26 de abril de 2014

La ONU dice querer luchar contra el hambre sin combatir su causa principal: la barbarie capitalista


Esterilizar insectos, mejorar los cultivos o acelerar las cosechas son algunas de las aplicaciones de la energía atómica que la ONU dice querer poner a disposición de países pobres para ayudar a combatir la desnutrición, el hambre, la desigualdad. La noticia se puede leer completa en este link.

La Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), con sede en Viena, y la Organización

de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han puesto en marcha una serie de programas de colaboración en materia de agricultura y alimentación que ayudan a países en vías de desarrollo.

Los dos organismos de la ONU, como sabemos organización internacional al servicio del imperialismo y de la pervivencia del capitalismo, colaboran en el uso de la tecnología nuclear para ayudar a los agricultores a mejorar las cosechas, combatir plagas, aumentar la fertilidad del suelo y elevar la calidad de los productos.

Para ello invierten titánicas sumas de dinero en intentar resolver supuestamente el problema del hambre y la pobreza en el mundo, cuando la verdadera causa de que en el enormemente rico planeta tierra, con sus inmensos recursos, haya millones de pobres es que existan países pobres y paises ricos, que los segundos saqueen a los primeros, y que los más poderosos impidan con todos sus medios que los dominados por ellos usen sus riquezas en su propio beneficio.

Claro que la ONU lo sabe, pero como organismo al servicio de la dictadura del capital, de un sistema en el que unos cuantos más ricos viven a expensas de la riqueza producida por la mayoría, y en los que los primeros utilizan la violencia para evitar que los segundos consigan su emancipación, no quiere luchar contra la única y principal causa del hambre del mundo: el capitalismo.

Para que la ONU trabaje para que el mundo acabe con la rémora de la pobreza, del hambre y de la injusticia debe principalmente luchar por la erradicación de la clase parasitaria que disfruta de sus privilegios a costa del trabajo de la mayoría; tiene que fomentar el combate contra los paises poderosos que saquean los ricos recursos de los paises más pobres y para que las diferencias entre ambos desaparezcan; tiene que apoyar a los pueblos que luchan por su soberanía frente al imperialismo y por tomar el control de las riquezas que se producen en sus territorios.

Pero, como hemos dicho, la ONU está al servicio del capital y del imperialismo y, por lo tanto, prefiere aparentar querer luchar contra la pobreza y el hambre con justificaciones como la inversión en energía nuclear u otras pamplinas, mientras la realidad, la de que unos pocos delincuentes viven de la mayoria trabajadora, que unos pocos paises poderosos y sus multinacionales roban la riqueza de los paises más pobres, sigue perpetuando la barbarie capitalista y sus consecuencias.

2 comentarios:

Piedra dijo...

El mundo produce mucha más comida de la necesaria para alimentar a toda la población existente, paradógicamente además en los países pobres que pasan hambre, pero ese excedente de alimentos y una gran parte más, es destruido para aumentar el valor de lo que queda: unicamente lo que se puede pagar en el primer mundo. Así que todo lo demás es hipocresía y negocio a costa del sufrimiento y el hambre: vergonzoso.

pedro palo dijo...

La ONU es una organizacion fascista, los maoistas tienen claro que es es de los fascistas y tienen muy claro como la ONU combaten el hambre, estilo Maltus exterminar población pobre, 650mil toneladas de bombas sobre el pueblo Vietnamita, 500mil toneladas de bombas sobre el pueblo camboyano, alli donde la ONU tiene sus narices los problemas de millones de pobres se resuelve a bombazos, la historia de la lucha de clases es tan clara como los rayos del sol. Gloria al gran Pensamiento Gonzalo!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...