29 de julio de 2013

El gobierno español regala 36.000 millones de euros a la banca

El gobierno de Mariano Rajoy, que desde que empezó a funcionar tiero su programa electoral a la basuray se puso a recortar derechos y gastos sociales para beneficiar a sus amigos de la banca, la gran empresa y  otros grandes criminales, ha anunciado que ha regalado 36.000 millones de euros a los banqueros españoles.

Mariano se relame ante el botín del que están apropiándose los suyos
Con total desparpajo, algo a lo que ya están acostumbrados los tipejos como ellos desde pequeñitos, pues sus padres eran igual y les educaron para vivir del robo y de la explotación a los demás, el gobierno admitió este viernes que el llamado Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), a través del cual los bancos recibieron dinero público, no devolverán las millonarias ayudas, a pesar de que cuando se concedieron Mariano Rajoy aseguraró que todo se reintegraría a las arcas públicas. Lo que no dijo el ladino enemigo publico número uno de los españoles es que los que lo devolverian serían los currantes con sus impuestos, mientras los ejecutivos y propietarios de los bancos se irían de rositas, como también sucedió con los grandes evasionistas.

En el mes de octubre del año pasado el presidente Mariano Rajoy anunció un préstamo del Estado a bancos quebrados. En aquel entonces se habló de la cantidad de 40.000 millones de euros. Rajoy aseguró en el Parlamento que el Estado nunca renunciaría a este dinero y que los bancos y cajas tendrían que devolverlo ‘de todas todas’. 

Nueve meses después el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria ha hecho públicas sus cuentas y asume que, de los 52.000 millones de euros que finalmente dieron a las entidades financieras, 36.000 los da ‘por perdidos’, es decir, que no los recuperará (es decir, que se lo han quedado sus amigos de los bancos, quizás para repartir una parte metido en sobres a los dirigentes del Partido Popular para que estos, a su vez, se lo lleven a sus cuentas de Suiza).

Hay que señalar, puesto que es importante, que tal cifra supera con creces los recortes presupuestarios en sanidad y educación impuestos por el Gobierno de Mariano Rajoy, según él porque no hay otra opción (aunque a los bancos se les regalé directamente desde el dinero de los impuestos de los trabajadores).

Los bancos y cajas que han visto como se perdonaba su deuda en nueve meses son Bankia, Novagalicia (NCG), CatalunyaCaixa, Banc de València, Caja España Ceiss y BMN. Se nota para quien gobierna el Partido Popular: mientras no hay dinero para curar a los enfermos, educar a los hijos de los trabajadores o poner sistemas de seguridad en las vias del tren de alta velocidad, mientras se recortan salarios y se reforman los estatutos laborales para facilitar el beneficio del empresario, y a la vez que se suben las tasas universitarias para que los hijos de los que menos tienen no puedan estudiar una carrera, se reparte el dinero que se recorta entre amigotes, mafiosos y financiadores.

En resumen, asistimos a un nuevo episodio del saqueo que los gobiernos, los politicos y las multinacionales y grandes empresas estan perpetrando en España, a través de una gran red mafiosa en cuya estructura los partidos politicos son pilares esenciales para que el dinero de los impuestos de los trabajadores vayan a parar a los bolsillos de los grandes empresarios (con la correspondiente comision en sobres o regalos diversos para sus títeres politicos), mientras que los que producen la riqueza se hunden poco a poco en la miseria y en la indefensión más absoluta.

Son, ni mas ni menos, dos decadas despues de la caida de la Union Sovietica, unico freno a la codicia y la gula de los grandes criminales economicos durante casi todo el siglo XX, los momentos de euforia del capitalismo, lanzado ya en picado sobre los trabajadores para volver a convertirlos en los que para la burguesia siempre fueron, esclavos, y devolverlos al lugar en donde siempre debieron estar, el fango.

4 comentarios:

Piedra dijo...

Pero es que esos trabajadores forman ese sistema capitalista, no es algo ajeno a ellos.
¿Cuantos de ellos votaron al PP-P$oE?
¿Cuantos de ellos sacaron su dinero, mucho o poco de los bancos cuando se enteraron de noticias como esta?
¿Cuantos de ellos rechazaron alguna subvención estatal por considerarla indigna?
¿Cuantos de ellos, de los que trabajaban aun, hicieron huelga cuando las hubo?
Al final va a ser verdad que cada país tiene el gobierno que se merece.

Jose Luis Forneo dijo...

Cierto que los trabajadores también tienen gran responsabilidad. Pero, además de la codicia y la ambicion nacida del engaño de poder ser clase media, también hay un gran componente de miedo y, por supuesto, de haber sido construidos con una educación que les convertia en esponjas sin iniciativa propia. Si creemos que todo el mundo tiene lo que se merece, al final acaberemos aceptando el sistema de explotacion capitalista, en el que los que mas tienen y los que mejor roban se aprovechan de los mas faciles de engañar. La realidad es que los capitalistas y las multinacionales tienen un grna poder de conviccion y manipulacion de la mente, y si está claro que los trabajadores acaban tragándose muy facilmente las mentiras que les hacen picar el anzuelo del consumo y la sumision, tambien es cierto que no es tan facil zafarse del gran poder de alienación actual de los medios de propaganda del sistema.

Saludos

Anónimo dijo...

Vamos hombre, que ahora la culpa es de los trabajadores, Uno como obrero va un poco cansado de las soflamas individualistas que no son más que propuestas reaccionarias y pequeño burguesas. Desobediencia civil, sacar el dinero del banco y ponerlo debajo del colchón... en fin. Quizás el obrero sea más consciente de lo que parece, quizás por la experiencia de la lucha sindical y sabe de la inutilidad de las luchas que no cuenten con la unidad mayoritaria de los trabajadores y la organización de un partido proletario que la dirija. Muchos no lo saben, pero seguro lo intuyen, la experiencia ayuda. Hay que diferenciar economía política de política económica, solo así podemos entender la fase actual de capitalismo monopolista y recortes neoliberales, Un capitalismo más cercano al concepto marxista de fascismo económico que al clásico de libre mercado. El estado está totalmente anoréxico en su vertiente social pero es fuerte e intervencionista a la hora de defender los interés de banqueros, oligarquías y oligopolios. Los recortes neoliberales, la precariedad laboral, perdida de derechos etc no tienen un transfondo preponderantemente economico sino una raíz política. Las reformas neoliberales salen muy caras, enormemente caras, como se ve en la marcha de la economía o en el accidente del tren de Santiago. Un accidente que se podría haber evitado con una inversión de unos pocos miles de euros, poniendo un sistema de seguridad más actual y menos obsoleto en los últimos 4 kms. del trazado. La única razón de ser que tienen es que gracias a ellos unas determinadas élites alcanzan unas cotas de poder hasta ahora inimaginables no una lógica económica. Kalecki lo mencionaba, si queremos vencer al capitalismo debemos comprender como funciona.

Piedra dijo...

Hay que asumir las culpas propias, no todo es culpa o merito del estado, ¿o es que ahora ya no es necesaria la conciencia de clase?

Como se va a luchar por nada si esa conciencia no existe.
No me referí a la clase trabajadora, me referí a la por desgracia mayoría, que vota partidos socialdemócratas y que integra sindicatos verticales (no al resto).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...