14 de febrero de 2014

En el quinto día de la huelga de hambre (poema de Nazim Hikmet)

Tomamos el poema "En el Quinto día de la huelga de hambre", del poeta comunista turco Nazim Hikmet, del blog Gran Marcha hacia el Comunismo, como expresión de apoyo y solidaridad con todos los presos políticos del mundo y, muy en especial, con la lucha que actualmente están desarrollando más de un millar de presos políticos en la cárceles de la India.

Como informa el blog Dazibao Rojo , cerca de 700 presos secundan la huelga de hambre en la Cárcel Central de Jai Prakash Narayan, 200 en la cárcel de Garwah y 140 en la cárcel de Medininagar. Muchos de esos presos han cumplido ya sus condenas, aunque siguen encerrados simplemente por ser comunistas en las mazmorras del capitalismo hindú. Este es el motivo de la huelga de hambre, ante la que también se ha convocado huelga general de 24 horas.

Desde este blog, nos solidarizamos con su lucha y con la de todos los presos políticos antifascistas y comunistas víctimas de la represión capitalista.

EN EL QUINTO DÍA DE LA HUELGA DE HAMBRE

Hermanos míos,
si no consigo decir correctamente
lo que quiero deciros
perdonádmelo, hermanos míos,
estoy como algo ebrio, se me va un poco la cabeza
-no es culpa del raki-
por el hambre, tal vez.

Hermanos míos,
los de Europa, los de Asia, los de América
no parece que estoy en la cárcel, haciendo huelga de hambre,
sino que me encuentro tendido en el campo
en la noche de este mes de mayo.


Y vuestros ojos lucen como los astros
a mi cabecera.
Y vuestras manos, como una sola mano,
como la mano de mi madre,
como la mano de mi compañera,
como la mano de Mehmet, mi hijo,
como la mano de la vida
tocan la palma de mi mano.

Hermanos míos,
por otra parte nunca me habéis abandonado,
no solamente a mí,
ni a mi patria, ni a mi pueblo.
Por amar a los míos
tanto como yo amo a los vuestros,
gracias, hermanos míos, os deseo una larga vida.

Hermanos míos,
no pretendo morir;
hermanos míos
yo sé bien
que seguiré viviendo a vuestro lado,
estaré en las estrofas de Aragon
-en cada una de sus estrofas que cuentan los bellos días futuros-
y en la blanca paloma de Picasso
y en los cantos de Robeson
y sobre todo,
lo más bello:
estaré en la risa victoriosa de mi compañero
el estibador de Marsella.

Hermanos míos,
estoy locamente feliz, de veras.


Nazim Hikmet
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...