19 de septiembre de 2016

En Colombia la paz huele mal

Unos días después de la firma del mediático Acuerdo de la Paz, el gobierno colombiano ha anunciado el aumento de las fuerzas represoras del ESMAD de la policía. Esta es la paz burguesa: tranquilidad y protección para unos cuantos explotadores; persecución, asesinato, cárcel y muerte para las masas luchadoras. Son 7000 policias que se preparan para enfrentar y acallar toda protesta social.

Imagini pentru santos el capitalistaSegún el mandatario colombiano, el criminal Santos, con la firma de "la paz" las protestas y manifestaciones por las vías legales aumentarán: "Más movilizaciones y protestas sociales porque ya no va a ser en la selva a punta de bala, sino por las vías democráticas como se solucionen las diferencias de nuestra sociedad". Es decir, para controlar esas "vias democráticas", el gobierno de la burguesía aumenta las fuerzas policiales.

Además, el Ministerio de Defensa en Colombia se va a gastar 10 billones de pesos para mantener con cualquier método la dictadura de clase de la minoría explotadora, a pesar de que venden con grandes aspavietnos el acuerdo de paz con los jefes de las Farc. En realidad, el prespuesto militar se va a aumentar en 2 billones de pesos.

¿Qué significa esa paz? Se trata de la paz de los ricos, de la paz para los explotadores. Mientras tanto, al pueblo se le reserva el papel de ver, oir y callar. Y, de lo contrario, el estado ejercerá el monopolio de la violencia, cuyo fin principal es la defensa de los intereses de la clase social dominante frente a la amenaza de la clase social explotada.

La única paz posible es la del fin de toda explotación del hombre por el hombre, el final de toda violencia, y esa solo se consigue acabando dando el primer paso de derrocar a la clase social en el poder mediante la lucha revolucionaria.

En palabras de Lenin (en su artículo El socialismo y la guerra): "El estado de ánimo de las masas en favor de la paz expresa con frecuencia un comienzo de protesta, de indignación y de toma de conciencia del carácter reaccionario de la guerra. Aprovechar ese estado de ánimo es un deber de todos los comunistas. Ellos participarán con el mayor entusiasmo en todo movimiento y en toda manifestación en ese sentido, pero no engañarán al pueblo dejándole creer que sin un movimiento revolucionario se puede alcanzar una paz sin anexiones, sin opresión de las naciones y sin saqueos, una paz sin gérmenes de nuevas guerras entre los gobiernos de hoy y las clases dominantes en la actualidad. Semejante engaño sólo haría el juego a la diplomacia secreta de los gobiernos beligerantes y a sus planes contrarrevolucionarios. Quien desee una paz firme y democrática, debe pronunciarse en favor de la guerra civil contra los gobiernos y la burguesía".Imagini pentru la paz de la burguesia violencia

O en Resoluciones sobre la Guerra Imperialista "El pacifismo y la prédica abstracta de la paz son una de las formas de embaucar a la clase obrera. Bajo el capitalismo, y sobre todo en su fase imperialista, las guerras son inevitables. Mas, por otra parte, los socialdemócratas no pueden negar el significado positivo de las guerras revolucionarias, es decir, de las guerras no imperialistas, como las que tuvieron lugar, por ejemplo, de 1789 a 1871 para derrocar la opresión nacional y crear Estados capitalistas nacionales sobre la base de los Estados feudales fraccionados, o las guerras que son posibles para salvaguardar las conquistas del proletariado triunfante en la lucha contra la burguesía.
En la actualidad, una propaganda de la paz que no vaya acompañada del llamamiento a la acción revolucionaria de las masas sólo puede sembrar ilusiones, corromper al proletariado, infundiéndole confianza en el humanismo de la burguesía, y hacer de él un juguete en manos de la diplomacia secreta de los países beligerantes. Es profundamente errónea, en particular, la idea sobre la posibilidad de la llamada paz democrática sin una serie de revoluciones".

En resumen, la paz de Colombia, como toda paz de la burguesía (lo que Lenin llamó en su Pacifismo burgués y pacifismo socialista, "la paz imperialista"), y echando mano del título de una canción de La Polla Records, "huele mal".

Esta paz huele mal (La Polla Records)

No queremos esta paz podrida, es un ser deforme.
Esta paz impuesta por los que dominan es de cementerio.
Guerra siempre al Estado
Guerra hasta que caiga.
Guerra para destapar su guerra encubierta.

Del Estado al hombre es orden;
del hombre al Estado, violencia.
Esta paz huele mal, es la paz de los muertos.

La comodidad de ser dominados nos lleva al silencio.
¿Quieres ver lo que es sufrir por estar despierto?
Guerra siempre al Estado
Guerra hasta que caiga.
Guerra para destapar su guerra encubierta.
La paz del cerdo cuando lo engordan para comerlo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...