23 de febrero de 2014

Día del Ejército Rojo (Comunicación del Partido Comunista de los Obreros de Rusia-Partido Comunista Revolucionario)


Enviado por el Partido Comunista de los Obreros de Rusia-Partido Comunista Revolucionario. Traducción Igor T.

Cartel por la Liberación de Leningrado de los nazis.
¡Queridos camaradas!

El 23 de febrero haremos como siempre, celebrar este día de fiesta, junto a nuestro pueblo soviético, el Día del Ejército Soviético y la Marina. En este día recordamos con orgullo, la heroica epopeya del camino legendario e invencible del ejército rojo.

Los Obreros y Campesinos en el Ejército Rojo, así nació y creció, de los destacamentos de voluntarios de la Guardia Roja, con los trabajadores y campesinos, cuando acudieron al llamamiento leninista de la "¡patria socialista está en peligro!".

Nuestro ejército soviético, la carne del pueblo soviético, que de inmediato se convirtió en un defensor fiable del trabajo creativo pacífico del pueblo soviético, y contra la lluvia de enemigos que quisieron destruir el poder soviético y el socialismo, templado en los intensos combates de la lucha revolucionaria contra el imperialismo mundial. La derrota de la intervención imperialista y la contrarrevolución interna en la Guerra Civil, salvó al mundo de la peste nazi en la Gran Guerra Patria, dió seguridad a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, a los países socialistas, a la asistencia internacional de los pueblos que luchaban contra el imperialismo, hitos gloriosos en el camino militar de este invencible y legendario instrumento que le mantiene unido con su pueblo.

Es la entraña del pueblo soviético, que bajo la dirección del Partido Comunista leninista-estalinista, fueron quienes, soldados y oficiales soviéticos, protegieron al pueblo soviético y su gobierno, siendo el primero en la historia que fue creado por un estado de trabajadores y campesinos. Con el se defendió de una guerra Civil y en la Gran Guerra Patria, con él firmemente hacía guardia en el mundo para que el pueblo soviético y toda la humanidad vivieran en paz, ayudó a muchas naciones a repeler el ataque imperialista y deshacerse del fascismo y del colonialismo.

La experiencia histórica ha demostrado de manera concluyente, que no puede ser derrotado el pueblo y sus fuerzas armadas si permanecen unidos, cuando ambos se movieron para defender la Patria socialista. Así resultaron los fracasos infames de agresión, de todos los intentos para destruir nuestro país, y de otros países socialistas en los ataques militares desde el exterior. Esta verdad la recuerda el pueblo soviético.

Recuerda esto, también, el poder burgués. Su dictadura actual contra el pueblo, su situación extraordinaria que consiguió mediante el engaño y la traición, el robo y la explotación sin escrúpulos contra los trabajadores. Y hoy, los regímenes burgueses de Rusia y de las ex repúblicas soviéticas, intentan borrar la memoria de este ejemplo de clase, de este "invencible y legendario baluarte", la principal fuente de las victorias del pueblo soviético, para hacer olvidar su gloria imperecedera.

Ahora estos burgueses, dependen de otros defensores de su patria, sobre todo para proteger a los propietarios de personas, con su ejército y su policía. Son herederos tanto físicos como ideológicos de los guardias blancos, vencidos por el Ejército Rojo, y de los intervencionistas, de los Vlasov, de los nazis; tratan de arrancar de la conciencia pública la esencia de clase de la fiesta del Ejército Rojo, y con este fin han cambiado su nombre, reemplazando las banderas rojas cubiertas de gloria de las unidades proletarias, por las unidades militares de los Vlasov, que eran enemigos mortales de nuestro pueblo, contra quienes lucharon nuestras madres, padres, abuelos y bisabuelos.

Los intentos del poder de la clase dominante, para utilizar a las fuerzas armadas en la represión de las manifestaciones de los obreros, de aquellos luchadores por su dignidad humana, como lo hicieron en octubre, en el Negro 1993, cuando se enfrentaron los trabajadores conscientes y los soldados en un objetivo claro: evitar la transformación de la policía y del ejército.

La vanguardia de la clase obrera en Rusia, en la actualidad, lidera la lucha contra la explotación capitalista, paso a paso, con un aumento significativo de la organización de clase de los trabajadores, hombro a hombro, con los comunistas que luchan en las filas del Frente Unido del Trabajo (Rot Front) en la Federación de Rusia. Nos solidarizamos con las posiciones proletarias, con nuestra solidaridad de clase, con el internacionalismo proletario, en la lucha de nuestros hermanos de clase, en las ex repúblicas soviéticas, y de otros países. Hacemos nuestro llamamiento "¡Proletarios de todos los países, uníos!".

 Siempre será el lema de los comunistas.

Sabemos que la lucha de clases, se efectuará como preparación para la realización de la revolución socialista, sin duda revivirán las mejores tradiciones revolucionarias y combativas de las masas trabajadoras, del ejército y de la marina.

El Ejército no puede estar fuera de la política, no puede permanecer con los brazos cruzados ante los tormentos de su pueblo, no puede quedar al margen de la lucha de clases, en caso de crisis no puede estar de lado de las fuerzas antipopulares. Los trabajadores y campesinos que lo componen, debe definitivamente estar al lado de las personas que luchan contra su explotación. Los soldados y marineros de hoy, también son hijos de proletarios, es decir, de aquellos que están en inmersos en la cuestión de su liberación de la explotación, y de la degradación moral y física, por el poder de la burguesía, que secuestra a los soldados, y a todos los miles de millones de trabajadores, para obtener su enriquecimiento.

 Los soldados y marineros de hoy, están mejor educados que en la Rusia zarista, por lo que hay buenas razones para esperar el establecimiento de los Soviets de Diputados de Soldados y Marineros, no quedándose a la zaga del desarrollo de las estructuras de auto-organización de los trabajadores, en todos los países y de todo tipo de grupos de trabajadores. Después de todo nosotros y nuestros hijos, necesitamos la victoria sobre el régimen burgués, necesitamos el poder soviético, en un país socialista.

En el momento decisivo de la Revolución Socialista de 1917, "un hombre con un arma de fuego" se puso de pie al lado de sus hermanos, los obreros y campesinos. Con ahínco, era un marinero revolucionario, estaba con ellos en el crucero "Aurora", anunció al mundo la llegada de una nueva era.

Así fue. ¡Y así será!

El Ejército Rojo y la Marina, soviéticos, invictos en la historia, renacerán con el restablecimiento del gobierno soviético, del socialismo y de la URSS.


¡Viva el futuro de la patria socialista y su entraña de clase, el Ejército Rojo y la Armada Roja, de Trabajadores y Campesinos!

¡Felicitamos de corazón a los veteranos de la Gloriosa Marina, y del imborrable Ejército Soviético!

¡Salud y fuerza para que los oficiales y soldados luchen por la Patria Socialista!

¡Felicitamos a los soldados y oficiales de las fuerzas armadas de Rusia de hoy, los que son conscientes de su deber para con el pueblo, y están dispuestos a luchar por los intereses de los trabajadores, por un futuro socialista brillante, contra todos aquellos que quieren impedir la libertad y la independencia del futuro Socialista Soviética de Rusia, del futuro renacimiento de la URSS!

¡Avanzar de las filas, para unirse a los que luchan!


Tomado de Amistad Hispano-Soviética
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...