11 de febrero de 2011

El demócrata Mubarak huye

El primero ha abandonado Egipto ¿pero, y el segundo?
Se fue el demócrata amigo de occidente. El pueblo egipcio ha echado al peon del imperialismo, Hosni Mubarak, que ha servido fielmente a los intereses de Estados Unidos, la Union Europea e Israel en el estrategico pais norteafricano.

Los medios de propaganda se empeñan en acusarle ahora, de repente, como si no existieran las hemerotecas, de "dictador", "mano de hierro",  "el último faraon" y otra serie de adjetivos con los que intentan esconder la verdadera razón de la salida del pueblo árabe a la calle: su hartazgo de que sean otros los que les gobiernen a través de títeres "democráticos", y de que estos se enriquezcan con la connivencia de las potencias del "mundo libre" mientras sus multinacionales saquean el pais.

Mubarak "ha huido", es decir, hablando claro, ha sido destituido con la intención de poner a otro similar que siga haciendo lo mismo cuando los trabajadores egipcios se calmen. La cuestion es, ¿habrá llegado ya la hora de que los pueblos empiecen a dejar de tragarse los mismos cuentos de siempre?

El pueblo egipcio no solo se jugaba en esta lucha la salida de Mubarak, el dictador que hasta hace unos dias fue demócrata para occidente, pues otros le sustituiran si al final el combate no continua hasta que la definición de los significantes la llenen solamente de significado los propios ciudadanos, y ningun títere les venda mas gato por liebre, democracia por dictadura, libertad por sumisión.

2 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Esto tiene toda la pinta de ser otra farsa. En absoluto pongo en duda las buenas intenciones y el coraje del pueblo egipcio, pero me mosquea que esta revuelta sea aplaudida hasta por el ABC cuando la historia de Egipto está plagada de revueltas que han sido acalladas sistemáticamente por la prensa.
Seguramente los servicios de inteligencia de EE.UU. y Europa están alimentando y a la vez domesticando la revuelta. Mubarak no se hubiese ido si no se lo hubiesen exigido quienes hasta ayer le protegían. Quizá la "transición" se haga a través de Suleyman.
Es curioso que un golpe de Estado se contemple como algo liberador. A USA ya no le interesan este tipo de tiranos que, aunque son aliados inquebrantables de sus intereses, tienen cierto carisma y pueden resultar imprevisibles en momentos concretos. Por ejemplo, Mubarak, al estilo de Hussein en Irak, protegía mediante el estado el inmenso patrimonio arqueológico de su país. Pero ése es un pastel que se escapa a las multinacionales, que expoliarían las valiosas antigüedades para hacerlas pasar a través del mercado negro, a manos privadas, como está ocurriendo en Irak.
Este cierto nacionalismo que representan estos dictadores carismáticos, aunque resulte triste, suele gozar del apoyo de parte de la población, y del ejército. De hecho, las ciudades del sur, menos urbanas, y el campo no se han levantado hasta última hora y de forma muy tibia.
EE.UU. desea una nueva estrategia para Oriente Medio y el mundo en general: servir directamente a las transnacionales sin intermediarios y desarticular las infraestructuras estatales por débiles que sean. En este sentido, necesita a títeres como Karzai o al-Maliki, que no tienen apoyo de la población porque surgen de elecciones fraudulentas, ni del ejercito, que está controlado directamente por la OTAN. Creo, en fín, que los egipcios no están siendo conscientes de esto -siempre con excepciones- al igual de como la mayoría de los españoles no fueron conscientes de que pasaban de las manos de un tirano a las garras del capitalismo durante la "transición."
Saludos.

Jose Luis Forneo dijo...

Dizdira, tienes razon. En realidad para el capitalismo y sus medios de propaganda no importa realmente si un presidente es o no dictador, sino cómo de bien facilita sus intereses. En el caso de Mubarak, hasta ahora respetado y apoyado por Occidente e incluso miembro de la Internacional Socialdemocrata, como nuestro ZP o Tony Blair, pienso que le hubiera mantenido en el poder bastante mas tiempo, pero la lucha popular ha hecho que le sacrifiquen en interes de cambiar las cosas superficialmente para dejarlo todo igual. Ahora el pueblo egipcio es cuando tiene que demostrar por qué luchaba realmente: si por un cambio de dictador o por tomar el poder en sus manos. Ya veremos.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...