15 de febrero de 2011

Difamacion: En busca del antisemitismo

"Siendo judio israeli, nunca he experimentado el antisemitismo por mi mismo". Así inicia el documental Yoav Shamir, director de este documental en el que intenta buscar una respuesta a la duda de si el antisemitismo es hoy, dos generaciones después del holocausto, tal y como lo pinta el gobierno Israel y los lobbys judios norteamericanos.

La cámara viaja a todo el mundo en busca de las manifestaciones del odio moderno a los judíos y el resultado es sorprendente, para el punto de vista oficial en Israel.

Ademas de entrevistar a lider de la Liga Antidifamacion Norteamericana (FLA), Abraham Foxman, de acompañar a una clase de escolares israelis a su peregrinaje a Auschwitz, hablar con el historiador Norman Finkelstein, que da su punto de vista impopular (en Israel) sobre la forma en que el antisemitismo esta siendo usado por la comunidad judía y especialmente por Israel para obtener rendimiento politico, a los estudiosos Stephen M. Walt y John J. Mearsheimer tras la publicación del libro “El lobby de Israel y la Política Exterior de USA” y en general recoge testimonios de gente de la calle, judios o no, que nos cuentan sus puntos de vista diferentes sobre el debate, y a importantes miembros de la comunidad religiosa judia.

En su visita a Jerusalen el autor del documental entrevista también a su abuela, que declara que todos los judios que estan fuera y que tanto apoyan a Israel deberian venir a vivir a este pais, y si no que les dejen tranquilos. En esta idea de que las campañas de denuncia del generalizado antisemitismo es mas cosa de determinados intereses corporativos, en especial del lobby norteamericano y de sus aliados en Israel, que de la propia ciudadania israeli ahondará la película buscando respuestas en ambos paises.

La película cuestiona abiertamente la opinion habitual sobre el antisemitismo, y abre interrogantes sobre la terminología oficial que se utiliza cuando se habla de judíos y de su supuesto odio, provocando que el termino antisemita se utilice para etiquetar cualquier critica que se haga contra las politicas del estado de Israel, incluyendo las que se hacen ante su actitud criminal en los territorios ocupados en Palestina.

El documental deja la sensación de que la manipulacion y abuso interesado del termino antisemitismo esconde intereses politico-economicos, y que en la realidad del dia a dia el antisemitismo e muchisimo menor de lo que los que se mantienen del negocio quieren dar a entender (o incluso, como dicen algunos miembros de la comunidad judia, inexistente). Ademas, tambien nos muestra como se empieza a percibir, tanto en Israel como en EEUU, que el papel del lobby judio norteamricano en que las cosas continuen tal como estan es notorio, sin que este demasiado claro si beneficia realmente a uno de los dos paises, a ninguno o, mas bien, solo a los propios integrantes de esos lobbys y sus negocios e intereses.

14 comentarios:

Maju dijo...

Hmmm... La he visto entera y algunos pasajes están bien pero la verdad es que es demasiado israelí, demasiado sionista. Incluso los críticos como Finkelstein son sionistas, están a favor de la colonia de Israel, a pesar de que está construida sobre un genocidio que aún espera a ser reparado.

Creo que es una crítica demasiado suave.

Me parece muy curioso de todas formas que los análisis más críticos vienen de rabinos. Por qué no vemos Judíos laicos criticando el fascismo sionista? Ni Chomsky levanta realmente la voz contra Israel.

Es terrible esa falta de autocrítica: el problema no es sólo "la ocupación" de Gaza y Cisjordania, sino la ocupación de toda Palestina, empezando en Tel Aviv.

Dizdira Zalakain dijo...

Muy ilustrativo el documental. Es importante que la gente entienda que usar la palabra "antisemistismo" para las personas que condenan al estado criminal de Israel es una absoluta barbaridad.
-En primer lugar, porque "semita" es un término que abarca no solo a los judíos, sino también a los árabes. Llamar "antisemita" a Hezbolláh, por ejemplo, cuando es una organización formada básicamente por semitas, es demencial.
-Segundo, porque "semita" es un término étnico-cultural, no es político ni religioso. Hay muchos semitas -la inmensa mayoría- que no son judíos de religión, ni sionistas de ideología. Y hay muchos judíos de religión y sionistas de ideología que no son semitas étnicamente hablando.
-Tercero, porque la religión judía nada tiene que ver con el sionismo, ni con el estado de Israel. Es más, el judaísmo como religión es incompatible con el Estado de Israel. Aunque nunca salen en los medios, hay muchos judíos -y suelen ser los más religiosos- que rechazan al estado de Israel y a su política criminal.

http://www.nkusa.org/

Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Maju, tienes razón. Pero para ser un documental de un israelí es toda una visión muy positiva de que no todos se creen el cuento de que los judios son el pueblo mas perseguido de la historia y de la actualidad, y por el que justifican todos sus actos, incluso sus matanzas y agresiones. Y, por supuesto, como tu dices, el problema no es que haya territorios ocupados donde existe un verdadero regimen de apartheit, sino el mero hecho de que sin ningun motivo les regalaran un territorio que no era suyo, y este es el verdadero origen del problema.

Un saludo

Jose Luis Forneo dijo...

Dizdira, si un buen resumen de por que la palabra "antisemita" no es adecuada para hablar de la supuesta tirria que todo el mundo tienen a los judios. Y de eso no se habla en ningun momento en el documental, cuando son cosas fundamentales para entender por qué se usa, cual es su finalidad. Semitas no son solo los judios, tambien hay semitas ateos, e incluso comunistas, y no todos los judios, ni siquiera los ortodoxos, son sionistas, por lo que quizas el problema deberia definirse mas como antisionismo, que es la ideologia que realmente esta en la base de todos los problemas que causan, mas que sufren, algunos judios, y el gobierno de Israel en especial.
Saludos

Juli Gan dijo...

Como Dizdira, pienso que los israelíes utilizan mal la palabra "antisemita". Todos los pueblos de la zona son semitas. Un palestino no puede ser antisemita como un noruego no puede ser antiescandinavo. Se han apropiado de una palabra que utilizan mal. Y han rentabilizado el holocausto como nadie. Los gitanos, no, por ejemplo, y fueron asesinados igual. El documental enseña mucho de lo que siente y cree el israelí medio.

R.A.F.A.E.L. dijo...

Y es que la mayoría de los actuales judíos israelíes no son semitas. Los palestinos, sí. Para más información: "La invención del pueblo judío", de Shlomo Sand.

A los sionistas les conviene que la gente confunda los términos "judaísmo" y "sionismo". Por otra parte, pretenden monopolizar la condición de víctimas por lo de Auschwitz, Treblinka, etc. Aquello fue terrible, sin duda. Pero son muchos más los pueblos, grupos o colectivos que han sufrido en algún momento de la Historia barbaridades todavía peores que las cometidas por los nazis y sus acólitos.


Sin embargo, muchos de los que no paran de invocar aquel trágico episodio de la Segunda Guerra Mundial marginan activamente a otras víctimas, incluso de aquel período (comunistas, gitanos, homosexuales,...). Y en cualquier caso, la creación del Estado racista y genocida de Israel no tiene ninguna justificación, especialmente desde el punto de vista moral.

Anónimo dijo...

En el documental, Foxman y los suyos, junto con el Ejecutivo de Yuschenko, reconocen la existencia de algo que no existió, de toda una falsedad histórica espoleada por la propaganda anticomunista e imperialista: el Holodomor.
Además, en ningún momento se dice en la cinta que se puede ser sionista sin ser judío. Lo contrario ( el caso de Finkelstein, por ejemplo) sí que queda muy claro, a la vista de cualquiera.
Saludos.

Anónimo dijo...

Maju no se ha enterado bien de lo que dice Finkelstein, ni creo que haya leído nada de este autor. El hecho de poner verdes a los lobbistas judíos en EEUU, por ejemplo, ya demuestra un abierto y claro antisionismo.
Un saludo.

Maju dijo...

"Maju no se ha enterado bien de lo que dice Finkelstein, ni creo que haya leído nada de este autor".

Pues no. Es cierto que no estoy familiarizado con el detalle de la obra Finkelstein (aunque sí que he leído cosas suyas o le he visto en video con anterioridad). Ni falta que hace porque lo que estoy juzgando es su opinión tal y como aparece en esta película, donde critica la ocupación de Gaza y Cisjordania (como hacen otros sionistas "progres") pero no la existencia de Israel, es decir la ocupación colonial, racista y genocida del 75% de Palestina por un grupo organizado de colonos primariamente europeos (y gringos) con el apoyo incondicional del Imperio NATOplus.

La Sudáfrica colonial europea racista también promovía la "independencia" de "estados" nativos en zonas residuales de su territorio. Es posible que algunos no se acuerden pero en los 80 había una serie de "estados independientes" para la mayoría nativa de Sudáfrica: Transkei, Zululandia, Venda, Boophutatswana... Estos "estados" eran promovidos por el reǵimen racista sudafricano de entonces, buen amigo de Israel y USA-NATO, para "blanquear" Sudáfrica, mediante la denegación de la nacionalidad a los nativos negros.

Igualmente Israel ha desposeído de la nacionalidad a todos los Palestinos y los ha desplazado a los bantustanes de Cisjordania y Gaza (este último un auténtico campo de concentración con más del 80% de la población refugiados de Israel) y hacia los estados vecinos, especialmente Líbano y Jordania.

En el caso sudafricano, se boicoteó el régimen y se rechazó la "independencia" de estos bantustanes, como se les llamaba. Lo mismo ha de hacerse con Israel y la ANP, que no es otra cosa que el bantustán sionista. Qué diferencia hay entre Abbas y el rey de Zululandia? Y en casi todos los detalles es lo mismo.

Ni Finkelstein ni nadie en esta pelicula aborda nada de esto, de como el 75% de Palestina fue a parar a un 30% de habitantes, casi todos recien llegados de Europa en aquel momento no tan lejano. Este es el quid del problema: eso es el sionismo: la existencia de Israel, no en Silesia o Baviera, por decir algo (que quizá estaría justificado) sino en Palestina (donde no es más que una agresión colonial racista y una réplica anacrónica de los estados curzados de hace mil años).

"El hecho de poner verdes a los lobbistas judíos en EEUU, por ejemplo, ya demuestra un abierto y claro antisionismo".

No. Porque hay muchos sionistas que critican al Lobby sin criticar a Israel como tal. Critican sus "excesos", su Likudnik-ismo o el hecho de que su lealtad sea primero para Israel y no para con USA... pero no critican a Israel como tal.

No es suficiente. Hay judíos seculares que están en contra de Israel (por ejemplo Chet, Jews sans frontieres o Anarchists against the Wall) pero no tienen prominencia mediática.

Igual me equivoco con Finkelstein pero la impresión que da en esta película es de que se queda a medio camino.

Jose Luis Forneo dijo...

La verdad es que en el documental Finkelstein aparece como un poco trastornado, muy alejado de la imagen de científico social que es. Evidentemente muchos judios no son sionistas, pero algunos de estos tampoco critican abiertamente la existencia de Israel, sino solamente su politica racista y criminal contra los palestinos. Aunque como dice Maju, es casi imposible que el estado de Israel actue de otro modo, porque su misma existencia es criminal, basada en el robo de una tierra a los palestinos y su expulsion fisica y politica. La unica opcion justa seria que hubiera una democracia en Israel-Palestina, en un solo estado, pero ellos saben que la mayoria son los palestinos y por lo tanto la elite israeli, que es el problema, no podria hacer lo que le viene en gana ni mucho menos imponer un estado fanatico religioso, un estado racial, como es ahora Israel.

Saludos

Anónimo dijo...

Sólo una persona ha hablado en este foro de la falacia del Holodomor. No sé si los demás no se han dado cuenta o no quieren hablar del tema. Pero la propaganda anticomunista siempre debe ser desenmascarada.
Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Anonimo, por supuesto que el Holodomor es una mentira histórica. En los años 90 si que hubo un verdadero genocidio en Ucrania, con un descenso poblacional de millones de personas, y nadie habla de ello. En el documental se habla del holodomor en el contexto de la manipulacion que se hace de el, no creo que se defienda su realidad o no. En todo caso, lo que se ve es la manipulación de ambos, del holocausto y del supuesto genocidio Ucraniano que, como bien sabes, esa mas que demostrado que fue una invencion capitalista (de Conquest y gentuza similar) para demonizar a la URSS.

Un saludo

R.A.F.A.E.L. dijo...

No creo que a los judíos sionistas que aparecen en el documental les hiciera gracia saber que descienden casi todos ellos de un pueblo búlgaro de Asia Central convertido al judaísmo en el siglo vii.

¿Alguno de vosotros se ha fijado bien en los rasgos de la práctica totalidad de ellos/as? ¿Los confundiríais con palestinos, iraquíes o sirios? Yo no, desde luego.

En lo que todos estamos de acuerdo es en criticar duramente la existencia misma del criminal Estado racista de Israel.

No creo en un Estado israelí y otro palestino, sino en un solo Estado que se ajuste a la extensión del territorio de la Palestina histórica, en que el criterio para declarar a alguien ciudadano, verdadero ciudadano, de dicha nación no sea religioso.

Así sea.

Maju dijo...

"No creo que a los judíos sionistas que aparecen en el documental les hiciera gracia saber que descienden casi todos ellos de un pueblo búlgaro de Asia Central convertido al judaísmo en el siglo vii".

A algunos les da lo mismo. Pero la teoría del origen Khazaro es probablemente errónea (al menos en gran medida). Lo más probable es que sean de origen fenicio en realidad (los askenazis y sefardíes, los judíos yemeníes son yemeníes, etc.). Conversos en cualquier caso - y sí: no les hace mucha gracia y se resisten a aceptar que los Palestinos son los auténticos judíos diluyendo el asunto en términos de "origen levantino" sin valorar las diferencias genéticas bastante claras entre el Levante norte (Siria, Líbano, sur de Turquía, Chipre) y el Levante sur (Palestina, Jordania). Es un tema muy curioso.

Pero aunque fueran descendientes directos de Herodes y María Magdalena daría lo mismo... son historias de hace 2000 años que no vienen a cuento.

"¿Alguno de vosotros se ha fijado bien en los rasgos de la práctica totalidad de ellos/as?"

Sí pero hay mucha variedad, es difícil juzgar sólo por la apariencia, sobre todo teniendo en cuenta que se llevan casando entre ellos por 2000 años o más.

"¿Los confundiríais con palestinos, iraquíes o sirios? Yo no, desde luego".

Sirios sí, por qué no? Pero más como libaneses, chipriotas, armenios, turcos... y a veces holandeses o polacos - y españoles también.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...