20 de enero de 2014

20 españoles más ricos atesoran tanta riqueza como los 9 millones de españoles más pobres

Casi la mitad de la riqueza mundial está en manos de un 1% de la población. Esta diminuta minoría privilegiada amasa una fortuna que asciende a 110 billones de dólares, es decir, una cifra que multiplica por 65 la riqueza de la mitad de la humanidad más pobre. Y España tiene su propia ración: los veinte españoles más ricos tienen la misma fortuna que los 9 millones y medio más pobres juntos.

Los datos son demoledores y atestiguan cómo las desigualdades no han dejado de acentuarse en los últimos 25 años (los que hace, precisamente, que cayó la Unión Soviética, un acontecimiento que tuvo mucha más influencia de lo que la mayoría cree en el nivel de vida de los trabajadores del mundo, especialmente de los europeos).

El 70% de los seres humanos -3.000 millones de hombres y mujeres adultos- vive en países donde la desigualdad económica ha aumentado durante las últimas tres décadas y sólo disfruta del 3% de las riquezas mundiales. En el otro extremo se encuentra la élite: 85 personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población del planeta.

En los países considerados “desarrollados”, la tendencia es la misma. En EEUU, por ejemplo, el 1% más rico ha acumulado el 95% del crecimiento total posterior a la crisis desde 2009, mientras que el 90% más pobre se ha empobrecido aún más.

Además, lógicamente la mayoría de la población cree que las leyes y normativas actuales están concebidas para beneficiar a los ricos, una verdad evidente que parece que ha costado mucho asumir. Una encuesta realizada en seis países (España, Brasil, India, Sudáfrica, el Reino Unido y EEUU) pone de manifiesto que la mayor parte de la población considera que las leyes están diseñadas para favorecer a los ricos”. En España, el 80% está de acuerdo con esta afirmación.

En cuanto a la UE, las políticas de austeridad se están cebando con los pobres y, al contrario de lo que ocurre en América Latina, única zona del mundo donde las desigualdad disminutye, la desigualdad está creciendo, precisamente por la aplicación medidas económicas contrarias. En este sentido, la riqueza de las diez personas más ricas de Europa supera el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la UE entre 2008 y 2010 (217.000 millones de euros frente a 200.000 millones de euros).

Lejos de corregirse, la capacidad de las élites para acaparar la economía y la política es cada vez mayor. En el último cuarto de siglo la concentración de la riqueza no deja de crecer y hoy es un fenómeno mundial. Durante el año 2013, 210 personas se han incorporado al “selecto club de los multimillonarios” que superan los mil millones de dólares, actualmente formado por 1.426 personas.

La crisis, por tanto, no parece haber sido un obstáculo para el gran saqueo, sino más bien todo lo contrario. Por ejemplo en EEUU, cabeza del imperio neoliberal y centro de proyección de modelos políticos y sociales, la participación en la renta nacional estadounidense del 10% más rico de la población se sitúa en el 50’4%, es decir, el porcentaje más elevado desde la I Guerra Mundial.

En el caso de España, tal y como ya hemos dicho, una veintena de ladrones atesora más riqueza que los 9 millones más pobres, y el porcentaje de la desigualdad, tras las politicas de recortes y vueltas de tuerca contra los trabajadores perpetradas por el PSOE y el PP, va en aumento.

Fte:La Marea
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...