11 de noviembre de 2019

RBC: Nota ante el fallecimiento del Camarada Quibian

Imagini pentru RED DE BLOGS COMUNISTASRecibimos con dolor la noticia del fallecimiento del camarada Quibian, miembro fundador de la Red de Blogs Comunistas (RBC) hace cinco años, como representante del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, revolucionario coherente y firme en su lucha por los derechos de la clase trabajadora y campesina panameña, americana e internacional, querido y respetado por los suyos y sus compañeros de lucha como un hermano o un padre.

Su compromiso por la la paz y su entrega a la lucha por el Socialismo le convirtió en maestro de la juventud panameña, ejemplo para los revolucionarios de toda América y activista a tiempo completo en pro de la unidad internacional de los partidos comunistas, desde sus convicciones maoístas y antirevisionistas, pero sin caer en sectarismos ni cerrazón, no serán jamás olvidados y servirán de inspiración a todos aquellos que aspiran, se organizan y luchan por el final de toda explotación y la ruptura de todas las cadenas.

!Camarada Quibian! !Qué la tierra te sea leve! !Tú lucha será la nuestra hasta la victoria final! !Arriba los pobres del mundo! !Trabajadores del mundo, uníós!

6 de noviembre de 2019

¿Por qué vine a España a luchar contra el fascismo?, carta del brigadista internacional afroamericano Canute Frankson

African Americans in SCW from ALBACanute Frankson era un mecánico de Detroit, emigrante jamaicano, que en abril de 1937 decidió viajar a España para luchar contra el fascismo. Tres meses después de llegar, le escribió una carta a un amigo de Detroit explicándole “por qué él, un negro, había optado por participar en una guerra entre los blancos que durante siglos nos han sometido a esclavitud“…

Como él, 85 afroamericanos entregaron su juventud y, algunos, su vida por la libertad de los pueblos de España y para evitar el triunfo de la barbarie fascista, a sabiendas de que la derrota de la versión violenta del capitalismo en España significaba también un paso importante para vencerla en Estados Unidos y en el resto del mundo y, por supuesto, para construir un mundo donde el color de la piel no fuera causa de discriminación, un mundo sin privilegios ni clases sociales.

La carta completa se puede leer en inglés aquí.

"Albacete, España. 6 de julio de 1937.

Mi querido amigo: estoy seguro de que a estas alturas todavía estás esperando una explicación detallada de lo que tiene que ver esta guerra conmigo. Dado que es una guerra entre los blancos que durante siglos nos han esclavizado, insultado, despreciado… ¿por qué yo, un negro, que he luchado durante años por los derechos de mi pueblo, estoy ahora en España? Porque ya no somos una minoría aislada luchando desesperadamente contra un inmenso gigante, porque, querido amigo, nos hemos convertido en parte activa de una gran fuerza progresista sobre cuyos hombros descansa la responsabilidad de salvar la civilización de la destrucción planificada por un pequeño grupo de degenerados locos en su ansia de poder. Porque si aplastamos el fascismo aquí, vamos a salvar a nuestra gente en Estados Unidos y en otras partes del mundo [...] Todo lo que tenemos que hacer es pensar en el linchamiento de nuestro pueblo. Podemos mirar las páginas de la historia de Estados Unidos manchadas con la sangre de los negros, el hedor de los cuerpos quemados de nuestro pueblo que colgaban de los árboles, los gritos de nuestros seres queridos torturados, los cuerpos marcados por atizadores al rojo vivo [...] Vamos a aplastarlos. Nosotros vamos a construir una nueva sociedad, una sociedad de paz y abundancia. Por eso, amigo, estoy aquí en España. En los campos de batalla de España que lucha por la preservación de la democracia. Aquí, estamos sentando las bases para la paz mundial, por la liberación de un pueblo y de la raza humana. Aquí, donde estamos inmersos en una de las más amargas luchas de la historia humana, no hay diferencias de color, ni discriminación, ni odio racial. Sólo hay odio al fascismo. Sabemos quiénes son nuestros enemigos. Los españoles son muy comprensivos con nosotros. Son gente encantadora. [...] Cada uno de nosotros tiene que dar todo lo que tiene para que esta bestia fascista sea destruida. Después de que todo esto termine, espero compartir mi felicidad con todos vosotros. Será una felicidad que no se podría haber logrado de ninguna otra forma sino que después de haber servido en una causa tan digna. Espero que el mal aparente que cometí [al marcharme] pueda compensarse por el servicio que doy aquí a la causa de la democracia. Mi sincero deseo es que seas feliz, y que cuando esto se acabe nos volvamos a encontrar. [...] De una cosa estoy seguro: voy a estar satisfecho de lo que he hecho.
Hasta pronto. No sé cuándo podré volver a escribir. Hay tanto que hacer y tan poco tiempo.


Saludos. Canute
"

31 de octubre de 2019

La voz de Miguel Hernández, el poeta de los trabajadores

Un 30 de octubre hace ciento diecinueve años, nacía en Orihuela, Alicante, el poeta de la clase trabajadora de los pueblos de España, de su lucha en defensa de la república, contra la monarquía, contra el fascismo y por el Socialismo.

La imagen puede contener: 7 personas, incluido Alonso Rey, exterior
Frente de Guadalajara, Miguel Hernández el tercero por la derecha
Este es el único testimonio de la voz de Miguel Hernández. La grabación fue realizada por Alejo Carpentier en París en 1937, cuando Miguel iba camino de Moscú, Recita "Canción del esposo soldado".

En su vida militante, Miguel Hernández no duda en llamar a los trabajadores de las Españas a seguir el ejemplo de los bolcheviques en Rusia en su lucha contra los parásitos y vendepatrias y para tomar el poder con sus manos y administrarlo en nombre de los que producen y a combatir, con las armas en la mano si es necesario, para conquistar su libertad.  Por ello,  el 28 de marzo de 1942 el terror fascista acabaría con su vida en la prisión de Alicante, aunque con su voz, su ejemplo y su poesía nunca podrán:



29 de octubre de 2019

Comunicado de la Federación Sindical Mundial (FSM) en apoyo a la lucha de los trabajadores catalanes

La Federación Sindical Mundial (FSM), organismo que aglutina a los sindicatos de clase de todo el mundo, ha dejado claro en su último comunicado que apoya la lucha por la autodeterminación del pueblo catalán y que denuncia la represión brutal del estado español contra las protestas.

Imagini pentru federacion sindical mundial

Señala que hay que leer los acontecimientos en el contexto de la lucha de clases y que en España se trata de un combate contra la continuidad del franquismo en el régimen actual: «la actual monarquía, restaurada por el Dictador, es la continuidad de la realidad de ese proceso histórico de explotación capitalista que impuso la burguesía española a la clase obrera de los distintos pueblos que componen el estado español». Este régimen y sus principales partidos, tanto los herederos directos del franquismo como sus cómplices socialdemócratas, solo saben usar la fuerza bruta, especialmente la policial, para defender sus privilegios.

No obstante, señala que hay que separar la lucha de la clase trabajadora catalana por su autodeterminacion de los intereses de su burguesia, subrayando que solo la unidad y la organizacion obrera podrá llevar a la histórica aspiracion a la autodetermnación a los trabajadores catalanes, denunciando a la vez el papel cómplice con la represión y la continuidad del fascismo en España a los sindicatos amarillos, como CCOO o UGT, al servicio del régimen y de los intereses de su gran burguesía.

La FSM denuncia igualmente en su comunicado el uso indiscriminado de la famosa Ley Mordaza, que permite perseguir impunemente toda protesta social a capricho de las autoridades, lo que ha alentado la multiplicación de denuncias por falsos delitos de opinión y ha provocado la persecución y el exilio de cantantes, dirigentes políticos y de diversas personas del mundo de la cultura o de activistas sociales.

Finaliza con una demanda clara: «reclamamos la libertad de todos los presos políticos, el retorno libre de los exiliados, el fin de la represión a los manifestantes y la libertad del pueblo catalán para realizar un Referendum».

El comunicado completo:

COMUNICADO DE LA FSM ANTE LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO EN CATALUNYA

La FSM como organización que coordina el sindicalismo de clase en los cinco continentes, y que tiene afiliados a 97 millones de personas afiliadas de 132 países, quiere expresar su opinión y hacerla pública ante lo que está sucediendo en Catalunya, estado español.
La FSM desde sus orígenes siempre ha apoyado el derecho de autodeterminación de los pueblos. Ya en los años 40 del siglo pasado se pronunció contra la colonización de los pueblos explotados por las burguesías de los países colonizadores.
Imagini pentru federacion sindical mundial
La FSM tiene 11 sindicatos afiliados en el estado español, parte de ellos en las llamadas nacionalidades históricas. Estas naciones, entre las que se encuentra Catalunya, ganaron capacidad de autogobierno durante la Segunda República. El proceso histórico y político hubiera seguido avanzando si la burguesía nacional e internacional utilizando como instrumento al dictador Francisco Franco no hubiera ganado la Guerra Civil con la ayuda directa de Hitler, Mussolini y las grandes empresas capitalistas americanas, francesas e inglesas fundamentalmente. La actual monarquía, restaurada por el Dictador, es la continuidad de la realidad de ese proceso histórico de explotación capitalista que impuso la burguesía española a la clase obrera de los distintos pueblos que componen el estado español.

En esta coyuntura de la lucha de clases, la mitad del pueblo de Catalunya ha expresado con claridad (en varios procesos electorales, y en especial en el Referéndum del 1 de Octubre de 2.017) su apoyo a la independencia de Catalunya para crear un nuevo estado. La respuesta de los gobernantes españoles, tanto de los herederos directos del franquismo (PP, Ciudadanos y Vox), como de los diversos socialdemócratas ( PSOE y afines), ha sido en la inmensa mayoría de las veces la represión y la cárcel, manipulando los hechos reales, y condenando, en un juicio farsa, a los que actuaron pacíficamente, en lugar de condenar a los que actuaron con violencia (especialmente la policía).

La reciente sentencia del Tribunal Supremo que condena a 11 personas (ninguna de ellas de la clase obrera explotada) a penas que van de 13 a 9 años de cárcel (con un total de casi 100 años), nos recuerda las sentencias de los tribunales militares del dictador fascista contra cualquier disidencia.

En la FSM, como organización que lucha por los derechos de la clase obrera, sabemos que, salvo en las tomas revolucionarias de poder por la clase obrera, los cambios de dirigentes burgueses no benefician a los asalariados de ninguna manera.

Somos conscientes de que la lucha fundamental, hoy en la realidad de Catalunya, se da entre sectores de la burguesía centralista española y una parte significativa de la burguesía catalana. La misma legislación (Ley Aragonés) recientemente anunciada por los dirigentes burgueses de la Generalitat, demuestra que los dirigentes independentistas burgueses desean aplicar con rotundidad en Catalunya las directrices del FMI y de las multinacionales que controlan el Parlamento Europeo.
Imagini pentru cataluña obreraContra estas nuevas medidas que impulsan los dirigentes independentistas de la Generalitat se han ya pronunciado centenares de asociaciones de todo tipo y lógicamente también los sindicatos de clase.Por ello la FSM va a seguir apoyando la lucha contra el capitalismo en Catalunya, en el estado español y en cualquier lugar del mundo, a la vez que seguiremos denunciando la inaceptable brutalidad de la sentencia contra personas que debían haber sido absueltas.
A la vez la FSM condena las actuaciones de la actual policía española y de los Mossos d’ Escuadra catalanes que nos recuerda a la del dictador fascista y que es similar a las que estos mismos días están desarrollando las policías de falsas democracias en Latinoamérica (Ecuador, Haití, Honduras, Chile, Colombia, etc.)

Por último, denunciamos las actuaciones de los tribunales españoles, que usando la ley Mordaza (como se la conoce popularmente) ha obligado a exiliarse a cantantes, a dirigentes políticos y a diversas personas del mundo de la cultura, con el fin de evitar entrar en la cárcel por simples falsos delitos de opinión.

El caso de Cataluña también nos demuestra que la burguesía catalana no podrá ser capaz de hacer efectivo el derecho a la autodeterminación de la nación catalana. La única salida que tiene la nación catalana, y las demás naciones oprimidas y postergadas, para conseguir la plenitud de sus derechos democráticos como nación, al igual que los trabajadores/as para conquistar plenamente sus derechos y libertades, pasa por la unidad y la organización de los trabajadores y trabajadoras del estado español y de las naciones que hoy lo conforman. Ahora, más que nunca, es el momento que los sindicatos de clase se unan para fortalecer a los trabajadores y trabajadoras en la lucha por la democracia obrera y contra el fascismo, ahora más que nunca es la hora de avanzar hacia la unidad de clase y organizativa del sindicalismo de clase, toda vez que el fascismo no sólo tiene el apoyo de los monopolios, de la Patronal, sino también de toda su obra oportunista entre los que descuellan los sindicatos del Estado, CCOO y UGT, miembros de la CSI.

En definitiva, reclamamos la libertad de todos los presos políticos, el retorno libre de los exiliados, el fin de la represión a los manifestantes, y la libertad del pueblo catalán a realizar un Referéndum.

24 de octubre de 2019

Declaración unitaria en respuesta a la sentencia del "procés"

La sentencia del “procés”, así como las actuaciones represivas antes y después de la misma, demuestran que son la respuesta natural del Estado frente a cualquier cuestionamiento organizado del orden burgués actual de España.
Las organizaciones comunistas adheridas a este manifiesto, declaramos nuestra solidaridad con quienes en Catalunya, advirtiendo la imposibilidad de conquistar por las vías legales sus legítimas aspiraciones a la autodeterminación, organizaron el referéndum que dio pie a esta ignominiosa sentencia. Ese pueblo, que ha sostenido la organización y movilizaciones estos años de dura represión, hoy manifiesta su rechazo absoluto a una opresión nacional política que se reactivó con la sentencia del Tribunal Constitucional contra la reforma de l’Estatut en 2010. El pueblo catalán cuenta con toda nuestra solidaridad y apoyo, porque no solo defiende sus derechos democráticos; con su lucha,, al mismo tiempo defiende las libertades y los derechos de las clases populares y del conjunto de los pueblos del Estado.
Esta sentencia muestra el agotamiento del proyecto actual de dominación por consenso entre los diferentes partidos surgidos del régimen del ’78. La crisis incrementa, tanto  las necesidades urgentes de acumulación del gran capital forzando cada vez más a la imposición de un Estado cada vez más reaccionario como muestran la ley mordaza, procesos como el de Alsasua, la censura mediática, etc.; como por el otro, a la búsqueda de una parte de la burguesía catalana de un proyecto político propio. La tendencia a la reacción de la política bajo el imperialismo, conlleva la negación de la democracia y, con ella, del derecho a la autodeterminación.
La clase obrera y especialmente las organizaciones comunistas caeríamos en un grave error si pensamos que este asunto no nos atañe. Esta sentencia es dirigida hoy desde el Estado contra líderes independentistas, pero mañana, desde ese mismo Estado, pretenderá aplastar cualquier tipo de respuesta organizada por la clase obrera y sectores populares contra recortes de salarios, derechos y libertades, como los que nos traerá el próximo gobierno dirigido con toda probabilidad por el PSOE.
Haciendo saber que nuestro objetivo es la consecución del socialismo a través de la lucha revolucionaria de la clase obrera, y estando claro que la ‘democracia’ no suprime la opresión de clase, afirmamos que no se puede construir  la solidaridad y acercamiento de las trabajadoras y trabajadores de las distintas naciones sin reconocer el derecho de autodeterminación de los pueblos, como principio democrático básico, ni se podrá alcanzar el socialismo sin la educación de las masas obreras en la lucha por los derechos democráticos.
Con esta sentencia, que condena a 100 años de cárcel al conjunto de los líderes de un proceso democrático y legítimo por la consecución de un derecho, como el de la autodeterminación, reconocido por la Carta de Derechos y Libertades de las Naciones Unidas, el Estado español demuestra la imposibilidad de llegar a él a través de cualquier vía legal dentro de este régimen. Por ello, es imprescindible que el movimiento de estudiantes, trabajadores, hombres y mujeres de todas las edades que estos días se expresa con energía y vigor, se transforme en organización disciplinada, unitaria en los principios y línea para conseguir una victoria segura frente a los gobiernos burgueses y enemigos por igual del pueblo español como catalán. Esta Huelga General del día 18 de octubre es el primer paso. Las organizaciones comunistas marxistas-leninistas que suscribimos este Comunicado aspiramos también a ello y trabajaremos para que sea posible una convocatoria de Huelga General conjunta en todo el Estado, por parte de todas las centrales sindicales, por la amnistía de todas las presas y presos políticos y en defensa de los derechos democráticos.
Ellos vinieron, por Martin Niemöller
“Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos,
no pronuncié palabra,
porque yo no era judío,
Cuando finalmente vinieron a buscarme a mi,
no había nadie más que pudiera protestar.”
¡¡Por el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos!!
¡¡Libertad inmediata para los presos políticos!!
¡¡Por la república socialista!!
Iniciativa Comunista,
Partido Comunista de los Pueblos de España,
Red Roja,
Unión Proletaria

20 de octubre de 2019

Agustín Gómez Arcos: la necesidad de "contar los muertos de mi España y pasar la factura a los culpables"

Agustín Gómez Arcos, escritor excluido de la historia de la cultura oficial española, a pesar de ser uno delos escritores más exitosos en Francia, sufrió una doble censura: la censura explícita ejercida por la dictadura franquista, y la censura durante la transición, al fin y al cabo continuación maquillada de aquella. El Franquismo prohibió su obra y la deforme “democracia” que aquel parió la ignoró por completo, al no aceptar su autor la traición a la República, a las víctimas del fascismo, a los que lucharon durante decenios contra la dictadura, que está última representó. 
Imagini pentru agustin gomez arcos

Gómez Arcos jamás perdonó a los ideólogos y artífices de la falsa “reconciliación nacional”, un concepto que esconde poco más que la aceptación de la victoria del fascismo y de la impunidad de sus criminales. La mayoría de los personajes creados por él tienen como motor el odio de clase, la indignación y el ansia de justicia imprescindibles para que pueda existir algún día una verdadera democracia. Toda su obra, pues, es compromiso político.

Guiado por sus inquebrantables principios, algo excepcional en una España de mercenarios ideológicos y prostitución literaria, y siguiendo a Celaya y su aquel verso, “la poesia es un arma cargada de futuro”, afirmó y defendió que“los políticos olvidan, los escritores no”, y subrayando la imprescindible necesidad de “contar los muertos de mi España y pasar la factura al Culpable”, algo que todavía no se ha llevado a cabo.

Gómez Arcos nace en Enix (Almería) en 1933, en el seno de una familia que sufrirá duramente la represión y el aislamiento social por su condición de “rojos”. De esa experiencia infantil nace su libro “El niño pan”, en el que nos narra con contundente realismo la tragedia de los vencidos. Cursa el bachillerato en la ciudad de Almería, disfrutando de una predilecta relación con su profesora Celia Viñas, poeta y escritora. Es ella quien le transmite la afición por la creación literaria en un ambiente de profundo espíritu de libertad, herencia de los ideales de la Institución Libre de Enseñanza.

En Barcelona inicia estudios de Derecho, para pronto abandonarlos. Posteriormente, se traslada a Madrid concentrándose en la producción dramática. Abordará todos los géneros literarios, publicando en 1956 su primer libro de poemas, 
“Ocasión de paganismo”, pero es en el teatro donde encuentra el vehículo de expresión de su contestación social y rebeldía hacia el Régimen que atenaza España. Comparte posiciones comprometidas, con autores como Alfonso Sastre o José Bergamín, para quienes la literatura es ante todo un hecho social y por lo tanto, al escritor se le exige igualmente responsabilidad social

En 1960 consigue el primer premio en el Festival Nacional de Teatro Nuevo con su farsa
“Elecciones generales”. La censura le retira el premio y prohíbe su representación. En 1962 se le otorga el premio Lope de Vega por la obra “Diálogos de la herejía” premio que es anulado posteriormente y censurada la puesta en escena. Nuevamente en 1966 con la pieza teatral “Queridos míos es preciso contaros ciertas cosas” recibe el segundo premio Lope de Vega tras declararse, sospechosamente, desierto el primero. Al no recibir ninguno de los galardones y anularse consecutivamente los estrenos de sus obras y, junto al ambiente asfixiante en el que vivió por aquellos años en Madrid, decide autoexiliarse en primer lugar a Londres y finalmente a París.

Instalado en París desde 1968, se rebela de una forma particular contra su madre patria, aquella que se había convertido en un gran campo de concentración: abandonar el castellano y empezar a escribir, exclusivamente, en francés. Sin embargo, los temas seguirán saliendo del manantial de la realidad española, y sus obras comprometidas con la memoria, la justicia y la lucha por la libertad.

En Francia, tendría un éxito rotundo, algo que contrasta con su olvido por motivos políticos en España. Sería dos veces finalista del acreditado premio “Goncourt” una de ellas en 1978 por Escena de caza furtiva”, novela violenta, en la que se ponen minuciosamente al desnudo los mecanismos represivos de la Dictadura, la tortura, la clandestinidad, la corrupción... Un tema habitual de sus novelas, como de su pensamiento, es la de la necesidad de la venganza, única forma de justicia posible. Por ejemplo, en la novela citada, la esperanza surge a través de un personaje, un francotirador, el hijo de las víctimas, que con fusil en mano disparará al Jefe de Policía dos balas en el bajo vientre, “…que desgarran de inmediato carne y sexo….dos balas misioneras…”.

Así responde el autor a ese “autoperdon” que el Régimen se había dado a sí mismo, pisoteando a la justicia de sus víctimas, pues, según Gómez Arcos, tal democracia era una democracia creada por franquistas, los mas inteligentes y flexibles de la derecha. Iniciada la Transición Gómez Arcos regresó ocasionalmente a España, de donde nunca perdió la nacionalidad, aquí encontró una completa incomprensión; siendo ignorado por la critica literaria y rechazado por los editores. De forma prematura, murió en 1998 como escritor prestigioso en Francia y como tal, fue enterrado en su país de acogida en el cementerio de Montmartre, reservado a las grandes personalidades, junto a Emilio Zola, Dumas, Héctor Berlioz y Nijinski. 

Entre sus novelas destaca María República”, su obra más autobiográfica, como él mismo definió. María, la huérfana de padres fusilados, enterrados en fosas comunes, “…cadáveres que lleva en la tumba de su cabeza…”, mujer caída, con conciencia de su clase y de quienes son sus enemigos, perseguida y metida a puta para sobrevivir. En ella está presente también la imprescindible venganza: contatida de sífilis, María, víctima inocente de la Victoria, se servirá de su enfermedad como subversión al Régimen: contagiar a toda la burguesía de la ciudad es su objetivo; su obra destructora es que los criminales engendren hijos enfermos, castigados, torturados como sus víctimas.
Imagini pentru transicion franquista

“…Gerentes del futuro de la Patria, concesionarios de patentes extranjeras, promotores inmobiliarios, militares, comisarios de policía, obispos y demás, arrastrándose penosamente hacia lo más alto de la escala social al grito de ¡Viva Franco!. Todos contagiados por mi sífilis. Todos deformes. Una gusanera que irá invadiendo el país hasta emponzoñarlo por completo…”

Otras de sus obras más conocidas son la novela El cordero carnívoro”que fue ganadora del “Prix Hermès” 1975, galardón que concede Francia a la obra más destacada de la literatura marginal, yAna no”, su obra más internacionaltraducida en su momento a dieciséis idiomas, llevada al cine en 1985, con la que ganó el “Prix du Livre Inter” 1977, concedido por los lectores a la mejor novela del año, y galardonada con los prestigiosos premios literarios “Thyde Monnier” y “Roland Dorgelès”. Presenta a una mujer, Ana No, a quien el exilio no le permitió tener una identidad; la guerra y la dictadura fascista, despojándola de todo, la ha convertido en una negación absoluta. A sus 75 años, emprenderá un viaje andando, siguiendo el duro y hostil camino de la vía del tren, para antes de morir, abrazar lo único que le queda, un hijo preso en una cárcel del norte de España, acusado de pertenecer al Partido Comunista. Travesía en la que solo le acompañarán el recuerdo de sus muertos: un marido y dos hijos fusilados. 

Agustín Gómez Arcos fue un escritor digno, un raro especimen en la España del todo se vende y todo se compra, empezando por los propios principios, y cuya máxima expresión es la gran traición a las víctimas del fascismo que supuso la Transición, y la sociedad prostituida que dio lugar. Gómez Arcos jamás lo aceptó, y continuo exigiendo que se hiciera justicia, y por eso fue censurado y olvidado en su país. Escupió el brebaje de la farsa democrática que le dieron a beber, y jamás aceptó la imposiciòn de la monarquía contra la que tantos españoles dieron su vida y por la que miles siguen olvidados en fosas comunes; una monarquía que hoy sigue arrastrando el testigo del fascismo en la figura de Fernado VI de Franco.

Para terminar, compartimos un poema de Agustín Gómez Marcos que define bien su pensamiento y explica porque jamás triunfó ni triunfara en la España de la dictadura sincera ni en la de la democracia simulada:

Imagina tus manos
y mis manos,
y las manos de todos,
su multitud de dedos
para contar los muertos de mi España
y pasar la factura al Culpable.

Imagina mi boca
con tu boca
y las bocas de todos
su multitud de lenguas
para gritar venganza, no justicia,
que justicia no calma
los vencidos.

Imagina tus ojos
Y mis ojos
Y los ojos de todos
su multitud de horas
para buscar la culpa al Asesino
y mirarle la muerte
sin descanso.

Imagina la culpa
de su culpa,
su multitud de culpas,
la vejez
enterrada en el Valle de las Culpas
Valle de los Caídos
por mal nombre.

Imagina mi rabia
con tu rabia
y la rabia de todos
la multitud de rabias
para cargar fusiles y fusiles
y cargar corazones
y futuros.


Gómez Arcos Agustín

19 de octubre de 2019

RBC: Sobre el Desarrollo a la Manera de Espiral

La Red de Blogs Comunistas ha decidido por su interés difundir el artículo "Sobre el Desarrollo a la Manera de Espiral" que nos describe el proceso de formación del conocimiento y la experiencia, así como de la causa de los altibajos en la revolución y de las razones de los recodos y obstáculos que ésta sufre.

Dicho artículo ha sido publicado por los naxalitas en una de sus revistas y traducida del inglés al castellano por Revolución Obrera (órgano de prensa del partido colombiano UOC mlm). A continuación pueden leerlo junto con una breve introducción de Revolución Obrera.

Entregamos a nuestros lectores otro artículo de la Revista People’s War – Guerra Popular No. 15 de junio de 2019, Órgano Teórico del Comité Central del Partido Comunista de la India (maoísta); una edición especial con motivo del 50 Aniversario del Partido y el 70 Aniversario de la Revolución China.

Es un importante documento que contribuye a la lucha contra las ideas metafísicas y aporta elementos para enfrentar ideas erróneas que ahora mismo obstaculizan el avance de la revolución; por ejemplo, la idea defendida por Avakian sobre la inexistencia de la ley de la negación de la negación en dialéctica, la ley que indica la dirección del movimiento, el determinismo del movimiento de la materia, que se desarrolla a la manera de espirales, compartida por varios partidos y organizaciones maoístas; así como desviaciones que obstruyen la lucha por la unidad de los Marxistas Leninistas Maoístas en una nueva Internacional Comunista por cuanto distorsionan la lucha de dos líneas (o solo lucha o solo unidad) negando la dialéctica de la unidad-lucha-Unidad que lleva implícita la necesidad de partir de la unidad existente para alcanzar, mediante la lucha, un nivel superior de Unidad.

En la Propuesta de Formulación de una Línea Para la Unidad del Movimiento Comunista Internacional, presentada por la Unión Obrera Comunista (mlm) a consideración de los marxistas leninistas maoístas, se afirma:

Como parte de esa “nueva cosmovisión” o “nueva síntesis”, se esgrime la teoría antimarxista sobre “la Contradicción como única ley de la dialéctica”, que desecha de tajo la Ley de la Negación de la Negación tras señalarla como un error de Engels, y tergiversa a Lenin y a Mao quienes concibieron la Ley de la Contradicción como “el núcleo de la dialéctica” y la Ley “más fundamental de la dialéctica”. La teoría de la Contradicción como “única ley de la dialéctica”

1, fue pregonada desde hace tiempo por los revisionistas2, no es un invento original del revisionismo post-MLM que la ha tomado directamente de la sofistería burguesa sobre el indeterminismo y de los ataques pequeñoburgueses contra el determinismo marxista.`1`En Colombia se ha discutido esta cuestión, donde el avakianista Grupo Comunista Revolucionario –GCR- ha sido uno de sus más acérrimos defensores.

`2` También en los años 60 del siglo XX, los marxistas leninistas refutaron el mismo artificio de pretender desautorizar a Engels con Mao, en cuanto a la ley dialéctica de la negación de la negación. Cfr. Mao Tse-Tung’s Contribution to Marxism-Leninism — N. Sanmugathasan. Liberation Vol. 1, No. 2 [Dec. 1967, published by the Communist Party of India (M-L)]

Sin lugar a dudas, este escrito de Hung Yu y rescatado por los camaradas del Partido Comunista de la India (Maoísta) es otra contribución imperecedera de la Gran Revolución Cultural Proletaria.

La traducción al español es responsabilidad de Revolución Obrera.


LA HISTORIA SE DESARROLLA EN ESPIRALES

(Entregamos aquí un artículo de Peking Review #43, 25 de octubre de 1974, escrito por Hung Yu. Esta es una traducción ligeramente abreviada de un artículo en Hongqi [Red Flag] # 10, 1974. Al final del artículo se escribió que el camino revolucionario del camarada Mao fue producto de la integración del marxismo-leninismo a las condiciones concretas de la Revolución China. Pero nuestro partido entiende esto según el Noveno Congreso del Partido Comunista Chino, que dijo que el Presidente Mao ha integrado la verdad universal del marxismo-leninismo con la práctica concreta de la revolución, ha heredado, defendido y desarrollado el marxismo-leninismo en las esferas política, militar, económica, cultural, filosófica y de otro tipo, y ha llevado al marxismo-leninismo a una nueva y superior etapa. En el momento de la publicación del artículo, había dos líneas en lucha – Consejo Editorial).

La República Popular China ha recorrido triunfalmente un camino militante durante 25 años.
Nuestros guías
Bajo la dirección de la línea revolucionaria del Presidente Mao durante el último cuarto de siglo, nuestro Partido, al unir a los pueblos de todas las nacionalidades de nuestro país y superar todo tipo de dificultades, ha rechazado los repetidos ataques de los enemigos de clase dentro y fuera del país y ha obtenido grandes victorias en la revolución socialista y la construcción socialista. En particular, en los últimos 25 años nuestro Partido ha vivido cuatro grandes luchas entre ambos, en las que las conspiraciones antipartido de Kao Kang y Jao Shu-shih, Peng Teh-huai, Liu Shao-chi y Lin Piao, jefes de las líneas oportunistas, han sido desenmascaradas y aplastadas, asegurando así que nuestro país avance por el camino del socialismo. La Gran Revolución Cultural Proletaria de los últimos ocho años atestigua la corrección de la tesis y la política del presidente Mao sobre la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado; ha aumentado aún más nuestra comprensión de las leyes que rigen la lucha de clases en el período de la revolución socialista. La práctica de nuestra revolución socialista y de la construcción socialista ha testificado una y otra vez esta verdad: la revolución avanza invariablemente por un camino en zigzags, superando incesantemente todo tipo de obstáculos y obstrucciones. Las cosas nuevas reemplazarán a las viejas y las fuerzas revolucionarias prevalecerán sobre las 

En su obra Karl Marx, Lenin hizo una vívida y científica generalización sobre la ley del desarrollo de las cosas, describiéndola como “un desarrollo que procede, por así decirlo, en espirales, no en línea recta”. En muchas de sus obras importantes, el Presidente Mao ha expuesto y elaborado incisivamente este brillante pensamiento de Lenin. El Presidente Mao ha señalado: “Los eventos tienen sus giros y no siguen una línea recta”. (Sobre la guerra prolongada). Reflexionando sobre la ley del desarrollo de la lucha de clases, ha dicho: “Provocar disturbios, fracasar, provocar disturbios de nuevo, fracasar de nuevo, y así hasta la ruina: ésta es la lógica de los imperialistas y de todos los reaccionarios del mundo frente a la causa del pueblo, y ellos no marcharán nunca en contra de esta lógica. Esta es una ley marxista”. “Luchar, fracasar, luchar de nuevo, fracasar de nuevo, volver a luchar, y así hasta la victoria: ésta es la lógica del pueblo, que tampoco marchará jamás en contra de ella. Esta es otra ley marxista”. (Desechar las ilusiones, prepararse para la lucha). Esta enseñanza del Presidente Mao señala los dos resultados diametralmente diferentes para los imperialistas y reaccionarios por un lado y para el pueblo revolucionario por el otro; también señala que es inevitable un curso tortuoso de desarrollo en la lucha entre las fuerzas revolucionarias y las fuerzas contrarrevolucionarias. La interrupción y el fracaso de los contrarrevolucionarios y el fracaso y el éxito del pueblo revolucionario son dos aspectos que están interrelacionados y pueden transformarse el uno en el otro. La aparición alterna de estos dos aspectos en el curso de la lucha revolucionaria es una manifestación concreta de la ley del desarrollo en espiral.

¿Por qué las cosas se desarrollan en espirales? Porque en cada cosa hay una contradicción entre lo nuevo y lo viejo, y los dos aspectos de la contradicción están unidos y al mismo tiempo opuestos entre sí, impulsando así el desarrollo de las cosas. El curso de desarrollo de las cosas de una etapa inferior a una etapa superior es aquella en la que las cosas nuevas se desarrollan a través de la continua derrota de las viejas. Para conquistar lo viejo y reemplazarlo, una cosa nueva está destinada a encontrar una fuerte resistencia de lo viejo; sólo por medio de repetidas y feroces luchas puede la nueva cosa crecer en fuerza y elevarse al predominio, y sólo así la vieja cosa puede ser debilitada y forzada a perecer gradualmente. Por lo tanto, a pesar de que la dirección general del desarrollo de las cosas es un movimiento hacia adelante de una etapa inferior a una etapa superior, no puede avanzar en línea recta. El fenómeno inevitable en el proceso real de desarrollo es que hay giros y vueltas de diverso grado en un momento u otro. El Presidente Mao ha dicho: “Como cualquier otra actividad en el mundo, la revolución siempre sigue un camino tortuoso y nunca recto”. (Sobre las tácticas contra el imperialismo japonés). Esto se debe a que hay un proceso de desarrollo para que las fuerzas revolucionarias crezcan y para que las fuerzas contrarrevolucionarias perezcan, y no es posible que las primeras derroten y aniquilen completamente a las segundas de la noche a la mañana. Esto también se debe a que la cognición de las leyes objetivas, el salto del reino de la necesidad al reino de la libertad, requiere un proceso de acumulación de experiencia, de sin experiencia a tener experiencia, de menos experiencia a más experiencia. Solo mediante comparaciones repetidas entre experiencias positivas y negativas se puede lograr una comprensión correcta de la ley del desarrollo de la revolución y aplicar conscientemente esta ley para cumplir las tareas revolucionarias.

El desarrollo en espiral solo se aproxima a una serie de círculos, pero cada ciclo no es una simple repetición del anterior y no regresa a donde comenzó. Como resumió el presidente Mao: “con cada ciclo, el contenido de la práctica y del conocimiento se eleva a un nivel más alto”. (Sobre la práctica) Superficialmente, los reveces y los zigzags parecen salirse del camino correcto, pero en realidad cada vez que se retrocede o se supera un giro, invariablemente se acompaña de una victoria y un progreso, lo que lleva la cosa a una nueva etapa. En comparación con la etapa anterior, cada nueva se lleva a un plano comparativamente más alto y de ninguna manera regresa al lugar original. La unidad de los opuestos, la progresividad y la tortuosidad del desarrollo de las cosas, constituyen el complicado movimiento en espiral. El punto de vista de que las cosas se desarrollan en línea recta niega la naturaleza tortuosa del desarrollo de las cosas, y el punto de vista de que las cosas se mueven en círculo niega la naturaleza progresiva del desarrollo de las cosas; ambos niegan la unidad dialéctica de la naturaleza progresiva y tortuosa, y conducirán inevitablemente al atolladero metafísico.
Imagini pentru RED DE BLOGS COMUNISTAS

La historia del desarrollo de la sociedad humana en los últimos miles de años es una historia de desarrollo en espiral llena de vueltas y revueltas. Las revoluciones en el pasado, ya sea el reemplazo del sistema esclavo por el sistema feudal, o el reemplazo del sistema feudal por el sistema capitalista, involucraron docenas o cientos de años de luchas repetidas y tortuosas centradas en el progreso y el retroceso, la restauración y la contra-restauración. Dado que el reemplazo de un sistema de explotación por otro sistema de explotación implicó un proceso de desarrollo, la revolución socialista en la que el socialismo triunfa sobre el capitalismo y en la que la eliminación definitiva del sistema de explotación y de las clases es su objetivo, no será de ninguna manera una tarea fácil. Las luchas involucradas serán más tortuosas y prolongadas que las de cualquier revolución anterior y hay que hacer grandes esfuerzos. Las luchas involucradas serán más tortuosas y prolongadas que las de cualquier revolución anterior y se deben realizar enormes esfuerzos. El presidente Mao nos ha enseñado: “Todo lo que sea nuevo tiene que crecer en medio de dificultades y vicisitudes. No es más que una ilusión el creer que la causa del socialismo es como navegar siempre viento en popa, empresa de éxito fácil en la que no se tropieza con dificultades, ni se sufre vicisitudes ni se requiere inmensos esfuerzos”. (Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo). El presidente Mao dijo esto en 1957. La práctica en los últimos 17 años ha aumentado enormemente nuestra comprensión de este punto de vista. Después de la toma del poder político por el proletariado, las clases reaccionarias derrocadas se niegan a aceptar su derrota. Están obligadas a salir a participar en sabotajes y disturbios para recuperar su “paraíso” perdido y buscar agentes en las filas del Partido Comunista como sus representantes políticos para organizar su regreso. Además, la revolución socialista en el ámbito de la superestructura será más ardua que antes debido a los miles de años de influencia de las ideas tradicionales de las clases explotadoras. Tomará un período de tiempo considerablemente largo decidir la cuestión de quién triunfará, el proletariado o la burguesía, en las esferas política e ideológica. La lucha de clases y la lucha de dos líneas en casa siempre se coordinan con la lucha de clases en el extranjero. Las clases domésticas enemigas están obligadas a trabajar mano a mano con los imperialistas y socialimperialistas y causar problemas cada vez que tengan la oportunidad de hacerlo. Por lo tanto, después de la toma del poder político, el proletariado se enfrenta a la difícil tarea de fortalecer la dictadura del proletariado, consolidar la alianza obrero-campesina, unir a los pueblos de diversas nacionalidades y persistir en continuar la revolución bajo la dictadura del proletariado. Queda mucho trabajo por hacer. El proletariado debe resumir las experiencias positivas y negativas en las luchas prolongadas y repetidas y continuar profundizando su comprensión de la ley de la revolución socialista y la construcción socialista. Solo así podrá superar las dificultades y las obstrucciones en el camino del avance, derrotar a la burguesía y a todas las demás clases explotadoras y realizar el comunismo.

Curso del desarrollo en zigzag de la causa socialista de China

Nuestra causa socialista en los últimos 25 años se ha desarrollado a lo largo de un curso zigzagueante en la lucha entre las dos clases, los dos caminos y las dos líneas. En la Segunda Sesión Plenaria del Séptimo Comité Central del Partido Comunista Chino en 1949, el presidente Mao señaló claramente las principales contradicciones nacionales e internacionales en el período de la revolución socialista y previó la naturaleza prolongada y compleja de la lucha entre el proletariado y la burguesía. De esta manera, trazó una línea correcta y estableció los pasos básicos y varios principios y políticas para la transición de la revolución de nueva democracia a la revolución socialista.

En los años inmediatamente posteriores al nacimiento de la Nueva China, el Partido dirigió al pueblo de todo el país en la rehabilitación de la economía nacional y en la realización de los movimientos san fan y wu fan (el movimiento contra los tres males -la corrupción, el despilfarro y la burocracia- y el movimiento contra los cinco males -soborno de los trabajadores del gobierno, evasión de impuestos, robo de la propiedad del Estado, engaño de los contratos del gobierno y robo de información económica para la especulación privada-). Propone la línea general para la industrialización socialista y la transformación socialista de la agricultura, la artesanía y la industria y el comercio capitalistas, y pone en marcha el Primer Plan Quinquenal (1953-57) para la construcción socialista. El vigoroso desarrollo de la revolución y la construcción socialista llenó de alegría y júbilo al pueblo de todo el país, pero al mismo tiempo provocó un odio y un miedo amargo por parte de los enemigos de clase en el país y en el extranjero.

Los arribistas burgueses Kao Kang y Jao Shu-shih, que se habían metido en el Partido en una alianza antipartido, llevaron a cabo actividades conspirativas, tratando en vano de dividir a nuestro Partido, usurpar el poder supremo del Partido y el Estado y obstruir el avance del socialismo. El Presidente Mao condujo a todo el Partido a exponer y destruir a tiempo la alianza antipartido Kao-Jao y reunió a todos los militantes del Partido y al pueblo de todo el país para lograr un resurgimiento de la transformación socialista de la propiedad de los medios de producción.

La burguesía, sin embargo, no aceptó su derrota. Aprovechando la campaña de rectificación de 1957, lanzó otro ataque furioso contra el Partido. Esto demostró plenamente que, sólo con la revolución socialista en el frente económico, el sistema socialista bajo la dictadura del proletariado aún no era seguro y que era imperativo llevar a cabo una revolución socialista a fondo en los frentes político e ideológico. Bajo la dirección de la tesis del presidente Mao sobre la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado, la nación inició una vigorosa lucha para derrotar a los derechistas burgueses y rechazó una vez más los ataques frenéticos a gran escala de la burguesía, dando así un gran impulso al rápido desarrollo de la revolución y la construcción socialista.

Tras resumir las experiencias, tanto positivas como negativas, de la construcción socialista en el país y en el extranjero, el presidente Mao propuso la línea general de “apuntar alto y hacer todo lo posible por lograr mayores, más rápidos, mejores y más económicos resultados en la construcción del socialismo”. De ahí la excelente situación marcada por el gran salto adelante en la economía nacional y el establecimiento de las comunas populares en 1958. Pero la lucha en las esferas política e ideológica siguió siendo muy intensa. En el Encuentro de Lushan de 1959, la camarilla antipartido de Peng Teh-huai salió al campo, atacando frenéticamente la línea general, el gran salto hacia adelante y la comuna popular en un esfuerzo inútil por dividir a nuestro Partido y frenar la avalancha de socialismo. El Presidente Mao dirigió a todo el Partido para que se enfrentara a la embestida y aplastara a la camarilla oportunista de la derecha de Peng Teh-huai, cuyas conspiraciones fracasaron.

Con la profundización diaria de la revolución socialista, la camarilla renegada Liu Shao- chi se volvió loca llevando a cabo actividades contrarrevolucionarias. Durante el período en que China tuvo dificultades económicas temporales debido a tres años sucesivos de desastres naturales y sabotaje por parte de la camarilla renegada revisionista soviética, Liu Shao-chi y sus seguidores proclamaron abiertamente y empujaron la línea revisionista de san zi yi bao (la extensión de parcelas para uso privado, la extensión de los mercados libres), el aumento de las pequeñas empresas con responsabilidad exclusiva por sus propias ganancias o pérdidas, y la fijación de cuotas de producción basadas en los hogares individuales) y de san he yi shao (la liquidación de la lucha contra los imperialistas, los reaccionarios y los revisionistas modernos, y la reducción de la asistencia y el apoyo a las luchas revolucionarias de los pueblos de varios países). No escatimaron esfuerzos en sus actividades criminales para restaurar el capitalismo en las esferas política, ideológica y económica.

En la Décima Sesión Plenaria del Octavo Comité Central de nuestro Partido en septiembre de 1962, el Presidente Mao resumió la experiencia histórica de la dictadura del proletariado en el país y en el extranjero, presentó de manera más completa la línea básica del Partido para todo el período histórico del socialismo y lanzó el gran llamado: “Nunca olvidar las clases y la lucha de clases”. Inmediatamente después, el presidente Mao inició el movimiento de educación socialista a escala nacional, criticó la línea burguesa reaccionaria de Liu Shao-chi que era de “izquierda” en su forma pero de derecha en esencia, puso en marcha la revolución en la ópera de Pekín y otros campos culturales y artísticos, y lanzó la crítica de Hai Jui, despedido de su cargo (una mala ópera diseñada para revertir el veredicto contra los oportunistas de derecha), inaugurando así la gran revolución cultural proletaria.

Los reveses y los zigzags de las luchas de la Gran Revolución Cultural Proletaria fueron aún más conmovedores. Bajo la dirección del Presidente Mao, todo el Partido y el pueblo de todo el país, habiendo roto todo tipo de obstáculos y atravesado arduas luchas, finalmente aplastó el cuartel general burgués con Liu Shao-Chi como su cabecilla. Pero la lucha no terminó allí.

El arribista y conspirador burgués Lin Piao, que “se alojó por un tiempo” en el Partido, saltó para continuar las actividades contrarrevolucionarias de Liu Shao-chi. Negó la Gran Revolución Cultural Proletaria, atacó las nuevas cosas socialistas y conspiró para lanzar un golpe de estado armado contrarrevolucionario, subvertir la dictadura del proletariado y restaurar el capitalismo, todo en un vano esfuerzo por volver a convertir la Nueva China socialista en la China semifeudal y semicolonial de antaño. Con profunda perspicacia, el Presidente Mao vio todo esto y condujo a todo el Partido a desenmascarar a tiempo a la camarilla antipartido de Lin Piao y a aplastar sus maquinaciones contrarrevolucionarias para restaurar al capitalismo siguiendo el precepto de Confucio de “contenerse y volver a los ritos”.

El propósito del actual movimiento de profundización de la crítica a Lin Piao y Confucio es precisamente repudiar a fondo a la camarilla antipartido de Lin Piao y su línea revisionista, criticar las doctrinas de Confucio y Mencio, la ideología de las clases reaccionarias decadentes promovidas por Lin Piao, consolidar y desarrollar los tremendos logros de la Gran Revolución Cultural Proletaria y fortalecer aún más la dictadura del proletariado. La experiencia histórica ha demostrado que todas y cada una de las victorias en la causa socialista se han obtenido a través de repetidas luchas. La revolución socialista en los días venideros, como en el pasado, avanzará a lo largo de un curso en espiral en la lucha de clases y la lucha entre las dos líneas.

Superar el punto de vista metafísico del desarrollo de la historia en línea recta

Para observar y analizar la situación de la lucha revolucionaria desde el punto de vista de que la historia se desarrolla en espirales, es necesario eliminar el punto de vista metafísico que sostiene que la historia se desarrolla en línea recta. Señaló Lenin: “El conocimiento del hombre no es (respectivamente, no sigue) una línea recta, sino una línea curva, que se aproxima infinitamente a una serie de círculos, a una espiral”. (En torno a la cuestión de la dialéctica). En la lucha de clases, mirar los problemas en línea recta significa “todo lucha y ninguna alianza” o “todo alianza y ninguna lucha”. Según las directrices del Presidente Mao y a la luz de la experiencia histórica de nuestro Partido, el Décimo Congreso del Partido nos recordó una vez más la necesidad de oponerse e impedir estos dos tipos de unilateralidad. Si uno no sabe que hay altibajos, tensión y relajación en el curso de la lucha y que el proceso de alianza involucra luchas contra cosas reaccionarias, tendencias divisorias e ideas erróneas, uno no entiende la ley del desarrollo en espiral. El Presidente Mao señaló en el período de la Guerra de Resistencia contra Japón: “Hoy, nuestra política de frente único nacional antijaponés no es ni de mera alianza sin lucha, ni de mera lucha sin alianza, sino que combina la alianza y la lucha”. (A propósito de nuestra política). Para dirigir cualquier gran lucha de clases y lucha de dos líneas hacia la victoria, es esencial tener una buena comprensión sobre esta política marxista. La fórmula “unidad-crítica-unidad” se ajusta a la ley del desarrollo en espiral y es un método importante para resolver correctamente las contradicciones en el seno del pueblo. Estas contradicciones y las que existen entre nosotros y el enemigo son dos tipos diferentes de contradicciones. El conocimiento que tienen las diferentes personas entre el pueblo no siempre es el mismo, pero pueden unirse sobre la base del marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung a través de la crítica o la lucha y al distinguir lo correcto de lo erróneo en asuntos de línea. Y sólo logrando la unidad se puede implementar la línea correcta y superar la línea errónea. Negar la existencia de contradicciones en el pueblo y enfatizar la unidad por sí sola, pero negar la lucha, por supuesto, perjudicará la causa revolucionaria. Del mismo modo, confundir los dos tipos diferentes de contradicciones, enfatizando sólo la lucha pero negando la unidad, y no conocer la relación dialéctica entre la lucha y la unidad y la importancia suprema de la unidad revolucionaria también perjudicará la causa revolucionaria. Ambas tendencias son manifestaciones de ver los problemas en línea recta y van en contra de la ley del desarrollo en espiral. Estas dos tendencias han ocurrido en la historia de nuestro Partido y han ocasionado pérdidas a la causa del Partido. Por lo tanto, debemos prestarles atención y tener siempre presente la experiencia histórica de una tendencia que cubre a la otra.

Durante la Guerra de Resistencia contra Japón, el Presidente Mao utilizó la rutina diaria como comer y dormir como ejemplo para dar una ilustración profunda de lo que se entiende por dialéctica. A los que tenían ideas equivocadas y no entendían la relación dialéctica entre luchar heroicamente y abandonar el territorio temporalmente para aniquilar a las tropas enemigas, dijo el Presidente Mao: “Comer y luego evacuar, ¿no es esto comer en vano? Dormir y luego levantarse, ¿no es esto dormir en vano? ¿Pueden formularse así las preguntas? Creo que no”. (Sobre la guerra prolongada). Ver las cosas en línea recta es de hecho una forma metafísica de pensar y es como “comer sin vaciar las entrañas” y “dormir sin levantarse”. Cualquiera que utilice esta forma de pensar para observar las cosas inevitablemente no ve cuál es la esencia y cuál es la apariencia, cuál es la corriente principal y cuál es el afluente, cuál es la parte y cuál es el todo. Esta forma de pensar conduce a un optimismo ciego y a la pérdida de vigilancia cuando la revolución se desarrolla con éxito, y a la indolencia, la impotencia, el pesimismo y el desaliento cuando la revolución se enfrenta a dificultades y giros y vueltas. Sólo utilizando el punto de vista dialéctico del desarrollo en espiral se pueden percibir los inevitables retrocesos y zigzags en el desarrollo de la revolución, y sólo de esta manera se puede percibir la inevitable victoria de la revolución incluso cuando ésta experimenta giros y vueltas, discernir la orientación en las luchas agudas y complicadas, tomar la iniciativa en la lucha y guiarla en el curso de su desarrollo para obtener la victoria.

Los retrocesos y los giros de la lucha revolucionaria tienen un doble carácter. A la vez que traen dificultades transitorias a la revolución, al mismo tiempo preparan el camino para éxitos aún mayores para la causa revolucionaria. El pueblo revolucionario siempre tiene que ser educado y templado con ejemplos positivos y negativos. Son los retrocesos y los giros de la lucha los que nos educan y templan con el ejemplo negativo; después de resumir correctamente la experiencia y extraer lecciones de ella, creamos las condiciones para obtener victorias aún mayores en la causa revolucionaria. El fracaso de la Primera Guerra Civil Revolucionaria en 1927 fue una lección profunda para el pueblo chino, que le permitió comprender la enorme importancia de que el proletariado tomara la dirección en sus propias manos y agarrara la verdad marxista de que “el poder nace del fusil”. Guiado por la línea revolucionaria proletaria del Presidente Mao, nuestro Partido dominó las tres principales armas mágicas (el frente unido, la lucha armada y la construcción del Partido) de la revolución china, encontró el camino correcto para rodear las ciudades desde las zonas rurales y la captura final de las ciudades, e impulsó la revolución china a una nueva etapa de su desarrollo. Estas experiencias históricas son de una riqueza inestimable para el pueblo revolucionario. El Presidente Mao a menudo les dice a los cuadros del Partido que tengan en cuenta la experiencia y las lecciones de los muchos éxitos y fracasos en la historia de nuestro Partido; al hacerlo, nos está enseñando a aprender a analizar y manejar correctamente los retrocesos y las vueltas y revueltas en el camino de la revolución desde el punto de vista de la dialéctica materialista y a comprender que esas vueltas y revueltas son inevitables en el desarrollo de la historia. Cuando hemos estudiado cómo las clases reaccionarias en el pasado llevaron a cabo una restauración y cuán tortuosa fue la lucha para consolidar el nuevo sistema social, podemos entender mejor la importancia de consolidar la dictadura del proletariado e impedir la restauración del capitalismo hoy en día.

Las vueltas y revueltas no pueden detener el avance de la revolución

Imagini pentru REVOLUCION CHINALos retrocesos y las vueltas y revueltas en el camino de la revolución son sólo remolinos, grandes y pequeños, en el largo río de la historia y tienen poca importancia. En lo que respecta a todo el curso de la historia, el avance y el ascenso constituyen la corriente principal y la esencia de las cosas, mientras que los giros y los retrocesos son sólo ramas y fenómenos transitorios. El proletariado está obligado a derrotar a la burguesía; el socialismo está obligado a triunfar sobre el capitalismo; el marxismo está obligado a prevalecer sobre el revisionismo; ésta es la tendencia general establecida del desarrollo de la historia. El Presidente Mao ha señalado: “El mundo está progresando, el futuro es brillante y nadie puede cambiar esta tendencia general de la historia”. (Sobre las negociaciones de Chungking). Cualquier retroceso o giro, incluso la regresión y la repetición de la historia por un tiempo, sólo puede afectar el ritmo del desarrollo histórico, pero no puede detener el avance de la historia ni cambiar la dirección de su desarrollo. Tanto en el pasado como en los tiempos modernos, ha habido innumerables reveses y giros en el desarrollo de la historia. Desde Confucio (551-476 a.C.) hasta Yuan Shih-kai (1859-1916) y Chiang Kai-shek, y desde Chen Tu-hsiu hasta Wang Ming, Liu Shao-chi y Lin Piao, todos fueron reaccionarios nadando contra la corriente de la historia. Ninguno de ellos logró dar marcha atrás al reloj de la historia. En vez de eso, cada uno de ellos levantó una piedra para dejarla caer sobre sus propios pies y terminó en la autodestrucción.

Creemos firmemente que ningún cambio o giro de ningún tipo puede obstruir el avance de la causa de la revolución; esta creencia se basa en el punto de vista histórico-materialista de que “el pueblo, y sólo el pueblo, es la fuerza motriz que hace la historia del mundo”. En todo momento el pueblo es el dueño de la historia y siempre quiere hacer la revolución. Dirigidas por el presidente Mao, las amplias masas son firmes en tomar el camino del socialismo. La clase obrera, los campesinos pobres y medios, los comandantes y combatientes del Ejército Popular de Liberación de China, los cuadros revolucionarios y los intelectuales revolucionarios tienen un profundo sentimiento proletario por el Partido y el Presidente Mao y un enorme entusiasmo por la causa socialista. Siempre y cuando tengamos una fe firme en las masas y confiemos en ellas, podremos superar cualquier retroceso o giro y superar cualquier tipo de dificultad. Tanto en el país como en el extranjero, todos los enemigos de clase tratan de subvertir nuestra dictadura del proletariado y cambiar nuestro sistema socialista aprovechándose de los reveses o giros que aparecen en el avance de nuestra causa revolucionaria, pero todo en vano. Esto se debe a que nuestra causa revolucionaria defiende los intereses fundamentales del pueblo y se ha ganado la aprobación y el apoyo de las masas.

“El que sea correcta o no la línea ideológica y política lo decide todo”. También creemos firmemente que ningún cambio o giro de ningún tipo puede impedir el avance de la causa revolucionaria porque nuestra revolución se lleva a cabo bajo la dirección de la línea marxista-leninista correcta. La línea revolucionaria proletaria del presidente Mao es el producto de la integración del marxismo-leninismo con la práctica concreta de la revolución china; es la garantía fundamental para ganar la victoria en la revolución. Gracias a la línea revolucionaria proletaria del presidente Mao derrotamos al imperialismo y a los reaccionarios del Kuomintang con Chiang Kai-shek como cabecilla, nos apoderamos de las armas y tomamos el poder político y obtuvimos grandes victorias en la revolución y la construcción socialista. Cuando dominó una línea errónea, hubo retrocesos y giros en nuestras luchas, causando graves daños a la causa revolucionaria e incluso llevando la revolución al fracaso; pero cuando domina la línea correcta, los retrocesos o giros que aparecen en el curso de nuestra lucha son sólo parciales y temporales, y no son difíciles de eliminar. Por lo tanto, bajo la guía de la línea correcta, los logros son siempre primarios y la situación es siempre excelente. Nuestro Partido, los órganos del Estado y el Ejército Popular de Liberación pueden resistir cualquier tormenta después de haber pasado por pruebas en luchas prolongadas. Después de ocho años de templarse en la Gran Revolución Cultural Proletaria, la dictadura del proletariado en nuestro país se consolida como nunca antes. Mientras fortalezcamos la unidad revolucionaria, sigamos la línea revolucionaria proletaria del presidente Mao, distingamos y manejemos correctamente los dos tipos de contradicciones, haremos que la excelente situación revolucionaria sea aún más excelente. “Aunque la perspectiva es brillante, el camino tiene vueltas y revueltas”. Esta es una conclusión científica extraída de la suma de innumerables experiencias históricas, y ha sido verificada en la práctica.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...