9 de mayo de 2014

El "demócrata" Churchill: " Apoyo firmemente el uso de gas venenoso contra tribus incivilizadas"

Churchill, según la versión de la historia creada por los medios de propaganda capitalistas, fue un gran demócrata, luchador frente al fascismo, salvador de la civilización, y otras tantas gilipolleces. La realidad, sin embargo, es muy diferente, como se demuestra conforme van saliendo datos clasificados a la luz y también por otros bien conocidos pero ante los que los medios y los historiadores del régimen hacen oidos sordos.

Parece que Churchill fue, mientras era ministro de armamento (desde 1917) gran partidario del uso de armas químicas, al menos contra "incivilizados" (la típica autojustificación del crimen en nombre de la civilización, como las actuales matanzas e invasiones "humanitarias"), algo normal, por otra parte, en un miembro de la clase dirigente, siempre dispuestos a cualquier barrabasada para mantener o multiplicar sus privilegios y su economía.

Ese mismo Churchill, el "gran demócrata", estaba también muy preocupado animando a la intervención de los aliados en la Guerra Civil Rusa. Churchill era gran partidario de ello, indicando que la causa de los bolcheviques debía ser estrangulada en su cuna. Se aseguró el aumento y la prolongación de la participación británica en este conflicto, aun cuando existían serias divergencias en el gabinete y una mayoría opuesta en el Parlamento y en la población británica.

Después, iniciada la Segunda Guerra Mundial, Churchill fue de los que propugno el retraso de la invasión de Europa por las fuerzas "aliadas", esperando que llegara el momento, que al final sucedió, de que Hitler atacara a la Unión Soviética, que pensaban que iba a suponer la derrota clara del país comunista. Una política, no obstante, habitual durante el periodo de entreguerras, en el que Inglaterra, Francia y Estados Unidos continuamente apoyaron a los paises fascistas, tanto con inversiones económicas como mirando para otro lado ante las agresiones de estos, como en la Guerra Civil Española, con su política profascista de "nointervención", Austria o Checoslovaquia.

La imagen de Churchill como defensor de la libertad o de la democracia es una tomadura de pelo tremenda que, sin embargo, sigue siendo repetida como un cliché por los medios de propaganda del sistema capitalista, aunque, como es evidente, no representa más que a la sociedad basada en la desigualdad, en los privilegios de una minoria mantenidos a través de la explotación de la mayoría, que son las señas de identidad de la barbarie, se le llame a este capitalismo o fascismo.

La noticia de las declaraciones de Churchill, " Apoyo firmemente el uso de gas venenoso contra tribus incivilizadas", se puede consultar Russia Today

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...