8 de enero de 2010

La trampa del lobo

El presidente impuesto por las ilegítimas elecciones de Honduras, Porfirio Lobo, por fin desvelo que se dispone a cerrar la trampa que desde el golpe de estado contra el gobierno de Mel Zelaya, el 28 de junio pasado, se ha ido tendiendo.

Con la escusa de la "reconciliación nacional" (¿de qué nos suena esta expresión en España?) se pretende la perpetuación de la situación creada tras el acto criminal contra el presidente y el pueblo hondureño y, por supuesto, el perdon de los participantes en él, entre ellos el mismo Porfirio Lobo, que se puso del lado del ejercito desde los primeros momentos de la asonada.

"El Estado debe mandar un mensaje claro de que hay un perdón, de que todos los actos y hechos que se deriven del 28 de junio de parte del Estado hay un perdón para unificar y reconciliar a la familia hondureña", expresó el presidente del régimen golpista (maquillado insuficientemente por unas elecciones fraudulentas, tanto porque se desarrollaron bajo la amenaza de las pistolas como por la risible cantidad de hondureños que votaron).

Tanto el Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado como el presidente constitucional, Mel Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, rechazan la amnistía -que el Congreso pretende aprobar esta semana-, porque supone un aplauso a la via militar para cambiar a los gobiernos discolos ante Washington (el director de orquesta que ha ido diseñando toda la celada) y porque beneficia a todos los fascistas que llenaron sus manos de sangre y cometieron todo tipo de violaciones de derechos humanos.

El que se pretende futuro gobernante de Honduras minimizó los crímenes y violaciones a los derechos humanos cometidos por el régimen del dictador Roberto Micheletti, como no podia ser de otra forma ya que en el fondo le aplaude en su actitud golpista y en su manera de mantenter al pueblo sometido.

Con la nueva decisión del lobo hondureño (un nuevo perro de presa con correa norteamericana), se cierra el círculo que el grupo terrorista CIA y el gobierno que le apoya elaboraron desde los despachos de Washington y Tegucigalpa para acabar con otra democracia que estaba sacando demasiado los pies del tiesto, y que iba tomando un rumbo alejado de la sumisión al imperio.

Un ejemplo que crea mucho desasosiego, puesto que el exito (aunque sea muy relativo) de las maniobras en Honduras puede estender la fórmula hacia otros paises díscolos. De momento, ya se habla de Paraguay la trampa se puede ir cerrando sobre cualquiera.

2 comentarios:

Corvus dijo...

Si la verdad que triste,y demostrando que algunas cosas no cambian ,o cuestan de cambiar ,ni con premios nobeles de la "paz",es una vergüenza que aun continúen pasando esto ,y países supuesta mente democráticos ,lo apoyan.
Que mundo.

Pedro Jose Madrigal Reyes dijo...

Descaradamente pretenden promover un auto indulto que beneficia únicamente a los golpistas, mientras en las calles de Honduras los que se resisten, siguen siendo asesinados…, con el beneplácito de todos esos pueblos que callan ante la barbarie…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...