24 de marzo de 2010

Crimen Solicitationis, el decreto del silencio

Un documental de la BBC muestra como el Vaticano silenció durante años casos de pederastia. Un decreto impone el silencio bajo pena de excomunión a las víctimas, el Crimen Solicitationis.

Las últimas noticias sobre numerosos escándalos en toda Europa relacionados con casos de abusos sexuales a niños y jóvenes por parte del clero católico ha vuelto a sacar a la luz un duro documental elaborado por la BBC en el que se explica cómo la Iglesia ha preferido a lo largo de su historia silenciar y ocultar los casos de pederastia a denunciarlos y perseguirlos para acabar con ellos.

Un decreto del Vaticano (Crimen Solicitationis) permite esta ocultación, según se explica en el documental, ya que todos las denuncias por pederastia deben pasar por Roma, que silencia los casos. El documental muestra como este decreto, redactado en 1962, fue mandado cumplir por el actual Papa, Benedicto XVI, todavía como cardenal en su época al frente de la Comisión para la Doctrina de la Fe.

Esta carta, escrita en latín, indicaba a los religiosos cómo actuar en caso de conocer este tipo de abusos e imponía un juramento de silencio a las víctimas, los testigos y el propio pederasta bajo pena de excomunión. El texto fue modificado en 2005 por uno similar en el que sólo había un cambio: se decretaba que el Vaticano asumía en exclusiva la competencia sobre estos casos, con lo que muchos de los religiosos acusadores acaban refugiándose en el silencio de Roma.

Éste no es el único documental sobre la pasividad del Vaticano ante los abusos contra menores. En 2008, por poner un ejemplo, se estrenó la película "Líbranos del mal", dirigida por la periodista Amy Berg, que aborda el caso de un "ilustre" pedófilo, Oliver O'Grady, que abusó de decenas de niños en California entre 1974 y 1994.

Como dice uno de los exmonjes entrevistados en el documental "Crimen Solicitationis", la iglesia ya no es una institucion sagrada, sino que solo persigue protegerse a si misma y a sus privilegios, y para ello es capaz de ocultar sus mas horribles crimenes, que son muchos.

Tambien es interesante una conclusion: el problema no es de determinadas diocesis, sino que se extiende por toda la iglesia catolica por igual, es endemico. Una iglesia que mientras persigue visceralmente a homosexuales o denuncia la libertad de la mujer de decidir si abortar o no, oculta y permite sus habituales actitudes pedofilas. Ademas de criminales, por activa y por pasiva, son hipocritas.

Por cierto, que el grupo Ska-P también ha denunciado el famoso decreto, recordemos, firmado por el actual papa, el Crimen Solicitationes, con el fin de que los delitos sexuales contra menores en el seno de la iglesia se mantengan en el olvido.




Y ahora el documental de la BBC:







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...