8 de octubre de 2017

Es la lucha de clases, !idiotas! (Miguel Alonso)

La lucha de clases es el motor de la historia, y todo acontecimiento político, social o económico está relacionado con esta. Igual que decíamos en la entrada anterior, utilizando unas palabras del György Lukács sobre que hay que tener presente la actualidad de la revolución en cualquier análisis de un hecho social, lo que fue una de las principales aportaciones de Lenin al marxismo, Miguel Alonso nos recuerda lo mismo con respecto a la lucha de clases, el motor de la historia para los marxistas. Siendo así, no se puede valorar un acontecimiento político, cualquiera que este sea, sin interpretarlo a partir de este motor que todo lo mueve en lo referente a la historia en continuo cambio, y así ha de ser también con respecto a la tensión creciente, pero no nueva, entre el esperpéntico imperio español, o sus despojos, y sus pueblos, en este caso, Cataluña.

Frente al posmodernismo que tiñe gran parte del movimiento comunista español, que intenta explicar los hechos sociales a partir de actitudes personales de determinadas personas o en base a idealismos sin base material,  hay que poner el materialismo científico y la dialéctica.

Solo las actitudes chovinistas de los comunistas españoles puede explicar el porqué se posicionan del lado de la unidad impuesta a golpe de espada y euro en lugar de al lado de la lucha histórica contra los fracasados intentos centralizadores de la gran burguesía española (aunque también en Cataluña exista una burguesía nacional en contradicción con aquella); solo el extendido oportunismo y la vergonzosa actitud de complicidad de la izquierda reformista del estado español con la continuidad del franquismo y la traición a la República y a todos los que murieron por ella (muchos de ellos todavía yacen olvidados en miles de fosas comunes en todas las regiones de esa España que solo puede seguir unida por la fuerza) puede explicar el abandono de la actual lucha del pueblo catalán contra el régimen del 78, que franquistas y aprovechados de todo color pactaron a espaldas de la clase trabajadora, los pueblos del estado y de los luchadores antifranquistas y republicanos.
«La contradicción es universal, absoluta; existe en los procesos de desarrollo de todas las cosas y recorre cada proceso del comienzo hasta el fin» (Mao Tse Tung. Sobre la Contradicción. 1937)
***

Es la lucha de clases, ¡idiotas!, por Miguel Alonso (publicado en Dazibao Rojo)

De los múltiples y disparatados análisis sobre la revolución democrática en Catalunya destacan los que desde el postmodernismo y “sus relatos” hacen de la misma.


Imagini pentru la lucha de clases, el motor de la historia
Según ellos, lo que pasa en Catalunya es una “post-verdad” en la que la población niega la existencia de otra verdad que no sea la suya. Es extraña esta preocupación postmoderna por la “verdad”, cuya existencia objetiva siempre han negado desde su base filosófica, metafísica y relativista.

Resulta patético leer las sesudas cavilaciones de estos personajes (mas bien “personajillos”) tratando de encontrar una explicación que les permita ocultar la verdadera causa del proceso político catalán.

En su mundo postmoderno y cuasi-virtual parece que no son conscientes de que se encuentran atrapados en una ideología anticientífica que niega la importancia de los hechos, mas allá de sus “significantes”, que ocurren en la sociedad. Como el obispo Berkeley, piensan que desaparecerán si cierran los ojos.

Los marxistas no tenemos ese problema, pues poseemos un eficaz y probado instrumento de análisis de la realidad objetiva esto es; el materialismo dialéctico, instrumento científico que nos permite analizar con profundidad las contradicciones, sus contendientes y todo ello de forma dialéctica (en movimiento), para saber que contradicción predomina.

Los marxistas sabemos que la lucha de clases es el motor de la historia, por lo que hablar de Catalunya sin analizar la misma es como querer encontrar explicaciones sobrenaturales a los huracanes.

El que fue en su momento el Imperio español se construyó en un marco feudal de alianzas, guerras y opresión de otros pueblos, naciones con su propia cultura asentados en la península Ibérica, como Catalunya, Euskal Herria o Galicia, por no citar a la Andalucía conquistada al califato Omeya, y estas contradicciones han pasado, en diversos períodos históricos, a ser contradicciones antagónicas, generando bloques patrióticos diversos en su composición de clase y objetivos, pero siempre enfrentados a la dominación de la oligarquía española.

Desde el fracaso liberal para hacer una revolución burguesa, la historia del Estado español es una permanente lucha para barrer a esa centenaria oligarquía, semi-feudal y terrateniente, a la que se suma el capital financiero (los prestamistas y usureros). Para resolver esta contradicción, aun en pleno imperialismo, se recogen las tareas de la revolución democrática negadas por el absolutismo.

La clase obrera y el campesinado de todos los pueblos del Estado han protagonizado decenas de revoluciones, revueltas, a lo largo de la historia, a pesar de que fueron sangrientamente reprimidas. Avances y retrocesos de un proceso de lucha de clases que continúan en la actualidad.

Aquellos que olvidan la historia, o la reescriben a su antojo, carecen de capacidad para ver qué es lo que ocurre en la realidad, y por lo mismo recurren a su palabrería plagada de sofismas y eufemismos para ocultar esta verdad objetiva:donde hay opresión habrá revolución.

1 comentario:

pedro rodriguez dijo...

al pueblo catalán.

¨ EL PODER NACE DEL FUSIL ¨ Mao. Bien claro, si no esta planteado la lucha armada para un cambio social y este organizado y dirigido por el partido comunista MLM principalmente maoísta militarizado pensamiento Gonzalo, esta condenado al fracaso. Pero si se ha planteado la independencia del Estado mayor y sólo es por dejar de ser gobernado y no tiene ciencia revolucionaria será un Estado más dentro del Estado mayor con políticas democráticas mientras poco a poco meten en la red a los idiotas que no faltan y que son la mayoría ( ¨ masas idiotizadas ¨) Lenin. Pues la democracia que esgrimen es la que tiene y heredan del mismo sistema que los llevó a rebelarse y separarse, son resentidos del imperio español que los ha ignorado del privilegio y como clase media luchan no sólo por mantenerse sino llegar a los renglones de la clase burguesa pero les aterroriza que la rueda de la historia los lance a las filas del proletariado.
Asi que no tienen escrúpulos para utilizar a la masa a ese pueblo oprimido y prometerles democracia que es y será la misma democracia de la clase burguesa la que aprendieron y la que aplica todos estos esquerosos imperios y sus dominadas colonias que se hacen llamar paises independientes!!!
Gloria eterna al todo poderoso pensamiento Gonzalo!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...