18 de septiembre de 2014

Estados Unidos manda soldados a Irak para tener a tiro la frontera sur de Siria

Estados Unidos desplegará 1.600 soldados en Irak  bajo el pretexto de combatir a los milicianos del Estado Islámico (Daesh, en árabe), según informó este martes el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel.

En unas declaraciones realizadas durante una audiencia en el Senado estadounidense, Hagel ha
reiterado, una vez más, que Washington no va a cooperar con el Gobierno sirio del presidente Bashar al Assad para combatir al Estado Islámico. Al contrario, aunque eso no lo haya dicho, el contingente militar norteamericano estará muy cerca de la frontera sur de este país para estar preparado ante la posibilidad de una invasión (posiblemente, con la excusa de un derribo de un bombardero norteamericano cuando este, como anunció Obama, ataque territorio sirio con la excusa de luchar contra el ISIL).

De hecho, Hagel ha ratificado que “Las fronteras no nos impedirán bombardear la posiciones de Daesh en Irak y Siria”, es decir, que le importan un huevo los tratados internacionales y que no tiene permiso de Damasco para intervenir en su territorio. Tambien el general Martin Dempsey ha corroborado las amenazas de Obama y Hagel, asegurando que las fuerzas estadounidenses están listas para bombardear los bastiones del Estado Islámico en suelo sirio.

A su vez, el general yankee ha asegurado que la estrategia militar de Washington contra ISIL posiblemente incluya una contienda militar terrestre, sin citar una posible invasión de Siria. Sin embargo, sus datos de que Estados Unidos está entrenando militarmente a unos 5.000 opositores al Gobierno de Damasco no dejan mucho margen para la duda de la preparación de una posible intervención de los soldados enviados a Irak en al otro lado de la frontera, en teoría contra los islamistas, pero todo suena a que en realidad el objetivo principal, deseado y planificado hace tiempo, es Siria.

De momento, el llamado de Obama para la formación de una coalición internacional que participe en los posibles bombardeos contra territorio Sirio ha sufrido un enorme fracaso. Sin embargo, no dudamos de que, dado el curriculum de absoluto desprecio al derecho internacional y a la soberanía de los estados que no se le someten, Estados Unidos podría, perfectamente, perpetrar el nuevo crimen en solitario.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...