22 de febrero de 2014

En Ucrania continua la ofensiva fascista: empieza la quema de libros

En Ucrania se repiten las escenas que ya se vivieron en los años 30 en toda Europa: las hogueras de libros.

En el siguiente video se ve como unos nazis ucranianos, esos que han impuesto el terror en las calles con el apoyo de la Union Europea y Estados Unidos, asaltan una sede del Partido Comunista y tras ello, se procede a hacer un círculo donde se queman libros marxistas, banderas rojas y cuadros de líderes comunistas ante los gritos de júbilo de los congregados.

Como decimos, eso ya pasó una vez en Europa. Entonces había un Ejército Rojo y los trabajadores estaban concenciados de su explotación por los parásitos que se lucran a su costa, y al final estos criminales tuvieron que esconderse con el rabo entre las piernas tras la máscara de demócratas.

Sin embargo, la barbarie nunca podrá triunfar ante la dignidad humana, y por eso estamos convencidos de que estos salvajes, como los que les sostienen y apoyan, volverán a huir como ratas para esconderse tras bonitos disfraces que los humanicen, escondiendo su afinidad con las bestias. Aunque esperamos que en esta ocasión, cuando la humanidad vuelva a reaccionar, no se repitan errores y no quede, al fin, ni una sola alimaña que pretenda vivir de la explotación de otro ser humano.

4 comentarios:

Piedra dijo...

No te ofendas, pero si no quedan parásitos viviendo del esfuerzo ajeno, mal destino le espera a los burócratas de determinado partido que yo conozco, porque poco producen.

En Ucrania, para variar, los perjudicados serán los más pobres del pueblo, las eternas víctimas del juego de poder entre los intereses de unas potencias y otras a las que en definitiva, las personas les importan una mierda.
El problema aquí es que los intereses en juego pueden llevar a algo mayor, una reacción en cadena cuyas consecuencias se escapen del control de los interesados. NO solo es Rusia contra Europa y USA/(Israel), también hay intereses Chinos: China ha comprado el 5% de la superficie cultivable de Ucrania.

Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Ningún burocrata produce. De hecho, no puede haber revolución sino cambiamos la división del trabajo, y los obreros sean intelectuales y los intelectuales obreros. O sea, que todos creen cultura y todos trabajen con las manos.
En cuanto a lo que pasa en Ucrania, tienes razón: es un conflicto interinperialista entre la UE-EEUU, Rusia y China. Y si los trabajadores, ciudadanos, o como quieras llamarlos, se dejan, los que pierdan serán, como siempre, ellos.
Saludos

Anónimo dijo...

Lo del avance fascista es una farsa. 4 monos manipulados, unidos a pequeño burgueses (oníricos) narcotizados por la propaganda occidental y todos dirigidos por los intereses de las élites económicas. Nos aferramos a una realidad pasada e idealista que nada tiene que ver con esta fase del capitalismo globalizado. Los estados no tienen poder, todo avanza hacía el NWO. Aquí lo real, es que hay una guerra por la revisión de los suministros e instalaciones de Gazpron y UE que pasan por Ucrania y que le reportarían a Gazpron un incremento sustancial de ganancias. Putin no tiene nada de antimperialista, defiende solo los intereses de los oligarcas rusos. Putin afirma que lo que es buena para Gazpron, es bueno para Rusia, por eso dejó tirado a Gadafi, por la apuesta del libio por la exportación de gas licuado en barcos, en clara competencia con Gazpron, Por eso sus intereses económicos en Oriente Medio, que dejó desarmada a Siria y medio desarmada a Irán. Los proletarios del mundo no podemos tener ninguna esperanza en ningún capitalista, solo en los comunistas y simpatías por los únicos países no dominados por la banca Rothschild, Cuba, RDPC e Irán.

Jose Luis Forneo dijo...

Anónimo, tienes toda la razón. La guerra no es entre capitalismo y comunismo, sino entre dos imperios (o tres) peleando por los recursos.
No creo que tengamos, sin embargo, que fiarnos de los tres estados que dices solo por no estar controlados por la banca; el criterio debe ser que esten dominados por sus propios trabajadores, y ni siquiera en todos esos tres la cosa está tan clara (y mucho menos en Irán). Aun así, su lucha por su soberanía nacional tenemos que admirarla y defenderla, aunque lo deseable es que no haya minorias que se apropian de los medios de producción y los recursos.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...