2 de octubre de 2010

Otro genocidio de Estados Unidos (esta vez ha sido obligado a reconocerlo)

En un comunicado oficial, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, conjuntamente con la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, pidió perdón por parte del Gobierno de su país por los experimentos que afectaron a cientos de ciudadanos guatemaltecos en los años cuarenta del siglo pasado y los calificó de poco éticos e irresponsables.

El presidente actual, premio nobel de la paz, y genocida de
Afganistan, Honduras, etc...

''Esos actos no son parte de los principios y valores del pueblo de Estados Unidos'', afirma el comunicado, aunque todo el mundo sabe que, mas bien, es la norma y actitud habitual en la politica de La Casa Blanca (y que solo se conoce el vertice de su gran piramide de crímenes contra la humanidad)

El jefe de Estado guatemalteco, Álvaro Colom, comentó por su parte a la prensa internacional que mantuvo una conversación telefónica este viernes con el presidente de EE.UU. Barack Obama en la cual éste tambien se disculpó con el pueblo del país centroamericano.

Colom afirmó que estos sucesos constituyen ''crímenes de lesa humanidad'' en contra del pueblo del país latinoamericano.

En su conversación telefónica, los dos mandatarios acordaron conformar una comisión bilateral para analizar los hechos integrada por científicos de las dos naciones. La comisión estudiaría una posible compensación para las víctimas que sobrevivieron a los experimentos o a los familiares, pero en ningun momento se ha hablado de condenar, aunque sea a titulo póstumo, a los criminales (es decir al presidente de Estados Unidos en la epoca y su gobierno).

Entre los años 1946 y 1948 unos 696 guatemaltecos fueron infectados a propósito con enfermedades venéreas por científicos norteamericanos que realizaban experimentos sin que los afectados tuvieran conocimiento de que estaban siendo utilizados como conejillos de indias. Muchos de los infectados eran presos o enfermos mentales, y por supuesto no otorgaron su consentimiento para realizar el estudio.

En el caso de los hombres presos, se les hizo tener relaciones sexuales con prostitutas enfermas de sífilis o gonorrea o se les infectó directamente. El objetivo de esta atroz investigación era un intento de EE.UU. de probar si la penicilina era eficaz para combatir la sífilis y la gonorrea.

Harry S. Truman, presidente en la epoca de los experimentos naziamericanos
de Guatemala, y responsable del unico lanzamiento de un arma nuclear
contra poblacion civil.

El experimento contó con el respaldo de la Organización Panamericana de la Salud y el Gobierno guatemalteco de la época y estaba dirigido por el oficial médico del Servicio Público de Salud John Cutler. Esta investigación, a la larga, afectó a más de mil 500 guatemaltecos.

El experimento se descubrió cuando la profesora estadounidense del Wellesly College, encontró archivos antiguos cuando llevaba a cabo una indagación histórica sobre Sífilis no Tratada.

Se trata de otro mas de los muchos crímenes contra la humanidad ejecutados por los gobiernos norteamericanos, y lá noticia no es lo habitual de estos sino que en este caso el gobierno se haya visto obligado a reconocerlo, tras los descubrimientos llevados a cabo al respecto.

Otro mas de los continuas agresiones contra los derechos humanos del estado mas criminal del mundo, que suma un delito contra la humanidad mas a su lista de matanzas, golpes de estado, invasiones y boicots conocidos por todos, aunque la lista desconocida seguramente será bastante mas larga (y mas horrible).

Por supuesto que esta noticia no saldrá en los titulares de los medios de informacion capitalistas, ni provocará sanciones internacionales ni ningun tipo de reacción de las cancillerias.

2 comentarios:

Far dijo...

Una cosa es admitirlo, y otra que paguen por ello. Como si no los conociéramos ya.

Saludos, Jose Luis.

quebrantandoelsilencio dijo...

Una más en la larga lista. Así se las gasta el imperio, y el resto del mundo a besar por donde pisan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...