19 de octubre de 2010

A la caza de sinpapeles

España participa desde hoy en un operativo policial a gran escala en el que intervienen los estados miembros de la UE y que tiene por objeto medir la capacidad de coordinación comunitaria ante el fenómeno que las oligarquias llama "inmigración ilegal". La operación, que ha sido bautizada como 'Hermes', sin saber muy bien por qué razon, ya que Hermes era el mensajero de los dioses y se desplazaba por el mundo sin fronteras ni límites, se desarrollará durante esta semana.

El operativo 'Hermes' se desarrollará durante esta semana en la que se prevé un incremento de las identificaciones en la calle. En concreto, se reforzará el control en las zonas públicas y los principales puntos de circulación como estaciones de autobús y de metro. Las fuentes consultadas han precisado que en el marco de esta operación 'Hermes' ya se han incoado los primeros expedientes de expulsión de inmigrantes en situación irregular.

El objetivo principal de estas operaciones es, supuestamente, mejorar y coordinar el trabajo de las fuerzas de seguridad, así como impulsar la cooperación de las autoridades europeas e internacionales, es decir, establecer en todos los países participantes actividades simultaneas de monitorización y prevención.

El último precedente similar se produjo el pasado junio cuando España, en el marco de su Presidencia de la Unión Europea, dirigió otra macroperación policial en este caso para medir la capacidad de coordinación ante las principales amenazas delictivas como la lucha contra el narcotráfico, la trata y tráfico de seres humanos, personas buscadas por hechos delictivos y efectos de tráfico ilícito. Aquel operativo que duró cuatro días recibió el nombre de 'Carlomagno' (que en este caso, y ya que los mayores beneficiados de los delitos perseguidos son las élites economicas, tras el paripé todo continuo igual de desregulado y tolerado).

En cuanto a la Operación Hermes, y la caza de sinpapeles, al contrario se trata de administrar los recursos humanos llegados desde fuera del bunker europeo para poder usarlos mejor para aumentar los beneficios economicos de la clase dominante, para crear tension social favorable electoralmente a los conservadores reaccionarios, y para mantener el control, precisamente, sobre el trafico de mujeres o personas en manos de las grandes corporaciones criminales (tan relacionadas con las grandes corporaciones economicas).

En resumen, se trata de una muestra mas del proceso de sinceramiento del capitalismo europeo, que en los últimos 20 años ha dejado de tener necesidad de enmascararse tras bonitos principios y puede mostrar cada vez con mas descaro su verdadero rostro fascista.

Fte: http://noticias.lainformacion.com/politica/politica-general/espana-participa-en-una-operacion-europea-que-medira-la-coordinacion-de-los-estados-ante-la-inmigracion-ilegal_mPx0Ln5VqKSq8bSkvFRpI6/

2 comentarios:

quebrantandoelsilencio dijo...

Seguimos dando pasos hacia la consolidación del sistema fascista. No es nada sorprendente esta iniciativa por parte de la UE que hace muchos años que dejó de ser el paladín de la libertad.

KobaRascayú dijo...

Por razones de salud voy más a menudo de lo que quisiera al antiguo Hospital de Beneficencia de Madrid (hoy llamado de la Princesa), situado en la calle Diego de León y con estación de Metro del mismo nombre. En los cruces de los largos pasillos de esta estación es habitual encontrarse (alrededor de las diez de la mañana es cuando voy) con parejas de policías uniformados (a veces acompañados de vigilantes jurados disfrazados de integrantes humorísticos del circo de los hermanos Tonetti) que están a la caza y captura de sudamericanos, norteafricanos y africanos subsaharianos. Escribo con términos "políticamente correctos" porque en un par de ocasiones me he parado a hablar con estos policías (casi siempre muy jóvenes y con poca experiencia profesional) como si estuviera reconociendo su labor y su esfuerzo por salvarnos de los "sinpapeles" que abundan por nuestra patria y es que así hablan. No es coña, eh. He visto detener a tres sudamericanos de unos treinta años, con buenos modales durante el proceso, hasta llegar a la calle en donde hay un par de policías uniformados y al menos dos más vestidos de paisano (ya no son jovencitos) que son los que introducen a los detenidos en un coche, sin miramientos y con actitud violenta, y se los llevan camino de ... Nadie dice nada, a todo el que pasa por allí le parece normal, razonable, lógico. Me atrevo a decir que ni siquiera miran lo que está pasando. ¿Fascismo?. Estoy totalmente de acuerdo con usted señor Forneo y repito como propia la frase final de su texto: el capitalismo europeo ha dejado de tener necesidad de esconderse tras supuestos principios democráticos mostrando su verdadero rostro fascista. Salud.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...