17 de enero de 2010

Avatar, ¿ciencia ficcion?

Anoche pude ver la famosa película de Cameron, tan publicitada por críticos cinematográficos y por todo tipo de propaganda colateral (suicidios de adolescentes, criticas del capo vaticano, conocido como papa, denuncias de plagio, y etc...).

La verdad es que, como me esperaba, no me parecio una película que destaque por unos efectos especiales extraordinarios, quiza porque no la vi en 3D ya que era una copia piratilla, y su argumento es similar al de tantas otras aventuras hollywoodenses, como Bailando con Lobos, El ultimo Samurai, y cualquier otra que aplica el típico esquema de hombre blanco y conservador que se infiltra en los enemigos indigenas y que al final acaba convencido de que los buenos no son los norteamericanos (algo que es de perogrullo sin tener necesidad de convivir con los sioux o con los samurais, y mucho menos con los extraterrestres del planeta Pandora).

En realidad, Pandora es un eufemismo de la tierra, pues lo que sucede en este planeta imaginario ha tenido lugar en incontables ocasiones en el nuestro: la potencia militar y economica capitalista en busca de nuevas materias primas arrasa con las culturas, civilizaciones y pueblos que se ponen en su camino. Lo hicieron los españoles, los ingleses, los franceses y lo han llevado a su extremo delirante los enfermos mentales de la Casa Blanca.

Sin embargo, la nueva película de Cameron tiene una variación destacable, que quizas es lo que crea tanto desasosiego en los espectadores: la capacidad de evitarlo que tienen los pueblos si estos se unen ante el invasor criminal, que antepone el beneficio económico a la vida de otros seres vivos, en realidad a la propia supervivencia del planeta. Asi, y en contra de otras peliculas del estilo, el final no es la destrucción inevitable de la inigualable e insustituible civilizacion antigua, que era admirable pero que debe de dejar paso a los nuevos tiempos. Ahora los malos, los capitalistas (que en el fondo se identifican a la perfeccion con los marines que llegan a Pandora para destruirla), pueden ser derrotados, como lo fueron en Vietnan, como lo estan siendo en Afganistan, como lo seran en Iraq (en el fondo los marines jamas han ganado una guerra sobre el suelo, aunque con sus aviones puedan destruir todo lo que deseen).

Tras ver la pelicula, que ya he dicho que no me parecio espectacular en cuanto a lo que la propaganda la aclama (efectos especiales, tecnica, etc...), me quede con la sensacion de que no se trataba de ciencia ficcion, sino que era una representacion un poco exagerada de la misma realidad que vivimos: los habitantes de Pandora podrian ser perfectamente iraquis o afganos que unidos derrotan al babeante mostruo egoista ansioso por conseguir mas materias primas para engordar a sus elites.

Los genocidios contra pueblos y civilizaciones en nombre del progreso (otro eufemismo que significa enriquecimiento de los dominantes) han teñido de sangre toda la historia de nuestro planeta, mientras las elites expolian sin medida alguna todos sus recursos. En Pandora, un planeta como la tierra, autoregulado, con una especie de conciencia divina que controla la estabilidad de la vida, la llegada de los monstruos terrestres para saquear y destruir pone en riesgo la salud de toda la biosfera y la union de sus habitantes tan solo es una respuesta natural a esa agresion grotesca en nombre del capital.

En la Tierra las cosas no son tan faciles, porque es el hombre el que tiene que darse cuenta de la necesidad de union contra aquellos que anteponen el beneficio a la vida, aunque en nuestro planeta el capital ya ha construido estrategias para hacer creer al esclavo que es parte del grupo de los amos. Asi, los dominantes tienen de su parte a gran parte de los sometidos, convencidos por todo tipo de manipulaciones propagandisticas, de que los poderosos son sus amigos y que ambos estan en el mismo equipo, y esto imposibilita la union que tiene lugar en Pandora.

En una de las escenas, el coronel de las tropas invasoras capitalistas le pregunta al protagonista humano, aquel que ha convivido con los nativos para traicionarles pero al final se ha convertido en uno de ellos: "¿qué se siente tras traicionar a tu raza?", como si ambos tuvieran los mismos intereses. Y es que en realidad tanto el coronel como Jake, ese es el nombre del "traidor", se creen parte del mismo equipo que el de aquellos que les mandan a expoliar el planeta, aunque en realidad ninguno de ellos comparte ni sus privilegios ni sus intereses reales. Jake ve la realidad cuando se aleja de la atmosfera ideologica de los invasores, y comparte la vida natural y sincera de los "salvajes", pero el coronel hasta el final sigue creyendose parte de los intereses de aquellos que anteponen a la vida del planeta Pandora, pero también a la del propio coronel, los beneficios capitalistas.

En definitiva, solo la guerra ante los capitalistas puede vencerlos y hacer que los pueblos mantengan su propia soberania y universo. Toda una llamada a la insurrección, a la unidad de los pueblos frente al sistema uniformizador. En el fondo, Cameron hace un llamado a la insurgencia, a la toma de las armas como unica via para recuperar la libertad (y en este caso los buenos no estan destinados a ser arrastrados por el avance de los tiempos). "Avatar" nos deja un mensaje de responsabilidad, no solo ante nuestra propia forma de vida, sino ante la salud del planeta: "nosotros somos los que tenemos que actuar frente a aquellos que nos destruyen, la responsabilidad es solo nuestra".

Asi que no me extraña que el papa se haya enfurecido, o que muchos de los espectadores se sientan mal ante su propia rendición. Todos tenemos un enemigo comun, aunque nos intenten convencer de que es de los nuestros: el capitalismo criminal. Y quedarnos en casa contemplando como ejecuta sus crímenes, agresiones contra otros que son en realidad contra nosotros mismos, nos convierte en complices, en cobardes, en esclavos.

Quizás la tierra (nuestra realidad) solo necesita que nos decidamos a abrir sin miedo nuestra propia caja de Pandora.

8 comentarios:

C. Marat dijo...

Me gustó mucho tu análisis, aunque a mi sí me parecieron espectaculares los efectos especiales (porque yo la vi en el cine).

Anónimo dijo...

LA REALIDAD SIEMPRE SUPERA A LA FICCION!!!

Corvus dijo...

A mi personalmente me gusto mas la historia ,los efectos bueno no están mal,pero la historia de resistencia me agradó,también me recordó lo que este pasando en algunas selvas por compañías mineras etc..Aunque la deprecación se puede extrapolar a muchas situaciones ,como los marines haciendo el trabajo sucio a las grandes compañías .
En fin un llamado a la conciencia.

Pedro Jose Madrigal Reyes dijo...

Los efectos quizás son más apreciables en tres dimensiones, pero al margen de ese trabajo tecnológico, el tema que toca es el que hoy está a punto de colapsar, de destruir al planeta, el mismo motivo por el que el 25% de las especies del planeta están en peligro de extinción, la misma razón por la que Haití, hoy está al borde del precipicio… agravado por los desastres naturales…
Solo hay un responsable, capitalismo.

Dizdira Zalakain dijo...

A mí esta peli me daba mal rollo, precisamente por la promoción bestial al estilo Coca-Cola y por la trayectoria personal de Cameron, con sus películas babosas y sus documentales amarillistas.
Todavía tengo en mente el engendro de documental -por llamarlo de alguna manera- "El Éxodo descifrado" en colaboración con el payaso sionista de Simcha Jacobovici. Si quieres flipar un poco con esta magufada fundamentalista, te dejo el link.

http://video.google.es/videoplay?docid=4937848154794947776&ei=2HhUS8KDHJfW-Aaej72QDQ&q=cameron+la+biblia+&hl=es&view=3&client=firefox-a#

De todos modos, como me fío de tu criterio, voy a verla -aunque no pienso pagar un duro a la industria (lo siento, Sinde.)

Jose Luis Forneo dijo...

Dizdira, no te creas que es una pelicula de las que hacen historia. Al contrario, y salvo por una conclusion personal mia, que no se si es muy objetiva o no, solo es interesante el final. Podrias pasar muy bien si ella, pero si la ves recuerda que no es nada del otro mundo, y que el mensaje que yo me he dado a mi mismo no se si es realmente el que pretende Cameron o, por el contrario, solo desea entretenernos un poquito y llenarse los bolsillos (que sera lo mas probable).

Salud

ana maria parente dijo...

Me extraña que un autèntico luchador por la causa de la izquierda SE INTERESE REALMENTE POR TODO ESTE REAL IMPERIALISMO MUNDIAL.
Al fin y al cabo con estas producciones estàn manteniendo el verdadero imperialismo con la plata de los pobres"quebrados"que estàn soportando la crisis.

ana maria parente dijo...

Jose Luis:palabra santa la tuya.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...