30 de marzo de 2015

Mao y Stalin: la amistad más grande

Stalin y Mao Tse-Tung siguen siendo los dos últimos grandes líderes del movimiento comunista mundial y, curiosamente, ambos fueron atacados por los revisionistas, que los alababan y seguían taidamente en vida, inmediatamente después de su muerte. Los dos tenían un inmenso respeto popular, de la clase trabajadora, hasta su fallecimiento, por lo que los que después se ensañaron con ellos tenían que fingir, e incluso repetir sus ideas y enseñanzas como monos de repetición esperando a poder traicionarles, y junto a ellos al marxismo y a los trabajadores del mundo.

Las garrapatas revisionistas, en realidad enemigos de la clase obrera infiltrados en las filas comunistas, esperando como el parásito el momento oportuno para destruir el poder obrero, no dudaron en, en lugar de criticar de forma constructiva los lógicos errores de ambos, que jamás fueron dioses sino seres humanos, no dudaron un segundo en aprovechar su muerte para, desde dentro o fuera de los partidos comunistas soviético o chino, echar por tierra lo construido por los que llevaron, sin duda alguna, a su punto más álgido en la historia del mundo la dirección por las masas trabajadores de su propio destino.

En todo caso, el respeto de Mao hacia Stalin, y viceversa, fue el que todo comunista ha de tener con su camarada, sin rehuir la confrontación dialéctica, pero sin alejarse un paso de la solidaridad de clase, principal y más eficaz arma del comunismo y de los explotados contra su principal enemigo: la la clase explotadora capitalista.


El artículo de Mao Tse-tung “La amistad más grande”, escrito con ocasión del fallecimiento del gran dirigente y maestro del proletariado soviético y del proletariado internacional José Stalin, fue publicado en el “Diario del Pueblo” el 9 de marzo de 1953 y apareció posteriomente en “Pravda” el 10 de Marzo de 1953, y  sido extraído del Marxists Internet Archive y traducido al español por los camaradas de Gran Marcha Hacia el Comunismo:


Mao Tse-tung: La amistad más grande (9 de marzo 1953)

El camarada José Vissarionovich Stalin, el genio más grande de la época actual, el gran maestro del movimiento comunista internacional, y el camarada en armas del inmortal Lenin, partió del mundo.

La contribución de Stalin a nuestra época a través de sus actividades teóricas y prácticas es incalculable. El camarada Stalin representó nuestra completa nueva época. Sus actividades han permitido al pueblo soviético y al pueblo trabajador de todos los países darle la vuelta completamente a la situación de todo el mundo. Es decir, la causa de la justicia y de la Democracia Popular y el socialismo ha alcanzado una victoria en una inmensa región del mundo, una región que agrupa a más de 800 millones de personas –un tercio de la población de la Tierra. Además, la influencia de esta victoria se extiende diariamente a cada rincón del mundo.

La muerte del Camarada Stalin ha causado al pueblo trabajador del mundo entero el sentir una profunda pena inigualable; ha removido los corazones del pueblo justo del mundo. Esto demuestra que la causa del Camarada Stalin y su pensamiento han sobrecogido a las amplias masas del pueblo en todo el mundo y ya se han convertido en una fuerza invencible, una fuerza que guiará a aquellos pueblos que ya han alcanzado la victoria en la conquista de victorias aún más frescas, una tras otra, y, al mismo tiempo, guiará a todos aquellos pueblos que están gimiendo aún bajo la opresión del malvado viejo mundo del capitalismo, con el fin de que puedan golpear con valor a los enemigos del pueblo.

Tras la muerte de Lenin, el Camarada Stalin dirigió al pueblo soviético en construir una magnífica sociedad socialista, el primer Estado socialista en el mundo, que él, junto con el gran Lenin, creó en la época de la Revolución de Octubre. La victoria de la construcción socialista de la Unión Soviética no sólo fue una victoria del pueblo de la Unión Soviética, sino también una victoria común para los pueblos del mundo entero. En primer lugar, ésta victoria demostró en los términos más auténticos y vivos la infinita exactitud del marxismo-leninismo y educó de manera concreta al pueblo trabajador del mundo en cómo deben avanzar hacia una buena vida. En segundo lugar, esta victoria aseguró que durante la Segunda Guerra Mundial la humanidad tendría la fuerza para derrotar a la bestia fascista. El logro de la victoria en la guerra antifascista, y la gloria por estas victorias deben ser atribuidas a nuestro gran camarada Stalin.

El camarada Stalin desarrolló la teoría marxista-leninista de un modo integral y trascendental e impulsó el desarrollo del marxismo hasta una nueva etapa. El Camarada Stalin desarrolló de manera creativa la teoría de Lenin relativa a la ley del desarrollo desigual del capitalismo y la teoría de que es posible para el socialismo alcanzar primero la victoria en un país; el Camarada Stalin contribuyó de manera creativa a la teoría de la crisis general del sistema capitalista; contribuyó a la teoría relativa a la construcción del comunismo en la Unión Soviética; contribuyó a la teoría de las leyes económicas fundamentales del capitalismo y el socialismo en la actualidad; contribuyó a la teoría de la revolución en las colonias y las semicolonias. El Camarada Stalin también desarrolló creativamente la teoría de Lenin de la construcción del partido. Todas estas teorías creativas del Camarada Stalin unieron todavía más a los trabajadores del mundo, unieron aún más a las clases oprimidas y pueblos oprimidos del mundo entero, permitiendo así la lucha de la clase obrera mundial y de todos los pueblos oprimidos por la liberación y bienestar y las victorias en esta lucha alcanzando proporciones sin precedentes.

Todos los escritos del Camarada Stalin son documentos inmortales del marxismo. Sus obras, Los Fundamentos del Leninismo, Historia del Partido Comunista [Bolchevique] de la URSS, y su última gran obra, Problemas Económicos del Socialismo en la URSS, constituyen una enciclopedia de marxismo-leninismo, una síntesis de la experiencia del movimiento comunista internacional de los últimos cien años. Su discurso al XIX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética es un precioso último testamento legado a los comunistas de todos los países del mundo. Nosotros, los comunistas chinos, como los comunistas de todos los países, buscamos nuestro propio camino hacia la victoria en las grandes obras del Camarada Stalin.

Desde la muerte de Lenin, el Camarada Stalin ha sido siempre la figura central en el movimiento comunista internacional. Nos agrupamos en torno suyo, le pedimos sus consejos, y constantemente extrajimos fuerza ideológica de sus obras. El camarada Stalin estaba pleno de calidez hacia los pueblos oprimidos de Oriente. “No olvidar a Oriente”. Este fue el gran llamamiento del Camarada Stalin después de la Revolución de Octubre. Todos saben que el Camarada Stalin amaba afectuosamente al pueblo chino y calificaba la fuerza de la revolución china como incalculable. Sobre la cuestión de la revolución china, contribuyó con su sublime sabiduría. Fue siguiendo las enseñanzas de Lenin y Stalin, junto con gozar del apoyo del gran Estado soviético y de todas las fuerzas revolucionarias de otros países, que el Partido Comunista de China y el pueblo chino lograron su histórica victoria hace unos pocos años.

Ahora hemos perdido a nuestro gran maestro y más sincero amigo, el Camarada Stalin. ¡Qué desgracia tan grande! El pesar que esta desgracia nos ha traído no se puede describir con palabras.

Nuestra tarea es transformar el dolor en fuerza. En memoria de nuestro gran maestro Stalin, la gran amistad entre el Partido Comunista de China y el pueblo chino [de un lado] y del Partido Comunista de la Unión Soviética y del pueblo soviético [de otro] conformada en nombre de Stalin, nunca cesará de fortalecerse. Los comunistas chinos y el pueblo chino intensificarán aún más el estudio de las enseñanzas de Stalin y el estudio de la ciencia y tecnologías soviéticas a fin de construir nuestro país.

El Partido Comunista de la Unión Soviética es un partido nutrido personalmente por Lenin y Stalin; es el partido más avanzado, más experimentado y el más teóricamente cultivado del mundo. Este partido se ha convertido en nuestro modelo en el pasado, es nuestro modelo en el presente y será nuestro modelo en el futuro. Creemos plenamente que el Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética y el Gobierno de la Unión Soviética dirigido por el Camarada Malenkov será capaz de desarrollar definitivamente el trabajo inacabado del Camarada Stalin y empujar adelante la gran causa del Comunismo y llevarlo a un desarrollo más grande y más glorioso.

No existe la menor duda que el campo de la paz, la democracia y el socialismo a escala mundial estará aún más unido y más poderoso.

En los últimos treinta y cinco años, las enseñanzas del Camarada Stalin y el modelo de construcción del socialismo en la Unión Soviética han facilitado un gran avance para el mundo. Ahora que la Unión Soviética se ha hecho tan poderosa, que la revolución del pueblo chino ha alcanzado victorias tan grandes, que la construcción en las diversas democracias populares ha logrado éxitos tan grandes, que el movimiento de los diversos países del mundo contra la opresión y agresión ha alcanzado tales cimas, y que nuestro frente de amistad y solidaridad está tan consolidado, podemos decir con completa certeza que no tenemos miedo de ninguna agresión imperialista. Aplastaremos cualquier agresión imperialista, y todas sus odiosas provocaciones serán en vano.

La razón de que la gran amistad entre los pueblos de los dos países, China y la Unión Soviética, es inquebrantable se debe a que la amistad se ha construido sobre los grandes principios del internacionalismo de Marx, Engels, Lenin y Stalin. La amistad entre los pueblos de los dos países, China y la Unión Soviética, y los pueblos de las diversas democracias populares, al igual que con todos los pueblos que aman la paz, la democracia y la justicia en todos los países del mundo está también construida sobre estos grandes principios del internacionalismo y, consecuentemente, es también inquebrantable.

Claramente, la fortaleza creada por este tipo de amistad nuestra es inagotable y verdaderamente invencible.

¡Que todos los agresores y belicistas imperialistas tiemblen ante nuestra gran amistad!
¡Viva las enseñanzas de Marx, Lenin y Stalin!
¡Gloria inmortal al heroico nombre del gran Stalin!


(Diario del Pueblo, 9 de marzo de 1953)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos JM, la verdad siempre es revolucionaria, decía Lenin. De amistad nada, más bien animadversión. Eran dos de los más grandes lideres y revolucionarios que pisaron la tierra, que cooperaron y pusieron los intereses del pueblo por encima de sus opiniones personales. Algo que tenían que aprender casi todos los marxistas-leninistas de hoy en día, tan dados a luchas cainitas por cualquier diferencia. La URSS no dudó en gastar un 7% de sus ingresos nacionales en ayudar a industrializar a China. Que no eran muy "amigos" quedo demostrada con la frialdad con que fue tratado Mao en su primera visita a Moscú. No gustaba de Mao, que adquiriera cierta independencia, sobre los criterios de los comunistas soviéticos. Diferencias en el papel del campesinado sobre el obrero urbano, etc. Bo Gu y Wang Ming eran más del gusto de Sta...del partido. Admiro mucho a Koba, pero creo que se le ofende cuando se le da un culto a la personalidad, que el mismo detestaba. Se habla de stalinismo, cuando el mismo se consideraba tan solo un marxista-leninista. Teorizó y escribió buenas reseñas de la lucha del proletariado, pero escasa y en un nivel inferior a Marx, Engels o Lenin, solo desarrollando sus teorías. Stalin es la praxis del marxismo-leninismo con las circunstancias históricas que les tocó vivir. Eran dos comunistas del partidos y del pueblo, que independientemente de sus sentimientos personales, eran dos gtandes camaradas, que es lo importante.

Jose Luis Forneo dijo...

"Eran dos comunistas del partidos y del pueblo, que independientemente de sus sentimientos personales, eran dos gtandes camaradas, que es lo importante"

En esta frase has definido lo que es la verdadera amistad o camaraderia entre dos comunistas. No se trata de llevarse bien personalmente, sino de compartir luchas, enemigos comunes y respeto a pesar de las diferencias, aceptando que cada uno hace lo mejor posible segun sus circunstancias historicas y sociales le exigen. Quizas la palabra amistad suena demasiado a la amistad burguesa, basada en los intereses o gustos personales. Pero en el fondo se trata de camaradas, una palabra mucho mas profunda e importante.

Saludos

JL

Piedra dijo...

Argumentar en contra de estos dos asesinos solo sería fruto de mi desinformación a cerca de ellos fruto de la propaganda capitalista bla bla bla, pero... Ahí están sus descendientes: los más capitalistas del mundo actual, para entender quien miente y hasta quien se deja engañar.

Si el comunismo se impone (AL PUEBLO) por la fuerza, no es comunismo y si existe una cúpula que vive de la explotación del proletariado, que no se permitan hacerlo por su bien.


Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Precisamente, sus descendientes, es decir, los capitalistas de hoy en China o Rusia, fueron los que, aprovechando su muerte, pasaron de alabarles a vilipendiarles. Solamente eso deberia hacernos pensar el por qué de tanto odio por los que transformaron las experiencias comunistas en un precipicio al capitalismo hacia Mao y Stalin

Saludos

Anónimo dijo...

Particularmente me produce hilaridad, la utopía de ciertos anarquistas, que se puede llegar a la sociedad comunista, sin una fase intermedia, una dictadura del proletariado, que hagan una limpieza de asesinos explotadores y demás chusma adherida y les expropie de sus bienes. Apenas queda nada de aquel anarquismo obrero combatiente que lideró las luchas sindicales de los trabajadores. Hoy lo veo muy pequeño burgués, de rebeldía burguesa del 68. Como su genio Bakunin, un aristócrata rentista, que para pagar los inmensos costes de sus fiestas en su villa palaciega de Lucarno. Siempre con una cohorte de 7 bellas damas, que el palacete era grande. Aparte de sus rentas, no dudaba en ganarse buenos extras haciendo de agente zarista. Ya ves, zares, aristócratas, burgueses y sus siervos, esos si que no son asesinos. No se trata de asesinos o no, se trata de instinto de supervivencia y el uso de la fuerza en defensa propia, en la lucha -hoy más bien guerra total- de la lucha de clases.

Piedra dijo...

Por descendientes me refería a familiares directos y sucesores políticos, los herederos de todo su imperio, no los inevitables chaqueteros que se arriman al que tiene.

Piedra dijo...

Anónimo, la dictadura del proletariado no se puede imponer AL PROLETARIADO y por la fuerza y por un estado opresor que se queda con el producto del trabajo de ese proletariado. Eso es otra cosa que no es socialismo, ni comunismo, más bien capitalismo, aunque sea de estado.

Roberto Miguel García Aguirre dijo...

El distanciamiento de China con la URSS se produjo precisamente después de la muerte de Stalin. Mao admiraba a Stalin y nunca estuvo muy de acuerdo con las políticas de jrushchov. Ya aunque la URSS apoyó a China, se fueron distanciando poco a poco hasta terminar en conflicto abierto. Cuando China se vio sola...y además muerto Mao...los "comunistas" chinos necesitaban un aliado. Pragmáticos y convenencieros, decidieron acercarse a los EUA. Quizá en el distanciamiento China-URSS puede verse el germen de la desintegración de la URSS. Lo cierto es que la China capitalista actual sigue marcada por la frase "no importa de que color sea el gato, lo que importa es que cace ratones". Me imagino que los principales beneficiaros del gato, son los líderes del partido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...