10 de abril de 2014

Los naxalitas llaman a boicotear las elecciones parlamentarias en la India

Reproducimos a continuación la declaración del Comité Central del Partido Comunista de la India (Maoísta) del pasado 24 de Marzo de 2014, extraída del blog del  Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India y que Gran Marcha hacia el Comunismo ha traducido al español:
 

"¡BOICOTEAR LAS FRAUDULENTAS ELECCIONES AL PARLAMENTO Y LAS ASAMBLEAS! 
¡LLEVAR A CABO CON ÉXITO LA REVOLUCIÓN DE NUEVA DEMOCRACIA! 
¡LA CONSTRUCCIÓN DE UNA REPÚBLICA FEDERAL DEMOCRÁTICA POPULAR BASADA EN LA AUTÉNTICA DEMOCRACIA Y APOYÁNDOSE EN LAS PROPIAS FUERZAS ES LA ÚNICA ALTERNATIVA! 

Las elecciones para la constitución de  la XVI Cámara Baja del parlamento de la India y para las asambleas de Telengana, Seemandhra, Odisha, Sikkim y Arunachal Pradesh se celebrarán del 7 de abril al 12 de mayo de 2014. Las explotadoras clases dominantes de nuestro país se preparan para imponer otro enorme peso financiero sobre el pueblo gastando miles de millones de rupias en ello. En esta ocasión los principales partidos parlamentarios, el Partido del Congreso y BJP (Partido Popular Indio) están rivalizando de forma extrema entre sí por el poder y están tratando de engañar al pueblo una vez más afirmando que lo que únicamente quieren es desarrollar nuestro país. Las defecciones de arriba abajo en las alianzas oportunistas de la UPA (Alianza Progreso Unido) dirigida por el Partido del Congreso y la NDA (Alianza Democrática Nacional) dirigida por el BJP hacia otros partidos y viceversa, comenzaron  hace tiempo y se están acelerando mientras se aproximan las elecciones. 

Recientemente, el Tercer Frente con once partidos salió a la palestra con gran fanfarria. Tal y como todos esperaban, se encuentra aún inmerso en peleas relativas a la distribución de escaños. El acuerdo entre el Frente de Izquierda y la AIADMK en el Tercer Frente se invalidó incluso antes que la tinta se secara debido a las divergencias en cuanto a compartir los escaños. Los partidos de izquierda incluido el PCI (Marxista) no se habían recuperado aún de la insultante derrota que sufrieron en las  elecciones de Bengala Occidental. Partidos como SP, BSP, DMK, AIADMK, Biju Janata Dal, Janata Dal (U), Trinamool, AGP, TDP, TRS, YSRCP, etc., temen ser derrotados uniéndose bien a la UPA o a la NDA y por tanto han decidido unirse o bien al Frente Unido o ir en solitario con autodenominados eslóganes de justicia social, emancipación de los dalits y bahujans y desarrollo regional, etc.

Tanto los partidos del Tercer Frente como aquellos que se presentan en solitario están siguiendo una política de “esperar y ver qué pasa” para unirse a cualquiera de las alianzas que llegue al poder tras los resultados electorales. Mientras que el Lok Jansakti Dal se unió  a la NDA dado que percibía que la derrota era clara si permanecía en la UPA, el RJD continúa en la UPA para mantener encendida su llama en cierto grado. Los políticos pertenecientes a los distintos partidos que salieron a la palestra de la noche a la mañana con nuevas banderas y nuevos programas tras abandonar sus partidos temiendo la derrota debido a la furia popular o porque no consiguieron un escaño de sus partidos, se están echando el máximo de porquería unos a otros en esta lucha por escaños.  Como tenían que alcanzar el poder dejando de lado cualquier moral o reglas, con el único objetivo del poder a través del dinero – el dinero a través del poder y nuevamente el poder a través del dinero y habían explotado, oprimido y torturado al pueblo sin tregua y perdido la confianza del pueblo, están recurriendo a métodos oportunistas tan flagrantes al haber perdido toda esperanza en ganar estas elecciones. 

El Partido Aam Aadmi (AAP) entró a la arena electoral con el objetivo de beneficiarse por medio de sumergir una vez más al pueblo en ilusiones. Trata de captar la atención del pueblo con una retórica revolucionaria envuelta en un eclecticismo ideológico consistente en el “ahimsa” y “swaraj” gandhianos y las políticas “socialistas” de Javaprakash Narain y las posiciones de su ONG de “democracia participativa directa”. Aunque las elecciones han tenido lugar en diversas ocasiones y varios gobiernos se han ido sucediendo en los pasados 65 años de dominio “independiente”, es un hecho que, incluso a fecha de hoy, las necesidades básicas del pueblo como alimentos, ropa, alojamiento, educación y cuidado sanitario han permanecido fuera de su alcance.

Las masas oprimidas que constituyen el 95% de la población están haciendo frente día tras día a la pobreza, al analfabetismo, el desempleo, el aumento de los precios, las enfermedades, las muertes a causa del hambre, la corrupción, etc. El 77% de la población vive con no menos de 20 rupias al día. Por otro lado la gran burguesía y los grandes terratenientes gozan de gran cantidad de riquezas. Centenares de empresas pertenecientes a buitres como Ambani, Tata, Birla, Mittal, Jindal, etc., suman el 25% del PIB de nuestro país. La brecha entre  ricos y pobres aumentó por encima de lo imaginable. La corrupción y las estafas aumentaron a pasos agigantados. Las leyes formuladas para impedir estas diferencias sociales e impedirlas nunca han sido empleadas por las clases adineradas. Como resultado de ello, el descontento social ha aumentado. 

La opresión religiosa chovinista por parte de los Hindutva Sangh Parivar sobre las minorías religiosas y la opresión de la casta superior Hindutva Brahamánica sobre los dalits en nuestro país ha aumentado. La represión de las luchas de liberación nacional como en Cachemira, Asom y Manipur aumenta día tras día. Como resultado de las largas luchas durante décadas del pueblo de Telangana, el parlamento tuvo que dar su aprobación inevitable a la formación del estado separado de Telangana. Sin embargo, están aún reprimiendo cruelmente las aspiraciones para Estados separados en Bodoland, Gorkhaland, etc.

A los adivasis  se les niega continuamente sus derechos sobre la tierra, el agua  y los bosques. Las mujeres están siendo aplastadas  bajo la vil cultura feudal e imperialista. Mientras el gobierno de la UPA dirigido por el Partido del Congreso implementa rápidamente la segunda fase de las reformas económicas en su quinto año de dominio como continuación de las políticas de Liberalización, Privatización y Globalización debido a la presión de los imperialistas y grandes capitalistas de nuestro país que están empantanados en la crisis económica internacional, las condiciones han empeorado en todos los sectores de nuestro país. Ha firmado cientos de contratos de colaboración con empresas multinacionales y grandes corporaciones de nuestro país y abierto las puertas ampliamente a la explotación indiscriminada entregándoles las riquezas naturales de nuestro país. 

Violando flagrantemente el 5º Programa, PESA, etc., de la constitución de las zonas adivasis, está llevando a cabo asambleas de aldeanos a punta de fusil en varias zonas del país con campesinos y adivasis, arrancándoles a la fuerza su consentimiento para adquirir sus tierras y está implementando políticas que les desplazará a gran escala. Debido a las políticas en bancarrota de este Gobierno, la producción industrial en nuestro país ha sufrido y cientos de miles de trabajadores han sido arrojados a las carreteras.

Sobre los trabajadores ha aumentado la carga de trabajo. Sus salarios reales se han hundido. Ha aumentado el número de trabajadores desorganizados al margen de las leyes laborales. Ha asumido políticas que entrega el comercio minorista a las compañías imperialistas. Ha entregado gradualmente el sector agrícola  a las corporaciones y empujado la agricultura a una crisis severa. El aumento en los costes de producción, falta de apoyo gubernamental en forma de créditos, etc., y la falta de precios de apoyo mínimo han conducido a suicidios a gran escala de campesinos. Las vidas del pueblo se han hecho intolerables con el aumento disparatado de los bienes de consumo diarios, el aumento de tiempo en tiempo de los precios de la gasolina y el diésel. La privatización de los sectores de educación y salud les han convertido en una rareza para la gente común. 


La corrupción ha alcanzado las cimas más altas y con grandes estafas como el espectro 2G, los Juegos de la Commonwealth, el de la minería, etc., los diversos políticos y camarillas de las clases dominantes y cargos del Gobierno y del Ejército se han embolsado miles de millones de rupias del erario público. Estos bandidos y traidores descarados escondieron billones de dólares en los bancos suizos. Los programas adoptados por el Gobierno de la UPA y publicitados a bombo y platillo como el sueño del “Garibi Hatao” de Indira Ghandi llevado a cabo por Sonia Gandhi, se han transformado en ridículos con la corrupción que apesta. De hecho, la consigna de antaño de reformas de la tierra ha desaparecido completamente. Debido a sus políticas que causan daño a la ecología, se están produciendo desastres naturales como lo ciclones y recientes lluvias en Uttarakhand y el pueblo está sufriendo grandes pérdidas. Sus nuevos actos legislativos relativos a “adquisición de tierras”, “seguridad alimenticia” y “Nirbhaya” tienen como objetivo o bien servir a los intereses de los imperialistas y las clases dominantes explotadoras o como un engaño.

El Gobierno de la UPA  dependió de las fuerzas militares, paramilitares, policía especial y comandos y en las agencias de inteligencia como IB, NIA y SIB para reprimir a las masas que se están rebelando contra sus políticas antipopulares y para consolidar su dominio y realizando ofensivas a través de métodos fascistas. Está restringiendo los derechos civiles e incluso el derecho a vivir. Las fuerzas enemigas están llevando a cabo masacres de centenares de adivasis, dalits, otros activistas revolucionarios de las masas oprimidas y en las zonas del movimiento revolucionario dirigido por nuestro Partido. Como parte de la alfombra de seguridad, todas las zonas del movimiento en los diversos Estados han sido transformados en campamentos militares de las fuerzas enemigas

 Cientos de personas inocentes, activistas revolucionarios y dirigentes han sido encarcelados. Por un lado gritan que “la guerrilla maoísta que ha recurrido a la violencia en los bosques no tiene ideología” y, por otro, tratan de controlar a los intelectuales afirmando que “los ideólogos maoístas en las ciudades, que están continuamente atizando la ideología maoísta, son más peligrosos que la guerrilla”. Están tratando de aislar a los intelectuales progresistas, escritores, jóvenes y estudiantes del movimiento revolucionario y colocarles en oposición a él. El BJP, el frente de izquierda y otros gobiernos estatales están también colaborando con el Gobierno de la UPA en esto. El BJP ha apoyado al Gobierno de la UPA en los pasados diez años en todas las políticas importantes. La única diferencia está en donde se encuentren –ya sea gobernando o en la oposición.

Todas sus acusaciones y contracusaciones se hicieron con la intención de engañar al pueblo. Tampoco existe mucha diferencia entre los gobiernos central y de los Estados en este asunto sea cual sea el partido en el poder. De forma similar, la represión no queda confinada sólo a las zonas del movimiento maoísta. Las luchas contra POSCO, contra la central nuclear de Kudamkulam, son claros ejemplos de esto. La hegemonía de los imperialistas estadounidenses en las esferas económica, política, militar y cultural y la intervención de su agencia de inteligencia, el FBI, han aumentado durante el gobierno de la UPA. Las revelaciones de Wikileaks dejaron claro que cerca de cien mil soldados y oficiales estadounidenses se encuentran clandestinamente en nuestro país y están proporcionando toda clase de apoyo y ayuda directa e indirectamente para imponer el fascismo sobre el pueblo. 

El Partido del Congreso que estuvo  de forma continuada en el poder durante diez años siguió
las políticas proimperialistas, proburguesía burocrática compradora y prograndes terratenientes y fue responsable de las agonizantes condiciones de vida del pueblo y la desastrosa economía de nuestro país y de las masacres de miles de personas y activistas de diversos movimientos democráticos y revolucionarios, la persecución de las minorías religiosas en nombre de combatir al “terrorismo”. Se ganó la dudosa distinción de ser el originador de las más grandes y más numerosas estafas y corrupción en la historia parlamentaria de nuestro país. Como resultado se ganó el intenso odio del pueblo.

Para escapar a esto y engañar al pueblo, el Partido del Congreso está presentando su principal eslogan de “Bharat Nirman” apuntando hacia el “desarrollo” que logró en sus diez años de gobierno y sobre las leyes anticorrupción, de adquisición de tierras, seguridad alimenticia y Birbhaya y programas de bienestar que formuló. El Partido del Congreso ha estado en el poder a nivel central y en la mayor parte de los Estados la mayoría del tiempo desde 1947. Fue responsable principal de estar en el poder un periodo tan largo de tiempo por las políticas antipopulares que fueron formuladas e implementadas. Las masacres de minorías religiosas, particularmente la masacre de sikhs en 1984, se produjeron bajo su gobierno. Aunque Sangh Parivar fue directamente responsable de la destrucción de Babri Masjid, fue el Partido del Congreso desde el centro el que estuvo tras este gran hecho dramático. 

Fue el principal responsable de reprimir las justas luchas de liberación nacional de Cachermira y más recientemente del Noreste masacrando a decenas de miles de jóvenes a través de su fuerza bruta. Implementó todas estas políticas antipopulares apoyándose en la ayuda de otros partidos parlamentarios cuando estaba en el poder así como colaborando con las alianzas gobernantes cuando no estaba en el poder. ¿Quién otro sino el Partido del Congreso ha sido el principal responsable por las insufribles condiciones de los obreros, campesinos, sectores de la pequeña burguesía, nacionalidades oprimidas, dalits, adivasis, minorías religiosas, mujeres, pequeños y medianos capitalistas de nuestro país? El pueblo no es tan crédulo para tragarse que su “Bharat Nirman”, los autodenominados programas de bienestar, la falsa pose anticorrupción y el principal ataque del BJP es contra el gobierno corrupto del Partido del Congreso. Está claro que no tiene básicamente ninguna política distinta que la del Partido del Congreso en ninguno de los principales asuntos a los que se enfrenta el pueblo y el país y cuenta con las mismas políticas corruptas, traicioneras y dictatoriales en cualquier campo.

Con la directiva de la RSS, el BJP anunció al fanático hindú y asesino de masas Narendra Modi como su candidato a primer ministro. Está ocultando su programa chovinista hindú tras el modelo de “Gujarat Vikas” y está concentrando toda su maquinaria en torno a Modi para conquistar el poder a nivel central una vez más. El modelo “Gujarat Vikas” significa aterrorizar a las minorías musulmana y cristiana, adueñarse de sus propiedades, expulsarles de sus hogares o hacerles más serviles a través de las masacres de las minorías religiosas musulmanas y someterles a innumerables atrocidades junto con las atrocidades a las minorías religiosas cristianas; convirtiendo al Estado entero en el centro de las inversiones de las empresas multinacionales y la gran burguesía y abriendo las puertas a su inacabable explotación y opresión.  El Sangh Parivar y el BJP buscan establecer su modelo hitleriano bajo el disfraz de “Vikas” en todo el país llegando al poder en estas elecciones. El Partido del Congreso llegó al poder en las dos legislaciones anteriores y se ganó la intensa furia del pueblo. 

Así, las clases dominantes y los imperialistas norteamericanos están apoyando abiertamente la candidatura de Modi para el puesto de Primer Ministro dado que pondría en práctica su despiadado programa. En este sentido,  los medios de comunicación están haciendo propaganda de Modi a gran escala. Su intento por ganar las elecciones de Delhi a través de introducir la división religiosa por medio de disturbios religiosos en Muzaffarnagar, indica su auténtico rostro fascista. La declaración de Rajnath Singh de hace unos días antes que se anunciaran las fechas de las elecciones, pidiendo perdón a los musulmanes “por si en algún lugar se hace algo malo contra ellos”, no es más que una estratagema para ocultar la masacre de musulmanes llevada a cabo por Modi en Gujarat y obtener sus votos.

¿Pero cómo pueden las minorías religiosas musulmana y cristiana olvidar las masacres, la discriminación, la represión y el chovinismo que sufrieron a manos del Sangh Parivar ya desde 1947 hasta los recientes asesinatos en Muzaffarnagar? El progromo y persecución de las minorías religiosas en Gujarat bajo Modi se encontraron con una oposición sin precedentes y las protestas no sólo en Gujarat sino por todo el país. Incluso si llegan al poder, los fascistas hindúes tendrán que enfrentarse a la resistencia activa a nivel estatal de las minorías musulmana y cristiana y de las fuerzas revolucionarias y democráticas. Esta sería entonces  la tarea más importante de estas fuerzas. La AAP que nació y creció con un trasfondo de ONG y fondos y apoyo de los imperialistas y el NRI, no va a las raíces de este sistema y a los problemas básicos del pueblo y está recurriendo a los hitos gandhianos para resolver los problemas del pueblo. 

No disponen de solución alguna a los problemas básicos de las clases, pueblo y sectores oprimidos que están siendo reprimidos bajo la opresión y explotación. Está sirviendo de válvula de seguridad para alejar la emergente furia popular hacia soluciones pacíficas y parlamentarias. Los auténticos asuntos del pueblo  nunca salen a debate en el parlamento y las asambleas que se encuentran bajo el control de los imperialistas, la burguesía burocrática compradora y los grandes terratenientes. ¿Dónde está el lugar para la democracia en este sistema donde los votos se pueden comprar con dinero, licor, y sentimientos religiosos y de casta? Es ridículo llamarle a esto una democracia cuando los criminales, los bandidos y los políticos corruptos notorios ganan las elecciones. De hecho, cuando miramos la historia encontramos que los problemas siempre se han resuelto a través de las luchas populares, las luchas de clases y la guerra popular prolongada y no por medio de foros parlamentarios.

Siendo las elecciones llevadas a cabo cada vez como una farsa, la Comisión Electoral de la India prometió fortalecer la democracia durante estas elecciones y está tratando de introducir varias reformas al tiempo que incluir unas orientaciones conforme a un decreto del Tribunal Supremo. Como parte de fortalecer la democracia, el Tribunal Supremo emitió una serie de decretos para dotar a los votantes del derecho a “rechazar”. Como resultado, el botón “NOTA” fue introducido en las máquinas de votación por vez primera durante las elecciones a la asamblea en cinco Estados en 2013. Ahora, durante las actuales elecciones a la Cámara Baja, esto se ha introducido por todo el país. De hecho, esto derecho NOTA suprime el “derecho a destituir” a los representantes elegidos al que el pueblo debería tener derecho. Si realmente quieren dar el “derecho a rechazar”, ¿por qué entonces, en nombre de llevar a cabo unas elecciones “libres y justas”, están desplazando a cientos de miles de miembros de las fuerzas armadas gubernamentales a las zonas donde nuestro Partido ha llamado al boicot de las elecciones y están llevando a cabo ataques, operaciones de búsqueda, detenciones, asesinatos y masacres? 

El gran maestro marxista Lenin señaló en su obra “El Estado y la Revolución”: “Las elecciones se celebran para decidir qué miembro de la clase dominante va a reprimir y aplastar al pueblo a través del parlamento –tal es la auténtica esencia del parlamentarismo burgués, no sólo en las monarquías parlamentarias constitucionales, sino también en las repúblicas más democráticas”. Esto es más aplicable aún a nuestro país semicolonial y semifeudal que se presenta como “la mayor democracia del mundo”. Esa es la razón por la cual ninguna de las masas oprimidas piensa que sus vidas cambiarían o que habrá un cambio fundamental en este sistema a través de estas elecciones. En todas las elecciones celebradas en nuestro país hasta ahora, un considerable número de votantes se están distanciando de votar. Los partidos más fuertes ocupan los colegios electorales y llevan a cabo la manipulación de los votos. Incluso aquellos que votan no lo hacen pensando que estas elecciones les beneficiarán. Votan sólo por necesidades locales u otras presiones o señuelos tales como casta, religión, regionalismo, dinero, licor, bandidismo, etc. No existe alternativa para el pueblo en este falso sistema parlamentario. Todos los principales partidos que se presentan a las elecciones están subordinados a los imperialistas y representan a las clases explotadoras dominantes indias.

Todos estos partidos son antipopulares, traicioneros, corruptos, opresores, reaccionarios y fascistas en su naturaleza. Sirviendo a los intereses del imperialismo, la burguesía burocrática compradora y la clase de los grandes terratenientes, manteniendo intacto el sistema semicolonial y semifeudal y aplastar todos los movimientos democráticos y revolucionarios es el objetivo de estos partidos. Se unen para reprimir a nuestro Partido, el Partido Comunista de la India (Maoísta), que está saliendo a la palestra como una alternativa a todo eso, a la Revolución de Nueva Democracia dirigida por él y a sus embrionarios nuevos órganos de poder político que representan la república federal democrática popular india basada en la auténtica democracia y en el principio de apoyarse en las propias fuerzas. 


Aunque estos partidos compradores se revuelcan en la pocilga parlamentaria por el poder y se embarcan en peleas de perros entre sí por su porción del saqueo, cuando se trata de aplastar al movimiento revolucionario etiquetándole de “la más grave amenaza a la seguridad interna” de nuestro país, son todos unánimes. Están recurriendo a una dura ofensiva multiprolongada conforme a la estrategia y táctica de Conflicto de Baja Intensidad dictado por EE.UU. Sus engañosas propuestas para Conversaciones de Paz y programas de reformas tienen por objetivo desviar al pueblo y a los demócratas y llevar a cabo una mayor ofensiva contra el movimiento revolucionario. La ofensiva multiprolongada a nivel nacional emprendida en nombre de la Guerra Contra el Pueblo – Operación Cacería Verde desde mediados del 2009 por el Gobierno central en conjunción con el BJP y junto con los distintos gobiernos estatales, es parte de todo esto.

Están tratando sin éxito por medio de la represión de preservar este podrido sistema explotador. Pero en un contexto donde las condiciones revolucionarias están madurando día tras día, están condenados a ser barridos por el pueblo. El actual sistema de explotación no puede ser transformado por medio de elecciones. Los problemas básicos del pueblo no se resolverían. Incluso sus necesidades básicas no se pueden satisfacer. Todos los partidos electoreros están muertos frente a una democracia auténtica, la independencia y soberanía de nuestro país. 

Ninguno de ellos está moralmente cualificado para pedirle al pueblo que les vote. Esa es la razón por la cual nuestro Partido está haciendo un llamamiento a todo el pueblo de la India a boicotear estas fraudulentas elecciones al parlamento y las asambleas y a avanzar en el camino de la Guerra Popular Prolongada para la victoria de la Revolución de Nueva Democracia que se desarrolla con la revolución agraria como el eje sobre la base de “la tierra para el que la trabaja”, para construir una república federal democrática popular india. Este nuevo Estado democrático será la dictadura democrático popular ejercida por el frente unido conformado por el proletariado, el campesinado, la pequeña burguesía y la clase de la burguesía nacional bajo la dirección del proletariado, basada en la alianza obrero-campesina y que libere a nuestro país de las garras de los imperialistas, la burguesía burocrática compradora y los grandes terratenientes.

(Abhay) Portavoz
Comité Central, Partido Comunista de la India (Maoísta)"
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...