelo chino aquello que engendraba el capitalismo, es decir, el derecho burgués y las tres diferencias principales que aún existían en la sociedad socialista. Esta gran revolución no sólo ayudó a profundizar la conciencia de clase en China: también fue de gran ayuda en la agudización de la lucha contra el revisionismo en diversos partidos comunistas en el plano internacional. Dos logros destacados de la GRCP señalaron su importancia histórica.

El primero es que desarrolló un método completamente nuevo en el acervo del MLM para evitar la restauración del capitalismo. Ese método consiste en continuar la revolución para así evitar la restauración del capitalismo. Con dicho propósito, la GRCP se concentró en la reformulación de la visión del mundo. La lucha de clases y la lucha de dos líneas son extremadamente complejas. Cuando una tendencia oculta a la otra muchos camaradas a menudo no lo perciben. Esta gran camarada Mao fue reivindicada inmediatamente después de la Revolución Cultural contra los seguidores del camino capitalista, en este caso de Lin Piao. Aunque situado en la vanguardia durante la GRCP, Lin Piao en realidad demostró ser, más tarde, un conspirador disfrazado de defensor del Pensamiento Mao Tse-Tung, que trató de imponer una línea revisionista. Pero, según el punto de vista de la dialéctica materialista, todas las cosas objetivas son cognoscibles. Pero para serlo, “La vista sola no es suficiente, debemos contar con la ayuda del telescopio y del microscopio. El método marxista sirve de telescopio y microscopio en los asuntos políticos y militares.” (Problemas estratégicos de la guerra revolucionaria de China) 

Por ello se deben estudiar diligentemente las obras de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tse-Tung, tomar parte activa en la lucha real y esforzarse en el trabajo de reformular la visión que se tiene del mundo. Es éste el modo en que se puede elevar constantemente la capacidad que tenemos para distinguir el maoísmo genuino del falso y diferenciar entre líneas y puntos de vista correctos e incorrectos. La expresión condensada de este pensamiento es que para reformular constantemente la visión del mundo son muy necesarios “combatir el concepto de lo privado, repudiar el Revisionismo” y dotarse de un “espíritu revolucionario que ose ir contra la corriente” (Constitución del Partido Comunista de China adoptada en el X Congreso Nacional de 1973).

El segundo es que representó un salto cualitativo en la defensa y fortalecimiento de la dictadura del proletariado. También representó el ejercicio más amplio y profundo de democracia proletaria en la historia del mundo, y ello bajo la dictadura del proletariado.

La restauración capitalista después del golpe de estado contrarrevolucionario de 1976 dirigido por los revisionistas Deng Xiao-Ping y Hua Kuo-Feng no niega en modo alguno las lecciones históricas de la GRCP: por el contrario, confirma las enseñanzas de Mao de que las clases y las contradicciones de clase siguen operando en toda la sociedad socialista y la necesidad de continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado. Sin duda, si los trabajadores del mundo quieren derrotar a la burguesía de lleno, la tarea de continuar la revolución continuamente será la condición inevitable.

El camarada Mao, en el proceso de integración de la verdad del Marxismo-Leninismo con la práctica concreta de la Revolución China, elevó el desarrollo de esta ciencia a una etapa cualitativamente nueva y superior. Su teoría de la GRCP, destinada a impedir la restauración del capitalismo y a consolidar y fortalecer el Socialismo, es el resultado de una síntesis superior y cualitativamente nueva y no tiene parangón en la historia de la lucha de clases bajo la dictadura del proletariado.

Por lo tanto, puede decirse que la GRCP es no sólo una enorme y superior contribución de Mao a la teoría del Socialismo Científico: es, sobre todo, una teoría de importancia histórica para impedir la restauración del capitalismo y hacer avanzar la sociedad socialista hacia el comunismo a escala mundial".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...