16 de diciembre de 2011

Los negocios de la Casa de Alba: entrevista a un señorito andaluz e investigación sobre su patrimonio

En el último programa de "Salvados", Jordi Evolé entrevistó a Cayetano Martinez de Irujo, uno de los hijos de la Duquesa de Alba, famosa, ademas de por el principal, sino único, mérito de ser descendiente de aquel Duque de Alba del Imperio Español que todavia es recordado en los Paises Bajos asustando a los niños con su regreso, también por su constante publicidad a través de su vida privada de, como se verá en el documental al final de la entrada, la marca patentanda "Casa de Alba".
Un sanguinario Duque de Alba

En la entrevista de Evolé al que también es duque de algo, y que es quizas uno de los mejores exponentes de señorito español que no ha dado un palo al agua en su vida (pero por supuesto no el único), Cayetano Martinez de Irujo afirma que a los jornaleros andaluces no les gusta trabajar, y que la desigual distribución de la tierra en Andalucía no tiene nada que ver con el problema del campo andaluz.

Otra de las cosas que afirma el duquecito ante las cámaras es que aquello de que "la tierra es para el que la trabaja" está pasado de moda, y es pura demagogia, y que la tierra tiene que ser para el que produce riqueza de ella y da trabajo.

Sin embargo, aunque el saleroso presentador no estuvo fino al no recordarselo, mientras la Casa de Alba emplea a 250 trabajadores para sus 25.000 hectáreas, en Marinaleda, un pequeño pueblo de Sevilla, es decir, Andalucia, son 500 familias las que tienen empleo a partir de las 1.200 hectareas que la comunidad ha conseguido quitar de las manos de nobles parásitos para hacerlas propiedad de quienes la trabajan.

Asi que algo tendrá que ver en la situacion de la que se queja Cayetano Martinez de Irujo que, mientras que cuando los trabajadores son propietarios de la tierra que trabajan y del producto que generan se crea empleo y riqueza, en las miles de hectareas de la Casa de Alba (marca patentada) los que se llevan el beneficio a espuertas son la familia propietaria, mientras los habitantes de los pueblos que no son propiestarios de esa tierra no tienen trabajo y dependen del tan odiado PER a los jornaleros.

Aun es mas; para explicar la situacion también hay que señarlar qu eel principal objetivo de la Casa de Alba y otras casas nobiliarias como ella, de  la gestión de su patrimonio, especialmente el agrícola, es cazar las subvenciones de la Union Europea, siendo la Casa de Alba una de las mayores receptoras de ayudas comunitarias de Europa. Asi que, lejos de buscar el beneficio de las tierras o de los pueblos donde se encuentran, lo que buscan los Alba es vivir de las subvenciones, del dinero que llueve, independientemente de que se produzca realmente algo o de que se de trabajo para ello. En realidad, En los pueblos donde se hayan las fincas de los señoritos, por supuesto, pocos ven algún beneficio del dinero llegado del otro lado de los Pirineos. Al contrario, en muchos casos han eliminado el trabajo para instalar otros rentables productos en los que la mano de obra no haga apenas falta y que, sin embargo, atraiga gran cantidad de dinero de las instituciones (es decir, de los impuestos de los trabajadores):

La Duquesa, cabeza y vedette de la Casa de Alba
Otra fuente de ingresos importante, que permite a toda la prole de aquel monstruo recordado por los belgas vivir del cuento, es el patrimonio inmobilario: palacios, pisos, locales, castillos, etc..., todos productos del saqueo constante que se inicio un buen dia de la historia lejana en el que un asesino y ladron se convirtiera en duque, conde o rey, y que se ha ido multiplicando gracias a los privilegios que les daba esa misma riqueza exprimida de los que no tenian tierras que trabajar o casas donde vivir.

Despues de ver los dos primeros videos, donde Evolé entrevista al señorito de Alba (hay que tener cuidado, pues a veces dan ganas de vomitar), se puede ver también el programa realizado por Antena 3, "La otra herencia", conducido por Gloria Serra, que saca a relucir todos los negocios inmobiliarios y agrícolas de los Alba, y muestra como la Casa de Alba vive de las rentas y de estafar a los españoles y a los europeos, a través de subvenciones, alquileres, y aprovechandose de ayuntamientos para valorificar aun mas su patrimonio sin que los ciudadanos sepan donde está el truco.

Mientras tanto, y gracias al control mediatico que se esfuerza principalmente, al contrario de lo que dice la teoria, en evitar que la verdad y la informacion se difundan, la Duquesa de Alba, ese adhefesio fisico y moral producto de una vida totalmente ociosa y de la inactividad crónica, viviendo a costa de los demas y del botin que sus antepasados robaron a lo largo de la historia, es aclamada por "el pueblo" en los actos sociales que sigue celebrando creyéndose su papel de grande de España, como si su existencia fuera esencial para que el mundo continue girando sobre sí mismo.

Sin embargo,  y como se puede comprobar en el reportaje que investiga las actividades económicas de los Alba, de Antena3, lo importante es seguir haciendo de su vida privada una especie de anuncio comercial, en el cual, igual que para otros reyes y nobles, siempre capaces de cualquier cosa por dinero, privilegios, y seguir viviendo entre lujos y dispendios de parasitar al pueblo, aquello de "Paris bien vale una misa" se convierta en, por ejemplo, "vender bien vale una boda".







3 comentarios:

Juli Gan dijo...

No vi el programa por dos razones: la primera es porque me iba a poner de mala hostia. Ví el avance publicitario y ya me agarré un globo enorme al oir al perdonavidas de Martínez de Irujo. La segunda razón es que el tal Évole, que intenta abarcar temas serios desde la ligereza intenta ir de gracioso, cosa que aparte de no serlo, intenta quedar siempre por encima de los que entrevista, menos cuando son señores ricos, como el heredero del látigo de fustigar jornaleros.

Kamarada Paulov dijo...

No sé si conoces el bonito poema que Alberti dedicó al abuelito de Cayetano:
"...mixto de cabrón y mona
ni de España, ni extranjero
hijo de ninguna parte,
rodado excremento muerto..."
El poema y la historia que lo originó no tienen desperdicio.
Andalucía entera, como Marinaleda!

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Kamarada Paulov. No, no lo conozco, pero lo buscaré que, como dices, parece que no tiene despercidio.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...