29 de marzo de 2010

Comunicado del Partido Comunista de los Obreros de Francia sobre la derrota del gobierno de Sarkozy.

Comunicado del Partido Comunista de los Obreros de Francia, miembro de la CIPOML (Coordinadora Internacional de Partidos y Organizaciones M-L), sobre la derrota del gobierno de Sarkozy.

http://www.pcof.net/


Las elecciones regionales han castigado duramente al gobierno de Sarkozy, su política, sus contrarreformas de regresión social. Es él mismo quien escogió a los principales candidatos y envió a sus ministros y viceministros a la batalla electoral; él impuso su estrategia, pero ante la derrota se niega a revisar su política de hacernos pagar la crisis. Al contrario, apelando a la crisis quiere seguir desmontando el sistema de jubilación, continuar suprimiendo servicios públicos, continuar con los despidos y la supresión de puestos de trabajo.

No es solamente un «mensaje» lo que le han enviado los electores: es un grito de cólera. Es el negarse a pagar por los ricos, por los grandes detentores de acciones, por los bancos que se han enriquecido antes de la crisis, y ahora han sido salvados por miles de millones de dinero público. Es el rechazo de un futuro sin perspectivas para los jóvenes, de la intensificación del paro, de la pobreza y la miseria de los ancianos, y de la generalización de bajos salarios.

LA UNIÓN: CONDICIÓN PARA LA VICTORIA

Es también un principio de esperanza: la esperanza lograda por la unidad de las fuerzas de la izquierda de transformación social, de la izquierda de la resistencia, de lucha, de la izquierda que trabaja para desarrollar las movilizaciones en las fábricas y empresas, en la calle, en los barrios, la izquierda que se ha unido para estas elecciones regionales. La izquierda son las fuerzas que se han aliado para presentar las listas «Juntos por regiones de izquierda, solidarias, ecológicas, ciudadanas». No solamente han contribuido al éxito del 21 de marzo, también han hecho avanzar las posiciones de resistencia y de ruptura con la política neoliberal; han asumido las exigencias y las medidas urgentes obreras y populares, como la de la defensa de la jubilación a los 60 años con pleno salario, sin descuentos.

APLICAR LOS COMPROMISOS DE LA CAMPAÑA

Reforzar e implantar este frente político y social, es condición esencial para que las esperanzas, los deseos y las exigencias obreras y populares se tomen, no sólo en cuenta, sino sobre todo para que sean aplicadas con medidas concretas obviadas en esta campaña:

Protección social en las regionaes para las capas afectadas por la crisis.
Transporte gratuito para los jóvenes, los parados y los trabajadores en precario.
Ninguna subvención para las subcontratas.

Apoyo a las luchas de los trabajadores por un aumento de los salarios, contra las reestructuraciones, los despidos, la precariedad, la flexibilidad, por la regularización de los trabajadores sin papeles, contra la criminilación de la actividad sindical.

Apoyo a la demanda de prohibir los despidos en las subcontratas.
Alto a la disminución de los servicios públicos de la enseñanza, de la sanidad, de la energía, transportes, desarrollo de esos servicios en las regiones.
Dotar de medios a las masas populares para que puedan organizarse, para que puedan movilizarse.

ORGANIZARSE PARA RESISTIR E IMPONER NUESTRAS DEMANDAS

Duros son los combates que se anuncian: no estamos a salvo de un programa de gran austeridad, como el que el gobierno socialista quiere imponer a los trabajadores, al pueblo griego, a instancias de la Unión Europea y del FMI. Además, aunque la derecha reconoce a regañadientes su derrota política, no cesa en utilizar la crisis para justificar de antemano las medidas que tratará de imponer para hacérnosla pagar.

En una crisis tan profunda del sistema capitalista, el gran capital está interesado en colocar en posiciones avanzadas a los grupos y partidos de la extrema derecha, para así tratar de dividir el rechazo de esa política y poder utilizarlo. Son Sarkozy, Besson, Hortefeux y cía. los que favorecen al Frente Naciona (organizacion fascista dirigida por el fascista Le Pen) que en estas elecciones resurge con nuevos bríos.

Celebramos la derrota política propinada a la derecha, derrota a la que hemos contribuido con las fuerzas de las listas «Juntos por las regiones de izquierda». Es un primer paso y un estímulo para movilizarse. Para todas las fuerzas implicadas es un aliento para movilizarse. Es, para todas las fuerzas que han contribuido un compromiso para continuar el combate unidos contra la política reaccionaria de Sarkozy, una política al servicio exclusivo del gran capital, de los bancos y los accionistas.

París, 23 de marzo de 2010
Partido Comunista de los Obreros de Francia

http://www.pceml.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...