1 de septiembre de 2011

42 años de Revolución libia

Como nos recuerda el camarada, Enmerkar, el 1º de septiembre de 1969 se inició un movimiento revolucionario en la ciudad de Sebha, que se convertiría en una ola popular que derrocara al Rey Idriss I, el peon que las potencias occidentales habían colocado en Libia para controlarla tras su independencia.

El triunfo de la Revolución, liderada por el coronel Gadaffi, terminaria con el proceso de saqueo de los hidrocarburos por las potencias imperialistas, las mismas que 42 años despues quieren revertir la situación.

Aunque los medios de propaganda repitan la consigna de que Ghadaffi es un dictador (aunque ni siquiera tenga un cargo en el gobierno ni las instituciones), la Yamahiriya Libia Popular y Socialista, es una democracia de consejos populares que tiene como maximo organo de expresion y decision el Congreso General del Pueblo (una democracia sin duda mas perfecta de la que sufrimos en Europa e incluso de la que reclaman los indignados).

El triunfo del pueblo libio hace 42 años creo un pais nuevo, donde el socialismo internacionalista sirvio de apoyo a las causas antimperialistas de todo el mundo: al sandinismo nicaragüense, presto ayuda militar a la Argentina durante la Guerra de Malvinas, ayuda militar a las guerrillas tuareg del centro de África, colaboración y ayuda directa al CNA sudafricano de Mandela, al Zanu-PF zimbabuense, a la lucha del pueblo palestino, etc...

Hoy 42 años despues, con la Revolución en peligro, el pueblo libios sigue combatiendo, porque sabe lo que se está jugando: convertirse en una nueva libia colonial como la que derrocaron los combatientes del coronel Gadaffi hace cuatro decadas, y curiosamente con la misma bandera que quieren imponer los mercenarios de la OTAN.

A pesar de los movimientos que tuvo que dar el coronel Gadaffi para adaptarse al nuevo orden mundial surgido tras la caida de la URSS (como tambien hicieron otras potencias), el modelo libio es un ejemplo para todo el tercer mundo, y como todos aquellos pueblos que demostraron en algun momento que pueden vivir bien sin la ayuda o dependencia del capitalismo occidental (el proyecto del enorme rio subterrano podria haber convertido a Libia en un vergel agrícola en pocos años y posibilitar no depender de las importaciones de alimentos del primer mundo), ha sido castigado por su osadia.

Sin embargo, y a pesar de la euforia forzada que transmiten los periodistas mercenarios de las grandes cadenas multinacionales, la verdadera guerra empieza ahora, y va a ser para los invasores bastante peor que la pesadilla de Afganistan o Irak.

3 comentarios:

C. Marat dijo...

Que haya hecho algunas cosas buenas en materia internacional no quiere decir que tengas que mencionar su ayuda a Argentina sobre Malvinas como algo "internacionalista"... a lo único que es comparable es a la ayuda que Gadafi le dio al tirano Idi Amin.

La "ayuda a Argentina" fue ayuda a la dictadura, que a propósito nunca la usó en esa guerra absurda y patética -como las reclamaciones argentinas sobre Malvinas-, porque los militares se robaron toda esa "ayuda". También Israel "ayudó a Argentina" y no te veo loando a ese régimen.

Enmerkar es argentino como yo y él bien sabe estas cosas, nada más que admitirlas le destruiría su visión distorsionada de la realidad que le lleva a profesar una extraña ideología peronista-kirchnerista-islamista-hoxhaista.

Enmerkar dijo...

Muy buena entrada, camarada José, y muchas gracias por la cita, jeje.

Me parece muy concisa tu aclaración sobre los "movimientos" o "desplazamientos" a los que el régimen socialista libio debió incurrir tras la caída de la URSS. Máxime para quienes reclaman purismo ideológico y sostienen que hay que destruir a la Yamahiriya solo porque no ha osado izar la bandera roja, sino una bandera verde. ¿O hubiera sido más "heroica" una Libia que se hubiera encerrado sobre sí misma, bloqueada económicamente, con sanciones sobre el petróleo, recurso que le representa más del 90% de su riqueza?. Por favor. Cuba, por caso, también hizo sus propios "movimientos" con la apertura al turismo y a diversas inversiones extranjeras, ¡lo mismo la República Popular Democrática de Corea!. ¿Tenemos dudas, acaso, de que Cuba o la RPDC hayan abandonado las banderas del socialismo?.

Marat, ¿por dónde empezar?. ¿Me vas a pedir alguna credencial ideológica para que mi palabra se legitime?. Si partimos desde esa base, la del unilateralismo y el subjetivismo, que todo marxista sabe que son dos lacras a combatir, creo que no nos va a ir bien. Dos por tres, en tus análisis, confundís antiimperialismo y anticolonialismo con el nacionalismo burgués (nacionalismo de palabra, cipayismo en los hechos), y te puedo asegurar que yo no me confundo. Alguna vez señalaste que propugno una ideología de corte nacionalista. Sí, aplico el principio de nacionalismo que enarboló el maoísmo durante la Guerra de Resistencia Antijaponesa, ese principio por el cual el pueblo chino combatió unido a los japoneses (y los comunistas se tuvieron que tragar el sapo del Kuomintang). Creo, humildemente, que te dejás llevar por el sectarismo de una manera bien fácil. Khadaffi no nos vendió armas, como hizo Israel, sino que ENTREGÓ armas para que los soldados de Malvinas (no "chicos de la guerra" como vos seguro los considerás) pudieran combatir al colonialismo inglés.

Si vos creés que una victoria militar hubiera favorecido a la Dictadura por siempre, creo que desconfiás, más bien desdeñás, la iniciativa revolucionaria de nuestro pueblo. Una forma, velada, de tilinguería. Parece que para vos, los argentinos somos todos unos tontos. La Argentina vota a Cristina, y la Capital Federal votó a Macri porque son todos unos boludos. Tu análisis tiene una visión muy reducida.

Sobre mi ideología política, que a menudo es objeto de todo tipo de conjeturas de parte tuya, te puedo adelantar lo siguiente: no incluye al peronismo, tampoco al kirchnerismo, y menos el ¿¿islamismo??. Yo no soy religioso, pero la verdad es que no sé por qué debiera estar dando explicaciones, si ni siquiera te molestaste en leer mi bitácora, en la cual hay mucha producción propia, y muchas aclaraciones pertinentes. Pero, te aclaro ahora, yo no soy un Angel Cappa de la política...

Saludos socialistas.

Saludos socialistas.

Jose Luis Forneo dijo...

Hola Enmerkar y Marat. En el caso de Argentina en la Guerra de las Malvinas, no es tan importante que el gobierno argenino fuera o no dictadura. El antimperialismo no se centra en defender solo a los paises con un gobierno de los nuestros, sino en general. Incluso Trosky dijo, cuando Italia invadio Etiopia, que habia que apoyar a este pais, aunque su gobierno era una dictadura reaccionaria.
Cuando Argentina recupero las Malvinas se trataba de una lucha antimperialistas y, aunque por supuesto hay muchas criticas que hacer al gobierno militar, los antimperialistas se puesieron del lado de Argentina, que solo queria (aunque fuera mas o menos oportuno entonces) recuperar lo que es suyo y esta invadido por una potencia colonial europea.

Gadaffi fue uno de los pocos que apoyaron al pueblo argentino, al contrario que la mayoria de vecinos de la Patria Grande.

Las cosas lamentablemte no son ocmo una partida de Risk, donde uno defiende sus ideas absolutas sin contar con las circunstancias complejas de la realidad. Y el juego de la supervivencia de los pueblos, como el de la construcción de un socialismo internacionalista contando con las circunstancias nacionales y locales, tiene que contar con muchas variables y factores.

Personalmente, aunque la dictadura argentina fuera odiosa y criminal, el colonialismo de G.B. en Las Malvinas es un problema mucho mayor, y en aquel caso los argentinos deberian agradecer cualquier apoyo contra el imperialismo, ademas de a la vez, por supuesto, criticar a su gobierno fascista.

Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...