11 de enero de 2013

La paz es la igualdad (el comandante Olmedo Ruiz sobre el "proceso de paz" en Colombia)

Olmedo Ruiz es el segundo comandante del Frente 36 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejercito del Pueblo, donde ha militado más de tres décadas, desde cuando tenía 16 años.

Actualmente está en La Habana como delegado para intentar buscar la paz en su país junto a sus camaradas en la mesa de diálogos con el gobierno de Juan Manuel Santos.

En la entrevista que le ha realizado Prensa Latina nos cuenta qué es la paz para los guerrilleros bolivarianos y marxistas-leninistas de las FARC-EP, y como enfrentan ellos la negociación. No es como en el caso del autodenominado "proceso de paz" de Euskal Herria, donde parece que se trata más bien de una capitulación, de vencedores y vencidos, y donde estos ultimos solo pretenden encontrar la manera para salir lo mejor parados posibles tras la derrota.

Al contrario,  Olmedo Ruiz, como sus camaradas de las FARC-EP, está onvencido de que luchar "es la única alternativa para conquistar una paz con justicia social", y de que ésta, la paz, solo se consigue tras lograr la igualdad. Para la oligarquía y las multinacionales, la paz es simplemente "callar las armas" de los guerrilleros, y que el saqueo y multiplicación de beneficio sea mucho más fácil y tranquilo, pero para la guerrilla es que  "se desmonten las causas que hicieron que nos levantáramos en armas".

Por supuesto, el problema es que  cuando se negocia con terroristas peligrosos  (y me refieron a la oligarquia capitalista) no se puede esperar que renuncien a sus privilegios y a su violencia fácilmente, y por ello las FARC-EP entienden que el proceso será largo y que no va a ser nada fácil.

A continuación, un fragmento de la entrevista que se puede leer completa en Prensa Latina

PL: Han sido cuatro intentos de paz. ¿Como se imagina usted a Colombia en un futuro?

OR: Sí, son cuatro intentos en los que las FARC hemos hecho todo lo que ha estado dentro de nuestro alcance, hemos tocado las puertas de la reconciliación para que esto termine con un acuerdo donde todo el país tenga una paz con justicia social, ese es el anhelo de nuestra organización y de la mayoría del pueblo.

Hay algunos que aman la guerra porque les permite privilegios y los sostiene en el poder, porque les da ingresos económicos a través de la alianza con las multinacionales y también la posibilidad de mantener a un pueblo sumergido.

Nosotros nos imaginamos a un pueblo en paz siempre y cuando se desmonten las causas que hicieron que nos levantáramos en armas.

Para que haya paz tiene que desaparecer el hambre, la violencia contra los campesinos, que ellos tengan sus tierras y sus créditos, capacitación para que puedan producir y darle valor agregado a sus productos. Que tengan la asistencia médica en el campo, recreación, una vida digna.

Queremos un país donde no haya violencia por parte del Estado. Tienen que existir cambios estructurales donde no haya un régimen antidemocrático, donde los únicos que pueden gobernar son los partidos que defienden los privilegios de la burguesía y las transnacionales.

Para que nosotros podamos vivir en paz, tranquilos y felices se tienen que demoler todas esas estructuras, ese modelo económico, hecho para la acumulación del capital, de unos pocos incluidos expresados en tratados de libre comercio que para nosotros son tratados impuestos.

PL:
En 2014, las FARC-EP cumplirán 50 años de lucha. ¿Cuánto le apuestan a este proceso?

OR: A este proceso no le hemos puesto límite; es casi medio siglo de confrontación política y militar, por eso no se puede decir que se resolverá en seis meses, en un año. Para que esto tenga buen futuro, tiene que haber el acompañamiento popular, hay que esperar que el pueblo se pronuncie, diga sus iniciativas y propuestas.

Buscar cómo llegar a un punto para lograr lo que queremos, la terminación del conflicto armado. No se trata de silenciar nuestros fusiles, este conflicto se termina cuando el Estado haga reformas estructurales en lo económico, político y social.

La oligarquía parte de que son siete meses o un año porque tienen una visión diferente, para ellos la paz es callar nuestras armas.

Para nosotros la paz es la igualdad en todos los sentidos, que al menos se acorten las brechas de esas desigualdades abismales que hay en Colombia, para que podamos vivir dignamente y reconciliados.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...