15 de enero de 2010

La ultraderecha gobierna en Vic (y no solo alli)

El gobierno municipal de la localidad barcelonesa de Vic, formado por CIU, PSC y ERC, ha decidido que los inmigrantes sin papeles no tienen derecho a la sanidad, y que es hora de acabar con el derecho a la asistencia universal sancionado por la tan defendida Constitución Española cuando interesa.

Esta decisión, tomada por un partido de derechas, CIU, y por dos que se autodefinen como de "izquierdas", PSC y ERC, no es mas que una medida que si se tiene que definir como algún modo es como de ultraderecha, como racismo.

La intención del gobierno municipal (CiU, PSC y ERC) es aplicar para el empadronamiento los mismos criterios que el Estado aplica para las personas que quieren entrar en España. Hasta ahora, cualquier extranjero extracomunitario que quería censarse en Vic lo hacía como en cualquier otro pueblo o ciudad del Estado; es decir, con el pasaporte y algún documento que acreditase la residencia en el municipio. Pero, tal y como ha ratificado en varias ocasiones Vila dAbadal, el alcalde, esos criterios están a punto de cambiar. A partir de ahora, y basándose en la modificación del artículo 25 de la Ley de Extranjería, cree necesario presentar un visado, un permiso de trabajo o uno de residencia.

Con esto se pretende que los llamados inmigrantes (que también son personas, aunque esto se olvide demasiado a menudo) se queden sin el derecho a la sanidad gratuita y universal que tienen todos los residentes (empadronados) en nuestro pais. Es decir, que estos trabajadores que han venido a España a enriquecer a miles de empresarios que no encontraban entre los nacionales empleados, y que han llenado las arcas de la seguridad social de las que nos beneficiamos todos, ademas de ganar menos que nadie y vivir en peores condiciones, se queden sin derecho a ir al médico.

Por muchas vueltas que se le de no se encuentra otra explicación a la pretendida norma: es una nueva expresión de la ultraderecha que se extiende por Europa y que se disfraza a veces de izquierdismo. El objetivo, tratar a una parte de los ciudadanos como inferiores, crear exclusion, division, y desprecio, y garantizar un enemigo para canalizar el creciente hartazgo social ante la corrupción, el fracaso economico y la poca soberania de las antiguas naciones como España ante el "gobierno mundial".

Lo mas indignante desde mi punto de vista es la actitud de ERC, ya que de CIU o del liberal Partido "Socialista" no se puede esperar mucho mas, despues de sus constantes rebajas de los derechos sociales, su estrategia represora contra la disidencia, y su politica anti-inmigración sancionada con la nueva ley de extranjeria.

Sin embargo, ERC, partido que enarbola la bandera de la república y de las libertades parece que no ha dejado atras todavia la burguesia de sus elites, a pesar de sus bases. Un partido que deja sin derechos a trabajadores porque no sean españoles, o catalanes, o porque su empresario no les haya hecho un contrato de trabajo no puede llamarse "izquierdista". En todo caso, al que habria que dejar sin derecho a ir al médico es al ladron que se aprovechaba del inmigrante para lucrarse a su costa.

Los intentos para dejar a los inmigrantes sin papeles (vuelvo a repetir, seres humanos como nosotros) sin derechos, tienen su tiempo. A finales de 2003, unos meses antes de dejar el Gobierno, el PP intentó no empadronar a los sin papeles. Lo hizo de otra manera: reformó la Ley de Extranjería para permitir que la Policía tuviera acceso a los datos del padrón para detectar a los sin papeles. Miles de inmigrantes dejaron de inscribirse entonces por miedo a ser expulsados de España.

Precisamente, los más críticos contra la medida fueron el PSC y ERC, los mismos que hacen hoy lo mismo pero sin dar rodeos, directamente. Y es que los hechos hablan mas claro que las mismas palabras, y dejan a todos en sus sitio: en este caso en el mismo, en la ultraderecha.

2 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Precisamente, la última reforma de la ley de extranjería aprobada por el PSOE ha creado la suficiente ambigüedad legal como para que iniciativas como estas sean posibles al penalizar con sanciones graves el empadronamiento de un inmigrante en un domicilio en el que no resida. Hasta hace poco, ONGs como SOS Racismo empadronaban a los inmigrantes en su propia sede social para que pudiesen acceder a la sanidad pública. Ahora esto está penalizado con multas cuantiosas. Esto, unido a la creación del caldo de cultivo necesario que identifique a los inmigrantes con delicuentes o terroristas, así como con la idea de que vienen a robarnos los puestos de trabajo y los servicios sociales, hace que la indiferencia de la población sea absoluta. De aquí al pogromo hay un paso muy corto.
Salud.

Jose Luis Forneo dijo...

El paso hacia un posible progromo, como dices, es cada vez mas sutil, y de hecho el trato a los inmigrantes en aeropuertos o centros de internamiento son muy cercanos a lo que sucedia con los extranjeros en los tiempos algidos del fascismo (ahora el fascismo todavia sigue enmascarandose como democracia, aunque cada vez enseña mas el hocico).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...