23 de septiembre de 2010

La mentira de la lapidacion de Sakineh: propaganda para la guerra

El caso de Sakineh Mohammadi-Ashtiani, mujer supuestamente condenada en Irán a la lapidación por adúltera, ha vuelto a demostrar hasta que punto son capaces de mentir los medios de comunicación occidentales para manipular a la opinión pública, en pro de los intereses imperialistas.

A continuación publicamos un resumen de los principales puntos del  artículo de Thierry Meyssan (ver) , en el que se desmonta de forma magistral la gran mentira de la lapidación de Sakineh, y de las divulgaciones de Nicolas Sarkozy (el deportador) y de Bernard-Henry Levy (el mismo intelectual que se hacia fotos falsas en la guerra contra Yugoslavia):

1. Esa señora no ha sido juzgada por adulterio, sino por asesinato. Ni siquiera se están pronunciando en Irán condenas por adulterio. Más que abrogar ese tipo de acusación, la ley ha establecido –en lo tocante a la demostración de los hechos– una serie de condiciones imposibles de satisfacer. Cuatro personas tienen que haber sido testigos del adulterio en el mismo momento.

2. La República Islámica no reconoce la Charia, sino –única y exclusivamente– la ley votada por los representantes del pueblo en el seno del Parlamento.

3. La señora Sakineh Mohammadi-Ashtiani administró una droga a su esposo y convenció a su amante, Issa Tahen, para que lo matara mientras dormía. Su cómplice y ella misma ya fueron juzgados en primera y segunda instancias. Los «amantes diabólicos» fueron condenados a muerte en primera y segunda instancias. La Corte no cometió ningún tipo de discriminación en función del sexo de cada uno de los acusados. Es importante señalar que el acta de acusación ni siquiera menciona la relación íntima que mantenían los acusados, precisamente porque resulta imposible probarla conforme a las normas del derecho iraní, aunque los familiares confirman la existencia de dicha relación.

4. La pena de muerte se ejecutaría mediante la horca. La lapidación, que estuvo en vigor bajo el régimen del sha y se mantuvo algunos años después de su derrocamiento, fue abolida por la Revolución Islámica. Indignado ante las afirmaciones de Bernard-Henry Levy y de Nicolas Sarkozy, el vicepresidente del Consejo de la Magistratura de Irán declaró a Dieudonné M’bala M’bala que desafía a esas personalidades sionistas a que encuentren un texto de ley iraní contemporáneo que estipule la lapidación.

5. El juicio está siendo examinado actualmente por el Tribunal de Apelación, que debe verificar la legalidad de cada detalle del procedimiento aplicado. De no comprobarse un estricto respeto de la legalidad, el juicio sería anulado. Ese procedimiento de examen suspende la aplicación de la sentencia. Dado que el resultado del juicio no es aún de carácter definitivo, la acusada sigue gozando de la presunción de inocencia y nunca se ha hablado de ejecutarla al término del Ramadán.

6. El abogado Javid Hustan Kian, presentado como abogado defensor de la señora Mohammadi-Ashtiani, es un impostor. Está vinculado con el hijo de la acusada, pero esta última nunca puso su defensa en manos de ese individuo ni ha estado nunca en contacto con él. Javid Hustan Kian es miembro de los Muyahidines del Pueblo, organización terrorista que goza de la protección de Israel y de los neoconservadores.
7. El hijo de la acusada vive normalmente en Tabriz. No tiene la menor dificultad en hablar frecuentemente por teléfono con el señor Lévy para denigrar su propio país, lo cual demuestra el carácter libre y democrático de su gobierno.

Fue por consiguiente de manera deliberada que Sarkozy le mintió a la opinión pública francesa, probablemente para justificar a posteriori las drásticas sanciones adoptadas contra Irán, al igual que la campaña mediatica que ha multiplicado sus mentiras como forma de predisponer a la opinion pública ante una futura invasion de Iran.

fuente:  http://antimperialista.blogia.com/2010/092001-la-gran-mentira-de-la-lapidacion-de-sakineh-islamofobia-y-propaganda-de-guerra-c.php

3 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Hoy ejecutan en Virginia a Theresa Lewis, una mujer de 41 años discapacitada mental por asesinar a su marido. Esto pasa en el país de las libertades y la democracia. A ver dónde están las campañas solidarias con esta mujer y las protestas del cerdo de Sarkozy.

Jose Luis Forneo dijo...

Si, es indignante la hipocresia de los medios. A Theresa Lewis, que la ejecutan hoy, ni una palabra en su defensa, a pesar de su discapacidad mental....Y es que la mentalidad sumisa es asi: el amo siempre hace cosas buenas

Anónimo dijo...

¿Y qué importa en este caso lo que digan los medios? ¿Y qué importa si mató a su marido? no sabemos por qué lo hizo, y nisiquiera si en realidad lo hizo. Y si lo hiciera....¿horca? ¿lapidación? ¿pena de muerte? ¿en qué puto siglo vivimos? son acciones anacronicas, violentas, humillantes, denigrantes y dolorosas. Nadie lo merece.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...