31 de enero de 2013

El Pentágono necesita más carne de cañon y Kate Perry ayuda a convencer a las jóvenes norteamericanas

El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció oficialmente su decisión de levantar la prohibición de que las mujeres sirvan en primera línea de combate, un paso histórico en las Fuerzas Armadas del pais más violento del mundo.

El Secretario de Defensa norteamericano y criminal de guerra, Leon Panetta, afirmó recientemente lo siguiente: "Como secretario de Defensa, sé que abrir más oportunidades a nuestros hombres y mujeres uniformados mejor cualificados fortalecerá nuestra habilidad para luchar y ganar guerras".

Ademas de lo curioso de que esas palabras fueran escupidas en un acto de homenaje a Martin Luther King, el significado de esa decisión está más que claro: el pentágono necesita más carne de cañon para seguir invadiendo paises, expoliando recursos y asesinando a los pueblos que obstaculicen la ambición de quienes realmente mandan en el ejercito norteamericano y, en definitiva, en su gobierno: las grandes corporaciones mafiosas.

A partir de ahora las mujeres yankees podrán combatir en primera linea junto en las acciones terroristas de Estados Unidos, lo que parece ser vendido como un gran honor para ellas por las autoridades. Claro que los ciudadanos de Estados Unidos no son todos estupidos, y como pasa también con los hombres, para que estos acaben metidos hasta el cuello en las matanzas de los marines por el mundo necesitan ser convencidos de alguna forma, y la mas efectiva hasta ahora, y muy bien explotada por EE.UU. es la industria del cine y la de la música.

Tradicionalmente Hollywood y la industria musical norteamericanas han vendido la gloria y el honor del ejercito de EE.UU. en sus acciones por el mundo a través de un bombardeo de películas, canciones y, en definitiva, manipulaciones de la realidad, que han convertido los genocidios sanguinarios que protagoniza habitualmente el ejercito de las barras y estrellas en gloriosas acciones humanitarias para salvar el mundo y la democracia.

Convencer a tantos jovenes soldados a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI de que sean el cordero sacrificial de los sacerdotes de la religion del capital, ademas de meterles en la cabeza que el mundo y la supuesta democracia realmente estan en peligro, ha sido uno de los objetivos principales de la fabrica de ideologia que siempre han sido la industria del cine y de la musica, y que ha sido muy bien explotada para ello por los gobiernos norteamericanos y, en el fondo, por las grandes corporaciones capitalistas que lo controlan.

Ahora hay que convencer a las mujeres de que se jueguen la vida y disfruten de asesinar árabes, orientales, palestinos o africanos en nombre de la "libertad", aunque para ello haya que lavarles muy bien el cerebro para que no ven que en realidad los beneficiados de las matanzas, masacres y carnicerias en las que serán protagonistas no son, ni mucho menos, los soldados que las perpetran.

Para ello el pentágono ya se ha puesto manos a la obra y ha comenzado a financiar canciones y videos, por otro lado con la tipica mala calidad de la música enlatada de moda,  para lograr que las mujeres norteamericanas nutran las primeras filas de los ejercitos que asesguran a lo largo de los cinco continentes la pervivencia y multiplicacion de los privilegios de la mafia capitalista.  Un ejemplo evidente es el video "Part of me", de Kate Perry.

La superestrella fue contactada por la división del Departamento de Defensa de los EEUU para la relación con las industrias culturales, a través de la discográfica Capitol Records (propiedad de Universal Music Group y ésta a su vez de la multinacional Vivendi) para darle un giro a los estupidos versos de la letra de “Part of Me”, convirtiendola en una canción patriotica dirigida a las mujeres. Así, lo que es un desengaño amoroso tipico de los que se nutren millones de canciones similares en el mundo musical, y que suelen resolverse con la reafirmación de la identidad del despechado, o despechada, o con el encuentro de otro objeto amoroso, se transforma en "Part of me" en una llamada a las filas de los marines

La canción se convierte, pues, en una orgia de estrellas con la bandera norteamericana de cielo, mientras cientos de adolescentes juegan con armas de última tecnologia como si se tratara de videojuegos (lo mismo que el principe Harry en Afganistan, que afirmo recientemente que le gusta disparar afganos porque siempre le gustaron los videojuegos), y con Kate Perry convertida en una mujer marine dispuesta a darlo todo por el único verdadero amor: la patria.

Como hemos dicho,  el videoclip fue cofinanciado por el Pentágono que surtió al equipo artístico de todo el material bélico necesario para la grabación (tanques, helicópteros, lugares de entrenamiento, etc.) y de los extras (80 marines del ejército que cambiaron sus maniobras habituales por las necesarias para el rodaje con una estrella del pop).

Hasta aquí la ficción. En breve miles de mujeres se veran atraidas por la mágica y espectacular reafirmación de Kate Perry y se dispondran a jugar al videojuego de la guerra en nombre de la democracia, la libertad, etc..., hasta que se enfrenten al primer combate de verdad. Entonces sufriran la prueba de cuanto de eficaz fue el lavado de cerebro, y comprobaran si de verdad se han convertido en máquinas de matar insensible a la deshumanización de la masacre (version videojuego) o si se dan cuenta del engaño y, como tantos otros marines, jamás podrán ya vivir en paz consigo mismas cuando regresen, si lo hacen fuera de un feretro, a su país (donde seguiran siendo pobres, excluidos y despreciados como antes mientras los que la enviaron a la guerra, como carne de cañon, son todavia mas ricos y poderosos).

Os dejo con el video que, a pesar de su mala calidad musical, algo compartido por la mayoria de los grandes exitos de los ultimos años, transmite una ideologia que ha transformado y lo seguirá haciendo a millones de jóvenes en convencidos voluntarios en el matadero del que las grandes fortunas y corporaciones capitalistas se alimentan.


7 comentarios:

La Gazza Ladra dijo...

El patriotismo yankee es absurdo y lastimero; una muestra más de la ignorancia reinante en aquel país.
Pero lo peor de todo es que más de medio mundo se mira en ese espejo roto y deformante...

De pena.

Salud!

Piedra dijo...

Si solo fuera allí...
Lamentablemente en Españistán el ejercito ha recuperado el prestigio perdido gracias a la incorporación de la mujer y ahora es una de las instituciones más valoradas ¡!.
En fin, otra gran victoria del feminismo de estado, han conseguido convertir a la mujer en algo tan despreciable como lo que hicieron antes con los hombres: asesinos y torturadores. Y sobre torturas, observa como las fotos "filtradas" en que una mujer torturaba a prisioneros árabes, dieron la vuelta al mundo; más manipulación.

Mikel Itulain dijo...

Que bien expone este artículo la mentira y la barbarie en la que hacen crecer a una buena parte de la juventud.
Esta utilización de las "estrellas" de la música (creadas ad hoc) es una de las tácticas aberrantes que utiliza el poder económico para explotar, y también matar, a la gente.
Britney Spears hace unos años, en tiempos de Bush, decía que hay que seguir con fe a nuestro presidente. En la época nazi seguro que hubo también gente así, que engaño a otros muchos jóvenes.

Enhorabuena por el artículo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Los yankees no han inventado nada con esto,aquí en el estado español hace casi cien años para captar carne de cañón para su ejercito colonial también acudieron al binomio heroicidad-sensiblería,vease la letra de la canción del legionario "el novio de la muerte".En fin ridículo y deprimente es poco para definir la táctica que emplea el poder para mandar al pueblo a hacer "acciones"que ellos se limitan a aplaudir en la retaguardia,esto es lo ridículo;y lo deprimente que haya gente que pique el anzuelo.Saludos.

José Manuel dijo...

El capitalismo está más enfermo que nunca. Desaparecerá pero nos llevará a todos por delante

Anónimo dijo...

Nadie duda que los recursos son limitados y que hay países que exportan tomates, bananas, café...o guerra.
Occidente los toma las materias primas generalmente por la fuerza, poniendo bases militares, masacrando a los que se oponen y dejando migajas para las élites. China los compra y los paga haciendo infraestructuras para mejorar la vida de las poblaciones. España satélite del capitalismo central gasta decenas de millones de euros en complacerlos, miles de millones si añadimos las armas de 2º orden que nos obligan a adquirirlos. La actual operación del operativo en Malí costará a España decenas de millones cada año.

Anónimo dijo...

Por favor! mira que comparar la pijada popera yanquí con "el novio de la muerte", canción de desesperación y de la mala suerte de los que nacen excluidos, de los condenados a muerte, escapados de la justicia que siempre está del lado de los poderosos, que esperan la muerte con el pecho descubierto no con pinturas de apache cuando van de militar y de Revlon cuando de paisano. Coñas aparte, que horteras son estos gringos, hacian cine, música, literatura o propaganda (como la del primer hombre pisando la luna con la bandera ondeando al inexistente viento lunar pero con el talento de Kubrik que lo tapaba todo) decente cuando la dejaban en manos del talento creador de los artistas y la influencia de la cultura de otras partes del planeta con una historia detás. Hoy un producto más en manos de los directivos de sus multinacionales. Para coña la exportan a todo el mundo en forma de bodrios como su propia comida. Flipé hace años cuando viajé a Paris a imbuirme de la cultura francesa, me dió la sensación de estar en un ciudad provinciana del medio oeste gringo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...