3 de marzo de 2015

!Apoyemos la lucha obrera en la región de Delhi! (Foro de Solidaridad de los Trabajadores)

Reproducimos a continuación el reciente llamamiento a apoyar las luchas de la clase obrera en Delhi capital y región, emitido por el Foro de Solidaridad de los Trabajadores de la India, extraído de la web Signalfire y que Gran Marcha Hacia el Comunismo ha traducido al español.

Como sabemos, India es uno de los más alabados miembros del grupo BRICS, que gran parte de los, así autodenominados, "comunistas" de occidente consideran la alternativa al imperialismo norteamericano, a pesar de que funciona con las mismas reglas de explotación obrera, saqueo de recursos y sacralización de la propiedad privada (es decir, la misma barbarie capitalista contra los pueblos, la clase trabajadora y el futuro de la humanidad):


LLAMAMIENTO A APOYAR LAS LUCHAS DE LA CLASE OBRERA EN DELHI CAPITAL Y REGIÓN EMITIDO POR EL FORO DE SOLIDARIDAD DE LOS TRABAJADORES

Llamamiento a todas las personas y organizaciones democráticas y progresistas para defender la justicia y apoyar a los trabajadores de Maruti Suzuki y otras luchas de los trabajadores de Delhi y región de todas las formas posibles.

Episodios de accidentes laborales, frecuentemente mortales pero raramente dados a conocer por los medios de comunicación, han estado ocurriendo prácticamente a diario en el cinturón industrial de Delhi capital y región –provocando un creciente descontento obrero que es descrito por los medios de comunicación como un problema de “ley y orden” y es abordado por la policía y las autoridades del Estado con un aumento de la represión. La lucha de los trabajadores de Maruti desde hace ya más de dos años y medio y la brutal represión estatal-empresarial a la que se vienen enfrentando es también un indicador del malestar latente entre la clase obrera, que emana directamente del marco de la política neoliberal del país.

La vida en las naves de las fábricas

Igualmente, el concepto de complejo prisión-industrial está siendo también introducido en el país –donde se explota laboralmente a los reclusos parta la producción industrial con afán de lucro (http://www.business-standard.com/article/companies/now-an-auto-harness-plant-in-tihar-jail-114101800042_1.html). La producción dentro de los muros de las prisiones carece de legislación laboral, las horas de trabajo son continuadas y tiene lugar una brutal represión contra las voces discrepantes.

Lucha por la sindicalización

En un intento organizado para luchar contra tales atrocidades y por la revisión salarial, los trabajadores de diversas firmas industriales en Delhi capital y región han intentado sindicarse –sin embargo, estas luchas se ven frustradas por rescisiones, amenazas y violencia física descarada de los patronos. Los trabajadores de Maruti Suzuki de la planta de Manesar, después de más de un año de lucha, lograron obtener el derecho legal y constitucional a sindicarse. Pese a todos los intentos de la dirección de la empresa para desbaratar la sindicalización, a través de amenazas y comprando a algunos destacados dirigentes, la Unión de Trabajadores de Maruti Suzuki (MSWU) fue finalmente registrada en marzo de 2012, con el objetivo de salvaguardar los derechos básicos de los trabajadores y negociar condiciones de trabajo humanas.

El cuento de los medios de comunicación estatales-empresariales sobre la “violencia”

Es en este contexto en el que se debe considerarse el episodio de violencia del 18 de julio de 2012, en que murió un alto directivo. El sindicato ha insistido en que fue un intento deliberado por parte de la dirección de Maruti Suzuki, trayendo matones de fuera, por debilitar la consolidación del movimiento obrero en la planta –que estaba unificando a los trabajadores tanto con contrato permanente como con contratos eventuales y sirviendo como ejemplo a otras plantas de producción de la zona industrial. Después que estallara la violencia (el motivo aún no ha sido aclarado por parte de ninguna investigación), la dirección de Maruti Suzuki no sólo rescindió de un plumazo los contratos de 546 trabajadores fijos (sin ningún proceso de investigación interno), sino que también despidió sin miramientos a cerca de 200 trabajadores aprendices y aproximadamente a 1.800 trabajadores con contratos eventuales. Bajo las órdenes de la dirección de Maruti, 147 trabajadores fueron detenidos por la Policía Haryana –incluyendo a los más importantes líderes del movimiento obrero de entonces, a los que se procesó por los cargos de incendio y asesinato. Desde entonces han estado pudriéndose en la Prisión Central de Bhondsi cerca de Gurgaon, pese al hecho de que unos 100-125 ni siquiera estaban presentes en el lugar en el momento que estalló la violencia.

Las condiciones de vida y de trabajo y la normativa salarial de las fábricas en el cinturón industrial de Delhi capital y región son atroces hasta el extremo de ser inhumanas. En todo el cinturón, las jornadas de trabajo son muy largas, el trabajo es precario debido a la naturaleza contractual del empleo, los salarios son extremadamente bajos y los obreros carecen de seguridad social. Los incidentes de abusos verbales por parte de los patronos y los abusos físicos por parte de los “porteros” son muy comunes, y el lugar de trabajo es tenso debido al control de los porteros y la policía. La intensidad del trabajo es igualmente inhumana –por ejemplo, en Maruti Suzuki, un vehículo sofisticado se fabrica cada 40-45 segundos (tal es la velocidad de la cinta transportadora en el proceso de producción de cadena de montaje- que es frecuentemente aumentada sin el conocimiento, por no hablar del consentimiento, de los obreros, y reducido durante las inspecciones), sin interrupciones para beber agua, ir al cuarto de baño, etc., que les es permitido a los trabajadores, un extremadamente corto descanso para almorzar, horas extras de trabajo forzadas, sin permisos retribuidos por causa de  enfermedad u otras exigencias, y severas normas de deducción salarial por llegar tarde incluso por unos pocos segundos (Ver : http://radicalnotes.com/2011/10/21/working-conditions-maruti-suzuki-english-subtitles/).

El año pasado, un obrero de Orient Craft murió en la nave de la fábrica –mientras que los dueños afirmaron que se trató de un ataque al corazón, los obreros declararon que se electrocutó (http://sanhati.com/articles/9560/). En la misma fábrica (en una sección distinta), hace dos años, un obrero fue atacado por un patrón con unas grandes tijeras, cortándole el brazo (http://archive.indianexpress.com/news/i-get-55-paise-for-every-piece-i-tailor-injured-orient-craft-worker/926261/). Ambos incidentes fueron seguidos de una violenta agitación laboral. Hace una semana (11 de Febrero 2015) un obrero de Richa Global (Udyog Vihar) sufrió una grave paliza por parte de los porteros –le rompieron varias huesos y costillas, y se encuentra actualmente hospitalizado. Había llegado a trabajar diez minutos tarde y se le prohibió entrar en la fábrica, indicando que su contrato había terminado. Al rehusar a marcharse sin la debida compensación, fue atacado quedando inconsciente. Este suceso fue seguido igualmente de una amplia agitación obrera. En todos estos incidentes, los principales medios de comunicación informaron sólo de que “los obreros causaron alborotos”, sin informar en absoluto del contexto. Por si no fueran suficientes los ataques diarios cotidianos contra los trabajadores, los obreros que discrepan son frecuentemente amenazados con lockouts (cierres patronales) ilegales a través de los cuales las empresas ponen fin ilegalmente a la producción, con el consiguiente despido masivo de trabajadores (http://articles.economictimes.indiatimes.com/2012-08-06/news/33065681_1_haryana-labour-department-human-resource-manager-dues.)

Los trabajadores de Maruti Suzuki han exigido una investigación imparcial independiente sobre el incidente del 18 de julio de 2012, y el papel que tuvo la dirección de la compañía en él. Entre tanto, los trabajadores que se pudren en la prisión han apelado a las fuerzas democráticas y defensoras del pueblo a apoyarles (ver http://kafila.org/2013/03/27/letter-from-jail-maruti-suzuki-workers-union/) No se les ha concedido la libertad bajo fianza pese a las graves necesidades personales de sus familias. Incluso se les niegan las ínfimas compensaciones en caso de enfermedad o muerte de familiares. Muchos de ellos están sufriendo de enfermedades como tuberculosis y hemorroides. Sus familias están sufriendo social, emocional y financieramente dado que la mayoría de estos trabajadores eran los únicos que aportaban ingresos a sus familias.

El significado de la lucha de los trabajadores de Maruti

Capitalismo BRICS
Lo que más impacta de esta lucha es la tenacidad para mantenerse en las condiciones más represivas y hostiles; su capacidad por agrupar a los trabajadores fijos y eventuales y ver los derechos políticos, en particular los de crear un sindicato, como una condición previa para su empoderamiento económico, y teniendo un potencial por reunir juntos a los trabajadores de todo Delhi capital y región sobre estos asuntos. Es este potencial lo que está poniendo nerviosos al Estado y al capital. El hecho de que han sido capaces de obtener el apoyo de amplios sectores de las masas, tanto del campo como de las ciudades, desde campesinos hasta estudiantes, además de los compañeros de trabajo, significa un giro importante y crucial en la lucha de los trabajadores de nuestro país.

Continuados y redoblados ataques contra los trabajadores

Pese al reciente ataque contra la clase obrera en la forma de las reformas de las leyes laborales (que aumentan los contratos eventuales y la precariedad en el trabajo bajo la forma de la flexibilización del mercado laboral, arrancando el derecho democrático de sindicalización), las políticas proempresariales de todos los partidos políticos, y la rendición al dictado neoliberal de todos los gobiernos de los estados y del gobierno central, las luchas por la sindicalización, por mejores condiciones de vida continúan en diversas formas en distintas partes del país. Todo esto tiene lugar en el contexto de la campaña “Fabrica en la India” y el lema “Shramev Jayate” que están diseñados para que parezcan comoa favor del desarrollo y el crecimiento pero que en realidad van en contra de la clase obrera. Estos programas buscan atraer capital extranjero para organizar la producción en la India, con el señuelo de unos recursos energéticos y tierras altamente subvencionados, junto con los cinturones industriales donde la legislación laboral no es vinculante. Mientras continúa el movimiento de los trabajadores de Maruti contra esta injusticia y explotación, los trabajadores de diversas fábricas (Shriram Piston, Bajaj Motors, Minda group, Posco IDPC, Talbrose, Autofit, Baxter, Munjal Kiriu, Asti, y otras) de las zonas industriales desde Gurgaon hasta Bawal continúan también la lucha contra este régimen de explotación conjunta por parte de los empresarios-administración-policía. Todas estas luchas y más en esta zona están enfrentándose a la represión, son golpeadas y surgen de nuevo.


El coraje y determinación que han mostrado estas luchas merecen nuestra admiración y apoyo. Como sector progresista de la sociedad, defendamos los derechos de los trabajadores, por la dignidad y la justicia.
Trabajadores en Lucha de Todas las Fábricas de la Zona Industrial Gurgaon-Bawal
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...