21 de mayo de 2014

Al comunismo algunos le llaman "izquierda fundamentalista" (sobre un malintencionado artículo de Rafael Narbona)

En los tiempos de crisis, cuando  se gestan conflictos interimperialistas y azuza la protesta social, la historia
nos enseña que surgen como setas venenosas mercenarios intelectuales dentro de los movimientos de "izquierda" para intentar frenar la organización y la revuelta popular y obrera. Cuando la burguesía empieza a verle las orejas al lobo, empiezan curiosamente a surgir esbirros y sirvientes que intentan, por cualquier medio, criminalizar al comunismo.

En este contexto es en el que hay que ubicar un artículo publicado recientemente por un tal Rafael Narbona, conocido intelectual y con cierto prestigio en los medios alternativos, en el que recurre a los habituales clichés inventados por el fascismo (Goebbles, Hearst, Conquest, etc...) criminalizando a Stalin, repitiendo tópicos ya demostrados como falsos (e incluso asumidos por Goebbles en su diario, como el famoso caso Katyn, que reconoce que fue perpetrado por los alemanes).

Es cierto que los comunistas no deben mitificar a los que nos enseñaron el camino, pues cualquier análisis demuestra que también tuvieron fallos, no solo aciertos (pero no precisamente, ni de lejos, los inventados por el fascismo y repetidos por Narbona). De hecho, una de las ideas esenciales del comunismo es la necesidad del ejercicio de la autocrítica, aprendiendo constantemente en la práctica de los errores y de los aciertos. Por eso, lo que debemos tener presente siempre, y en eso se basa otra idea esencial del comunismo, es que Lenin, Stalin, Mao, por ejemplo, partieron del estudio de las teorias anteriores y de su aplicación práctica, adaptandola a las situaciones nuevas, e intentando evitar los errores previos, mejorar la teoria para adecuarla mas eficazmente a la practica. Lenin adaptó a Marx, lo mejoro en relacion a sus circunstancias historicas concretas, lo propio hizo Stalin con respecto a Lenin, y lo mismo intentaría hacer Mao con respecto a Stalin.

Narbona, como todo servidor del capital con piel de oveja, lo que hace simplemente es hacer tabla rasa de la historia, seguir las consignas inventadas en Berlin, Washington y Bruselas para desprestigiar al que dirigió, no él solo, sino arropado por sus colaboradores en el partido y el gobierno socialista y por los pueblos sovieticos, la gran victoria contra el fascismo y el capital, algo que jamás podrán perdonarle los que intentan como sea seguir viviendo indefinidamente del saqueo y del robo.

Olvida, cuando afirma que la izquierda tiene que huir de la violencia, que Marx y Engels, en el propio manifiesto fundacional del comunismo, afirman que "los comunistas no tienen porque mantener encubiertas sus ideas e intenciones. Abiertamente declaran que sus objetivos solo pueden alcanzarse derrocando por la violencia todo el orden social existente".

Narbona, sin embargo, pasándose a Marx por donde se lo pasan sus amigos los explotadores, dice "La ira es legítima, pero la violencia no constituye una solución en la Europa del siglo XXI. La violencia siempre representa un fracaso de la moral y la convivencia". Y cita, para demostrarlo, a los "avances" del socialismo del siglo XXI en América del Sur y, en especial, a San Pepe Mújica, ese vociferante abuelito que, tras los velos de su pasado guerrillero y su vida tranquila y pobre, justifica el avance del capitalismo y el saqueo multinacional en su país.

Rafael Narbona, al servicio del capital
Narbona ignora conscientemente, pues sus pretensiones son las mismas que los enemigos de la clase trabajadora, que en realidad saben a la perfección que así es y tienen un miedo atroz a que los explotados lo vuelvan a asumir como única vía posible para alcanzar su emancipación, que la violencia es el único camino para la emancipación de los trabajadores, como ya dejaron claro Marx y Engels, y después lo llevaron a efecto Lenin, Stalin y Mao y otros como ellos. Sin embargo, y para evitar que la clase obrera asumiera como único camino para su emancipación la clara demostración de que solo con la violencia organizada se puede luchar contra la violencia ejercida por la clase capitalista, esta idea básica y esencial del comunismo fue criminalizada por la propaganda capitalista (también incluso la de dentro de la propia URSS), y con ello se acabó criminalizando también a los que dirigieron las grandes experiencias victoriosas históricas de los explotados contra los explotadores.

Por eso precisamente, porque solo violentamente se puede acabar con el fascismo, con la democracia burguesa y, en fin, con el capitalismo, Narbona y los que como él no creen en que se puede alcanzar una sociedad sin clases, y prefieren reformar, como si eso fuera posible, humanizar la barbarie, criminaliza a Stalin, a Corea del Norte y a toda lucha organizada de la clase trabajadora que pueda dar al traste con la sociedad en la que una minoria vive parasitando la riqueza creada por los que trabajan y, con ello, los privilegios de unos cuantos criminales y de los intelectuales a su servicio.

En todo caso, también hay que señalar a medios supuestamente alternativos como Kaos en la Red que publican los artículos de este tarambana que, como el girasol, siempre se mueve hacia el sol que más calienta, y que se dedica a criminalizar al comunismo y a los que simbolizan sus grandes pasos hacia una sociedad sin clases y, por lo tanto, libre, igualitaria y sin explotación.

Quien quiera leer el tendencioso e intencionado artículo del citado Narbona, puede hacerlo en el siguiente link: Stalin y Corea del Norte: falsos paraísos de la izquierda fundamentalista

7 comentarios:

Primo mangiare dopo filosofare dijo...

El pacifismo dentro de la lucha de clases es quintacolumnismo y sedición. Dudo mucho que el pseudo filósofo, nacido en familia acomodada Narbona, sepa como uno, lo que es levantarse a las 6:00 de la mañana por un miserable sueldo, aguantar a un explotador y llegar a casa y ver que el futuro de tu gente depende de ti, y no sentir rabia y odio. Manipulaciones, populismo, demagogia y realidades sacadas de su contexto, subidos al carro de echar más excremento, que siempre atrae a las moscas. A veces las mejores decisiones son las más drásticas y traumáticas, y cuesta tomarlas. No se pueden juzgar las decisiones históricas ignorando sus condicionantes. Admiro a Stalin pese a errores y excesos, porque junto al pueblo soviético en 30 años, puso a un país medieval en el espacio y juntos lograron las únicas victorias totales que mi clase le infringió hasta ahora, a la burguesía y el imperialismo. Eso no se consigue con pactismos y mucho menos con pacifismos. En la lucha le va la vida al proletariado, y es la lucha más justa e inteligente, porque lucha por sobrevivir y nada tiene que perder, puesto que nada posee. Solo soy un humilde miembro de la clase obrera, que no tengo los conocimientos "filosóficos" de Narbona, pero creo saber más de la vida y su funcionamiento y...¿acaso vivir no es la forma más genuina de filosofar?

Anónimo dijo...

Llama criminal al Ché, Narbona, mientras alaba a los procesos actuales de algunos países de América Latina, dudo mucho que esos procesos tuvieran lugar si antes no hubiera un Ché y una Revolución cubana. Efectivamente, en los diarios de Goebbels, el gran maestro de la manipulación, se auto inculpa ufanamente de la manipulación de los sucesos de Katyn, hechos para dividir la alianza ofensiva ruso-polaca. Lo admite reconociendo que "desgraciadamente se encontró la munición" y que confía en que no se propague la noticia. Miente Narbona, ya que es occidente y el nacional-catolicismo polaco, no las autoridades rusas, quién dio el carpetazo final, escribió la versión oficial y no permite un estudio independiente. Hablar de Katyn y no decir nada de que esa élite aristócrata militarista polaca, pocos años antes dejó morir de inanición y por malos tratos a casi 90.000 prisioneros rusos en la anterior guerra-ruso polaca, es parcialismo flagrante. No decir nada de los pactos nazi-polacos, la ruptura de los pactos ruso-polacos, y la invasión conjunta nazi-polaca de Checoslovaquia es militar es de memoria "selectiva". Subirse al carro de la mentira del Holodomor ucraniano sin leer los documentos (que existen) que hablan de muchas más victimas de la hambruna en Ucrania antes de la Revolución y de la industrialización o colectivismo de la época de Stalin, y de negar los actos de sabotaje y violencia por parte de terratenientes, burguesía y quintacolumnismo durante ese proceso, más que manipulación es imbecilidad.

Anónimo dijo...

Este Narbona, que de forma obsesivo-compulsiva nos cuenta en sus artículos (en todos los que he leído últimamente)que procede de buena familia y buenos colegios...¡ah, y viviendo cerca de Rosales, cuidado! reconozco que me tenía -a pesar de lo anterior, que ya era un poco sospechoso- algo engañado. Sus escritos sintonizaban bastante con lo que pensaba y me parecían interesantes, per este último ha hecho que le borre inmediatamente de las páginas que suelo visitar.
El ninismo más simple, la ideología más vulgar y ramplona de la guerra fría, los apoyos bibliográficos menos creibles...todo ello tiene amplia cabida en ese ejercicio de miseria política propio de La Razón.

Anónimo dijo...

Yo solía seguir a Narbona por sus acertados comentarios contra el franquismo y el consiguiente continuismo pero dejé de seguirlo cuando arremetió vilmente contra el socialismo con este artículo. De hecho avisa en el mismo que los "estalinistas" (invento a lo trosko para definir el M-L) podían dejar de seguirle. Dicho y hecho.

Anónimo dijo...

Rafael Narbona al servicio del capital? xD No hay mas ciego que el que no quiere ver

Anónimo dijo...

Un hombre que se ha jugado el puesto de profesor utilizando el manifiesto comunista como lectura obligatoria en sus clases ahora resulta ser un siervo del capital... Veis enemigos hasta en la sopa

Jose Luis Forneo dijo...

Mandará a sus alumnos el Manifiesto Comunista, pero el no lo ha leido, sin duda.
La verdad duele, y los verdaderamente ciegos son, precisamente, los que a pesar de los hechos, siguen juzgando la realidad en base a quienes son sus amiguetes o quienes salen en la prensa.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...