30 de marzo de 2010

La fiesta de los lobos

El gobierno español ha invitado al usurpador presidente de Honduras, Porfirio Lobo, como representante de ese pais para participar en la VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, a pesar de no reconocerle como jefe de estado.

El "progresista" Rodriguez Zapatero reconoce de este modo la legitimidad del golpe de estado contra Mel Zelaya, y todo el teato organizado posteriormente por EE.UU., la CIA, y los subordinados de Washington en America para intentar justificar sus crimenes.

En realidad la actitud del PSOE español es logica, puesto que este partido ya hizo lo mismo en España con la dictadura franquista, aceptando la legitimidad del regimen anterior al aceptar sus imposiciones para la construccion del actual. Lo que ha pasado en Honduras es una version concentrada de lo que sucedio en España (o en tantos otros lugares, como Chile u otras dictaduras latinoamericanas). En el fondo es el esquema basico de los golpes de estado capitalistas, que solo pretenden asegurar el poder en las manos de las oligarquias locales e internacionales cuando los pueblos ponen en peligro el status quo.

En la Honduras del Lobo, donde se ha intentado hacer borron y cuenta nueva ante el golpe de estado y el genocidio consiguiente de Micheletti, Romeo Vasquez y la Casa Blanca (el orden deberia ser inverso), sin embargo continua la represion y el asesinato de ciudadanos que se oponen a la maniobra de los que dieron el golpe y luego organizaron las elecciones (que por cierto fue un fracaso total por su escasa participacion, apenas un 20%).

Periodistas, profesores, obreros, son quitados de en medio por paramilitares apoyados por las fuerzas del orden, tal y como ocurre en otras colonias norteamericanas como Colombia. Exactamente lo mismo que paso en Chile, Argentina, o España durante las respectivas transiciones (eufemismo que significa simplemente imposicion de la continuidad maquillada como "democracia").

Asi que no de extrañar que el colaboracionista Rodriguez Zapatero, digno sucesor de Felipe Gonzalez, que a cambio de dolares, francos y marcos impuso su propia transicion en su partido desde el marximo hasta el liberalismo mas radical, hoy llame al sangriento lobo de Honduras como invitado a la fiesta. Al fin y al cabo, ambos son piezas, cada una en un momento diferente del mismo proceso de ingenieria politica: su funcion es que el triunfo de los respectivos golpes se diluya en una parodia democratica, y que al final las cosas sigan igual aunque parezca (superficialmetne) lo contrario.

No cambia realmente nada en que Rodriguez Zapatero invite a Porfirio Lobo o no a la reunion de Madrid. En el fondo forman parte del mismo bando, y ambos son participantes en la diaria fiesta de los lobos: sus victimas somos todos.

2 comentarios:

Dialéctico dijo...

Mientras son asesinados militantes de la resistencia hondureña. En el Estado Español preocupados por la salud de un delincuente cubano y recibiendo a golpistas.

Esto no hace mas que confirmar lo que decía el otro día en una entrevista en Gara el historico abogado Miguel Castells. Estamos inmersos en un franquismo constitucionalizado. Es el franquismo constitucional.

C. Marat dijo...

Es increíble el descaro que tiene el gobierno del Estado español.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...